Propuestas turísticas


21 lug 14

En Navarra también se puede navegar

Navarra cuenta con diversos embalses donde la navegación y la práctica de deportes acuáticos es habitual a lo largo del año, especialmente en los meses cálidos. Los más habituales son los embalses de Yesa y Alloz, situados en la Zona Media. También se puede optar por los ríos, repartidos entre la zona del Pirineo, la Zona Media y la Ribera



Los visitantes pueden realizar desde tranquilos paseos en embarcaciones preparadas, hasta actividades más atrevidas como kayak, piragüismo, esquí náutico, surf, windsurf y vela.

El Embalse de Alloz estrena grandes mejoras para este verano

El embalse de Alloz ubicado entre los municipios de los Valles de Yerri y Guesálaz se construyó en 1930. Ocupa una superficie de 930 hectáreas y tiene capacidad para almacenar 84 Hm3 de agua. Es el segundo embalse en importancia de Navarra, después de Yesa.

El entorno del embalse de Alloz, ha sido y sigue siendo, un punto de encuentro de gran cantidad de visitantes, no solo de la Comarca de Tierra Estella sino de Navarra en general. Tan solo el Embalse de Alloz como recurso turístico,  recibió  en 2013, 80.000 visitas, registrándose un incremento del 20% con respecto al año anterior.

Cabe destacar la renovación que sufrió en 2013, gracias al Gobierno de Navarra y al programa Leader con el fin de conseguir la bandera azul. Para ello, se mejoraron las prestaciones del embarcadero situado junto al camping; se creó una playa artificial y se construyó una pasarela que enlaza la orilla con una isla.

Se trata de un lugar fantástico para disfrutar de los deportes náuticos, la pesca o, simplemente, para relajarse en un mar de agua, alimentado por el río Salado y rodeado de un valioso patrimonio natural  de quejigales, pastizales, matorral y pinos. Lugar especial en cualquier época del año, sobretodo en verano, donde bañarse en sus refrescantes aguas turquesas, descansar bajo alguno de sus árboles o surcar el embalse a bordo de una embarcación a vela, resulta una de las experiencias más inolvidables de este precioso enclave natural.

El embalse es una zona muy conocida para los practicantes del surf y del windsurf. Punto de concentración para éstos, debido a los vientos que soplan en esta zona, óptimos para la realización de los deportes de vela.

La mayor superficie navegable de Navarra, el Embalse de Yesa

Al pie de la Sierra de Leyre, una gran mancha verde y azulada se extiende a lo largo de 10 kilómetros de longitud dando color a un paisaje en el que predominan quejigales, hayedos y pinares que anuncian la cercanía de los Pirineos. Situado en término municipal de Yesa y alimentado por el río Aragón, es la mayor superficie navegable de Navarra. Conocido como el “Mar del Pirineo” ofrece la posibilidad de pasear en embarcaciones, pescar y realizar deportes náuticos. Cuenta con 10 km. de longitud, anchuras de 1 y 2,5 km. y almacena un total de 470 hectómetros cúbicos de agua.

El cierzo o viento del norte, entra fuerte y racheado desde la sierra y convierte al embalse en un lugar idóneo para practicar actividades acuáticas como la vela ligera, el windsurf, el esquí acuático o el pilotaje de lanchas motoras.

Ríos navegables para todos según el nivel

Los ríos de Navarra ofrecen al visitante un especial atractivo para la práctica de deportes acuáticos, ya que los paisajes por los que discurren crear diferentes relieves y enclaves que permiten variantes en el recorrido. En el norte, sus aguas surcan los valles y las foces del Pirineo, en la Zona Media atraviesan ciudades centenarias y en el sur deambulan tranquilos entre las huertas de la llanura ribera.

La característica más reseñable de los ríos navegables es que en su mayoría son de aguas tranquilas, permitiendo a aquellos que quieran iniciarse en la práctica de los deportes a hacerlo de forma segura. Para los más expertos y atrevidos, también existen rutas donde poder realizar la actividad de forma libre y también, con monitores, descenso de cañones.

En el Pirineo existen regatas en sus principales ríos: el Urrobi, el Irati, el Areta, el Salazar y el Esca; en la vertiente cantábrica, el Bidasoa también posibilita el hacer rutas con una menor dificultad que los pirenaicos; en la Zona Media y la Ribera, los ríos son más voluminosos lo que asegura que se pueda navegar durante todo el año, destacando los ríos: Ega, Arakil, Arga, Aragón y el Ebro.

Cada tramo de río requiere diferentes técnicas y dificultades, por lo que todos los públicos tendrán la posibilidad de navegar en alguno de ellos según su grado de conocimiento.

Además, en los ríos de Navarra existen zonas naturales para el baño, concretamente diez, que son: la balsa de la Morea, en Beriáin; “La Presa”, en el río Esca, en Burgui; “La Presa”, en el río Aragón, en Carcastillo; “La Pileta”, en el manantial de agua salada de Estella; “Pieza Redonda”, en el embalse de Alloz, en Lerate (Guesálaz); el barranco de la Foz de Benasa, en Navascués; el río Anduña, en Ochagavía; la balsa El Pulguer, en Tudela; el río Uztárroz, en la localidad del mismo nombre, y el lugar “La Central”, en el río Urederra, en Zudaire.


Para obtener más información sobre turismo en Navarra accede a su web www.turismo.navarra.es o llame al teléfono de información turística 848 420 420