Propuestas turísticas


29 set 14

Disfrutar del Día Mundial de las Aves en Navarra en un entorno espectacular a vista de pájaro

Navarra ofrece unas condiciones óptimas para la observación de aves, tanto por la gran variedad de especies presentes como por la infinidad de espacios naturales que alberga. Por ello la Comunidad Foral constituye un auténtico paraíso para los amantes de la ornitología, ya que incluso a pesar de no ser una región muy extensa, goza de una notable diversidad natural.



Coincidiendo con la celebración del Día Mundial de las Aves del próximo 27 de septiembre y aprovechando el otoño, la mejor época del año para disfrutar de los pájaros, se celebran en Navarra las Jornadas de las Aves.

El municipio de Figarol ha preparado para la ocasión una proyección audiovisual sobre ornitología y una excursión a la Laguna Dos Reinos para el domingo 28 de septiembre.

Asimismo, en el Parque Natural de Bertiz y Baztan se organiza desde el 3 al 5 de octubre unas interesantes jornadas con actividades sobre murciélagos, talleres, anillamientos y visitas al parque con paseo guiado incluido.

Para más información e inscripciones a las Jornadas de las aves:
http://navarra-al-natural.blogspot.com.es/
(Juan Goñi: 628 649 249 – info@navarraalnatural.com)

Un sinfín de especies habitan los cielos de Navarra

La situación geográfica de Navarra (entre el mar Cantábrico, el valle del Ebro y los Pirineos) y su peculiar relieve favorecen la existencia de distintos hábitats, desde bosques frondosos a áridas estepas pasando por altas y escarpadas montañas. Esta pluralidad de paisajes se traduce en un sinfín de especies de aves que habitan en los cielos de la comunidad navarra. Además, en muchas áreas confluyen dos o más hábitats, lo que eleva la riqueza avifaunística y multiplica las posibilidades de disfrute para el observador de aves.

Se trata de uno de los puntos de mayor riqueza ornitológica de la Península Ibérica. Por este motivo, el Departamento de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales del Gobierno de Navarra creó Birding Navarra, un club que promociona y desarrolla el turismo ornitológico en la Comunidad Foral. A través de esta iniciativa existe una selección de lugares recomendados para la observación de aves, complementados con una serie de servicios profesionales de hostelería, guías y agencias integrados en el proyecto.

También cuenta con un punto de información para el turista ornitológico, la Red de Información Ornitológica, que consta de diferentes Puntos de Información Ornitológica repartidos por toda la geografía Navarra, una oficina Central de la red que centraliza y distribuye la información, y una web con información detallada sobre el turismo ornitológico en la Comunidad Foral.

Los mejores lugares para la observación de aves

Estos lugares han sido elegidos por reunir un buen número de especies de aves interesantes, ofrecer buenas condiciones de observación, accesos fáciles y por permitir la observación sin molestar ni poner en riesgo a las aves. Además, todos ellos reúnen muchos otros valores naturales (fauna, flora y geología) y son de gran belleza paisajística:

• El Parque Natural del Señorío de Bertiz: 2.040 hectáreas de exuberante vegetación en el Pirineo occidental navarro a orillas del río Bidasoa. Abarca la cuenca de la regata Arantsoro. Cubierto en su mayoría por bosques atlánticos con alto grado de naturalidad. En su mayoría son hayedos, aunque también hay manchas de robledal de roble pedunculado, marojal y melojar y alisedas. Este espacio es Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) y Parque Natural.

Podemos encontrar aves residentes de la zona de gran belleza: milanos reales, buitres leonados, lechuzas o zorzales.

• Robledales de Ultzama-Basaburua: espacio calificado como LIC, Lugar de Importancia Comunitaria, que incluye el Área Natural Recreativa del Bosque de Orgi, un robledal de 80 Ha. acondicionado para su visita.

Este amplio valle se caracteriza por tener zonas bajas con campiñas, robledales y laderas cubiertas con melojar y hayedo, factor que hace de este lugar un espacio óptimo para el hábitat de muchas especies como búhos, ánades azulones, zampullines, milanos reales, busardos ratoneros, tórtolas turcas o estorninos, entre otros muchos.

• Parque Natural Sierra de Urbasa-Andia: constituye otra de las áreas de gran interés ornitológico, donde alternan prados y frondosos hayedos. La característica peculiar está  en sus laderas, ya que la norte es marcadamente atlántica, mientras que la ladera sur tiene un carácter mucho más mediterráneo, lo que hace de este espacio un lugar idílico para la observación de aves.

Durante todo el año conviven cientos de aves: herrerillos, carboneros garrapinos, trepadores azules, agateadores, arrendajos, urracas, chovas piquigualdas, chovas piquirrojas, cornejas negras, cuervos, estorninos pintos, gorriones o pinzones.

• Al fondo del valle de Luzaide/Valcarlos se encuentran los collados de Ibañeta y Lindux. Su estratégica posición geográfica en el extremo occidental de los Pirineos lo convierte en uno de los mejores puntos para la observación de aves en migración activa de Europa occidental.

Algunas de las especies que pueden verse son quebrantahuesos, buitres leonados, águilas reales, cárabos, pitos reales ibéricos, picamaderos negros, picos picapinos, picos dorsiblancos, cucos, vencejos, alondras, cormoranes grandes, garzas reales, cigüeñas negras, cigüeñas blancas, ánsares, milanos reales, alimoches, halcones peregrinos o búhos campestres.

• Irati-Abodi es otra zona de los Pirineos muy atractiva para el avistamiento de aves, a la cabecera del río Irati, con un complejo de profundos valles y gargantas que lo alimentan y sierras circundantes, entre las que destaca la de Abodi.  Este espacio está dentro del Lugar de Importancia Comunitaria y ZEPA "Orreaga/Roncesvalles-Selva de Irati", que incluye la Reserva Natural de "Mendilatz" y la Reserva Integral de "Lizardoia".

Destacan 5 puntos de observación extraordinarios dentro de este espacio: el Circuito de la Cruz de Osaba, el Alto de Tapla y sendero "Altos de Abodi",  el Sendero "Senda del río Urbeltza", el Sendero "Los Paraísos-Erlan" y el sendero "Azalegi", en los cuales pueden verse aves como águilas reales, quebrantahuesos, chochas perdices, lavanderas cascadeñas, reyezuelos sencillos y listados, carboneros palustres, arrendajos, cornejas, verderones serranos, camachuelos y escribanos montesinos.

• El Valle de Belagua es el ecosistema pirenaico más relevante del Valle de Roncal, en cuyo interior se encuentra la Reserva Natural de Larra, que acoge el más singular y representativo de los ecosistemas pirenaicos y constituye uno de los parajes morfológicos kársticos más impresionantes de Europa.

En este hermoso paraje para los amantes de la naturaleza y las aves pueden observar especies como picamaderos, alondras, lavanderas blancas, lavanderas cascadeñas, mirlos acuáticos, chochines, acentores, petirrojos, colirrojos tizones, tarabillas, roqueros rojos, mirlos, zorzales charlos, currucas capirotadas, mosquiteros ibéricos, papamoscas grises, alcaudones dorsirrojos o verdecillos, entre cientos de especies más.

• Quebrantahuesos, buitres leonados, cigüeñas, nidos en bravos escarpes son algunas de las aves y sorpresas presentes en el recorrido Arbaiun-Lumbier, en  la reserva natural de Foz de Lumbier.

Dos profundas foces (gargantas) con cortados de hasta 300 m de altura talladas por los ríos Salazar e Irati en las estribaciones de la Sierra de Leire. Los alrededores están conformados por un amplio valle con cultivos cerealistas y monte bajo mediterráneo o carrascales. Aparecen bosques caducifolios y pinares de pino albar en las zonas altas de Arangoiti (Sierra de Leire).

• La Comarca de Sangüesa no sólo es famosa por pertenecer a la Ruta Jacobea por su patrimonio histórico-artístico. También es un enclave natural interesante para aquellos amantes de la ornitología. Un punto de interés imprescindible para realizar la observación es el sendero de Rocaforte.

En la zona se pueden observar especies como la totovía, la alondra común, la lavandera, el mirlo acuático, el chochín, el acentor, el petirrojo, el colirrojo tizón, la tarabilla, el roquero rojo, la culebrera, el aguilucho pálido, el aguilucho cenizo, la aguililla calzada, el alcotán, la codorniz, el chorlitejo, los andarríos, la paloma zurita, la tórtola, el cuco y el autillo, entre cientos de especies más.

• El Camino de las Cañas está catalogado como Reserva Natural y Zona de Especial Protección para las Aves. Es un paraje ideal para avistar aves acuáticas.

Desde el observatorio de Aves El Bordón pueden observarse especies como el ánade azulón, el zampullín, el somormujo lavanco, la garceta, la garza real, la cigüeña blanca, la cuchara, el porrón europeo, el martinete, la garcilla bueyera, la garza imperial, la cigüeña negra, la espátula, la cerceta o el pato colorado.

• Otra área de interés ornitológico se encuentra en Sotos del Arga, un tramo del río Arga a su paso por Falces y Peralta. Poblado por una gran vegetación, este espacio incluye el Enclave Natural del "Soto de la Muga" y la Reserva Natural de "Sotos Gil y Ramal Hondo".

En este paraje pueden avistarse aves como el cetia ruiseñor, el cistícola buitrón, la curruca capirotada, el reyezuelo listado, el mito, el herrerillo, el carbonero, el agateador, el pájaro moscón, el chorlitejo, la tórtola, el cuco, el autillo, el vencejo, el abejaruco, la abubilla, el torcecuello, el avión zapador, el avión roquero, el ánsar, el tarro blanco, el silbón, el ánade friso, la cerceta, la cerceta carretona o la cuchara.

• En la zona media de Navarra se encuentra una Reserva Natural, Zona de Especial Protección para las Aves y Humedal de Importancia Internacional, denominada Laguna de Pitillas. Es el segundo embalse natural de Navarra y el primero como estación de paso para aves migratorias.

En esta zona se avistan somormujos lavancos, garcillas bueyeras, halcones peregrinos, currucas rabilargas, avetoros comunes, calandrias, cogujadas montesinas, pájaros moscones y otras muchas especies.

Observación de aves en una Reserva de la Biosfera

Las Bardenas Reales, parque natural de belleza salvaje declarado desde el año 2000 como Reserva de la Biosfera por la UNESCO cuya flora y fauna es más propia del desierto africano que del norte peninsular.

En este enclave existen tres senderos recomendados: Sendero "Peña El Fraile" la ruta de "Plana de la Negra y Santuario de Sancho Abarca"  y la ruta automovilística de "La Blanca". Gracias a ellos puede descubrirse la grandeza de este paisaje, en el que conviven aves como el tarro blanco, la garceta, la garcilla bueyera, la cigüeña negra, el silbón europeo, el ánade friso, el ánade rabudo, la cuchara común, el pato colorado, el porrón, la grulla, la cigüeñuela, la avoceta, el chorlitejo grande o el chorlito carambolo, especies que ofrecen singulares movimientos y sonidos que trasladan al visitante a un mundo de tranquilidad.


Para más información, consulte la página www.turismonavarra.es o llame al teléfono de información turística 848 420 420.