binter

¡Navarra te da la bienvenida!

Gracias a Binter podrás descubrir los contrastes de esta región desde su capital, Pamplona.


Si has llegado hasta aquí es porque quizás ¿sientes curiosidad por descubrir este nuevo destino de Binter? Si es así, vamos contarte en cuatro pinceladas lo que Navarra y su capital Pamplona pueden ofrecerte y ¡esperamos dejarte con las ganas de conocernos!

Empezamos por lo básico. Navarra es una comunidad ubicada en el norte de España, a un paso de Donostia/San Sebastián, de Bilbao y su Guggenheim, o de localidades francesas con tanto encanto como Biarritz o San Juan de Luz. El tamaño de Navarra es muy manejable y dispone de buenas comunicaciones, lo que nos permite recorrerla de norte a sur en menos de dos horas. Y en su centro geográfico está Pamplona, su capital, que seguro que te suena por sus mundialmente conocidas fiestas de San Fermín.

Navarra tiene una variedad geográfica bastante sorprendente para ser tan pequeña, y eso nos ofrece algo muy rico: una gran variedad de paisajes, que han perfilado pueblos, caracteres, lenguas, gastronomía y tradiciones muy diversas que se han sabido conservar con mimo a través de los tiempos.



UNA BONITA CAPITAL

¡Aquí llegarás con tu vuelo de Binter y Navarra estará encantada de recibirte!

En Pamplona, ciudad de unos 200.000 habitantes, podrás disfrutar de un casco antiguo bonito y cuidado, lleno de tiendecitas y de ambiente tanto de día como de noche; de parques y jardines, pues existen muchas zonas verdes; de murallas centenarias Patrimonio de la Humanidad, de coquetas iglesias medievales, y de una agenda de lo más entretenida. Te proponemos acercarte a la plaza del Castillo, centro neurálgico de la ciudad, y perderte por las calles del entorno. Y por supuesto, no abandones la ciudad sin probar sus deliciosos pinchos, una tradición de Pamplona de toda la vida, pero que ahora nos ofrece tanto propuestas tradicionales como innovadoras delicias de alta cocina en miniatura… 

 



NORTE DE BOSQUES Y VALLES

A partir de Pamplona podrás dirigirte hacia el norte y descubrir las distintas caras del Pirineo: desde la más agreste del valle de Roncal hasta el apacible valle de Baztan. En los valles pirenaicos descubrirás pueblos pintorescos muy bien conservados, recios caseríos en los que podrás alojarte si te gusta el turismo rural, multitud de senderos y vías verdes y frondosos bosques de hayas, abetos o robles, como la selva de Irati, Bertiz o Quinto Real. Además te esperan gargantas sobrevoladas por impresionantes buitres como las de Lumbier o Arbaiun, y ríos y nacederos de aguas turquesas como las del Urederra. Un placer para los sentidos si eres amante de la naturaleza.


ARTE Y CAMINO DE SANTIAGO

En el centro del Pirineo, y en la legendaria localidad de Orreaga/Roncesvalles, se encuentra la puerta del Camino de Santiago de España, pues aquí empiezan la mayor parte de los caminantes su periplo hacia Compostela. Y en el entorno del camino navarro, que pasa por Pamplona y atraviesa la Zona Media de la comunidad, encontrarás iglesias románicas y góticas como la enigmática Eunate, pueblos camineros como Puente la Reina o Estella-Lizarra y antiguos monasterios en los que todavía pueden escucharse cantos gregorianos.

 



LA ZONA MEDIA

Es en esta zona de transición donde el paisaje se suaviza y da paso a suaves colinas cubiertas en muchos casos de cereal o de viñedos. Y es que en Navarra el vino tiene mucho que decir. De ahí que existan dos Denominaciones de Origen: Navarra y Rioja. Es aquí donde también encontraremos algunos de los hitos imprescindibles de la región. Uno es el Castillo de Olite, un esbelto palacio gótico, y otro, el Castillo de Javier, una versión más guerrera en la que nació el patrón de Navarra, San Francisco Javier.


LA RIBERA

¿Y qué nos queda por conocer? La Ribera de Navarra, ubicada en el sur de la comunidad. La Ribera suena a llanura regada por el río Ebro; suena a extensas huertas donde brotan las verduras que le han dado fama internacional, aclamadas por el propio Ferrán Adrià; suena a Tudela su capital, en la que convivieron las culturas judía, árabe y cristiana y cuyo patrimonio da fe de ello. Y también suena a un sorprendente parque natural desértico, las Bardenas Reales, cuyas formaciones y aspecto lunar lo han hecho escenario de multitud de películas, una de las últimas ha sido Juego de Tronos.
 



Y LA GASTRONOMÍA…


Para terminar de conquistarte decirte que en Navarra dicen que se come muy bien ¿Y qué te vamos a decir nosotros? ¡Que vengas a comprobarlo!

Te proponemos el siguiente viaje gastronómico: empieza con un aperitivo y disfruta del ambiente de los pinchos de la capital. Para el primer plato viaja al sur y saborea sus delicadas verduras: espárragos, pimientos, corazones de alcachofa, menestra, pochas… Para el segundo, recorre los pastos del norte, porque de allí saldrán deliciosos chuletones y menús de sidrería, además de contundentes quesos como los que ostentan la D.O. Roncal e Idiazabal. Además, las zonas de pasa de aves, también te ofrecerán ricos platos de caza y hongos, sobre todo en el otoño. Y todo ello regado con los deliciosos vinos de la región y un broche de lo más digestivo, una copa de pacharán, nuestro licor más preciado.

Lo mejor de todo es que no tendrás que moverte mucho para componer el menú ya que encontrarás estos platos en gran parte de los restaurantes de Navarra.


Y antes de despedirnos, solo nos queda decirte que somos muchas las navarras y navarros que hemos disfrutado de tus preciosas islas, y que ahora, te cedemos el turno. Te abrimos la puerta de nuestra casa y te damos la bienvenida de corazón.

¡Esperamos verte pronto y que disfrutes de tu estancia!


** Reserva tu vuelo con .