Carnaval en Navarra: tiempo de misticismo y tradición - 05/02/2019

Carnaval en Navarra: tiempo de misticismo y tradición - 05/02/2019


Communiqué de presse de 05 févr. 2019

Carnaval en Navarra: tiempo de misticismo y tradición

Color, atuendos legendarios y una algarabía constante llenan cada punto del territorio navarro hasta finales del mes de marzo. Con arraigadas costumbres ancestrales, especialmente la mitad norte de la Comunidad Foral cuenta con multitud de personajes mitológicos vinculados al carnaval



Carnaval de Lantz

No es hasta casi finales del mes de marzo cuando el amplio elenco de personajes representantes del carnaval no desaparecen hasta el año próximo en Navarra. La salida de los Ioaldunak (los que hacen sonar los cencerros) y los Zanpantzar en Ituren y Zubieta hace unos días dio el pistoletazo de salida a uno de los momentos más mágicos del territorio Foral. Fiesta declarada Bien de Interés Cultural, estos personajes ataviados con pieles de oveja, abarcas, enaguas de puntillas, pañuelos al cuello, gorros cónicos con cintas de colores (ttuntturroa) y un hisopo de crines de caballo en su mano derecha, desfilan por estos dos pueblos de la comarca de Malerreka (al sur del Bidasoa) anticipándose a un carnaval que tiñe de magia y color el territorio navarro.
Acompañando a los Ioaldunak van los Mozorroak, en un impresionante estrépito provocado por los grandes cencerros que estos personajes se colocan en la cintura.

También fue declarado Bien de Interés Cultural el carnaval de Lantz, una fiesta en torno a Miel Otxin, un bandido que es capturado y quemado en un espectáculo lleno de leyendas en torno al fuego. Un personaje vestido de campesino y con la tradicional faja roja navarra anudada a la cintura, también ataviado con el clásico gorro cónico, que este año saldrá a las calles entre el 3 y el 5 de marzo.

En Altsasu/Alsasua, su carnaval presume de haber sido declarado Bien de Interés Turístico. Aquí los llamados Momotxorros (personajes ataviados con grandes cornamentas y crines de caballo cubriéndoles las caras) saldrán los próximos 3, 5 y 9 de marzo. Brujas, mascaritas (vecinas del pueblo), Juantramposos (Personajes rellenos de hierba seca) y un macho cabrío completan el desfile de carnaval en esta localidad.

En Aoiz los chicos desfilarán los próximos  2 y 5 de marzo con el atuendo del Cascabobos, personajes con el típico gorro o ttuntturro de cintas de colores, campanillas atadas al cuerpo y un antifaz cubriéndoles el rostro. Un desfile (kalejira) que cuenta además con su propia colecta de huevos y txistorra (puzkabiltza) con la que se “purifica” la calle “Maldita”, donde según cuenta la tradición, se produjo un asesinato hace más de 70 años, permaneciendo cerrada desde entonces. Es por ello que durante el tiempo del carnaval en Aoiz la calle se abre para que los Cascabobos desfilen por ella portando antorchas, y en el que se quema a los populares personajes Ziriko y Kapusai (protagonistas de aquel suceso).

Otro punto “estratégico” del carnaval en Navarra es Bera, donde del 28 de febrero al 4 de marzo hombres y mujeres se intercambiarán los papeles en el desfile conocido como Inude ta Artzaiak. Los hombres se visten de nodrizas y las mujeres de pastores, desfilando en parejas por las calles de esta localidad, caracterizada por su hidalguía.

Del 3 al 5 y el 9 de marzo, Goizueta también sacará sus personajes a las calles. En este caso, dos carboneros son los protagonistas de su desfile, con sus pellejos (zagis) rellenos de vino a la espalda y persiguiendo con ellos a las mujeres.

En Lesaka, los Zaku – Zaharrak se introducen en sacos llenos de paja con la cara cubierta de pañuelos. En su paseo por el pueblo, el próximo 3 de marzo portarán pizontziak (vejigas infladas) con las que “golpean” a la gente al caer la tarde. También los acompañan las Mairuak, mujeres ataviadas con sombreros de los que cuelgan cintas de colores y los Goitarrrak, mujeres y hombres vestidos de blanco con boina (txapela) y jersey rojo con cascabeles.

Carnaval rural en Estella-Lizarra y Zona Media

Bajando a la ciudad de Estella-Lizarra, dos fechas marcan el carnaval en esta zona. Por un lado, el sábado 23 de febrero de 2019 por la mañana se saca a Aldabika, un personaje al que acompañan por toda la ciudad los llamados Palokis. Un desfile que concluye en la Plaza de los Fueros donde se quema al famoso personaje y al que acompañan los vecinos de Estella–Lizarra con vestimentas tradicionales del carnaval rural. 

Por su parte, el sábado 2 de marzo los estelleses y estellesas se visten con los más variados disfraces, completando el carnaval en esta localidad.


Cuenca de Pamplona, Caldereros y Quema de Mari Trapu

En la capital navarra, el carnaval llega el fin de semana del 2 y 3 de marzo. Esos días, Pamplona emula las costumbres de las tribus gitanas que antaño acudían a la ciudad para vender sus productos en carnaval. En la conocida fuente de la calle Navarrería, se quema a la muñeca Mari Trapu, un personaje que representa a la jefa de los francos, que en el siglo XII saqueó y arrasó el burgo de dicha calle. El ritual de la quema hace honor a la muerte de la jefa franca, que no pudo salvarse del incendio en su torre.

Tudela y Ribera, Zipoteros y caramelos

Bajando al sur de Navarra, también el fin de semana del 1 al 3 de marzo el carnaval inunda las calles de Tudela. El mismo viernes 1 se celebra el Día del Zipotero, un personaje con máscara que arroja caramelos para los más pequeños de la casa. A las 20:30 del viernes 1 el desfile recorrerá la localidad de Tudela, al que generalmente le sucede una larga noche de algarabía y color por parte de los más jóvenes.