Propuestas turísticas


20 dec 12

Navarra apuesta por un turismo inclusivo, adaptado y accesible

Disfrutar del turismo sin obstáculos en Navarra es posible. Los entornos naturales de deslumbrante belleza que tiene la Comunidad Foral, sus valles, las Bardenas Reales, sus parques naturales, sus frondosos bosques y sus espacios verdes son accesibles para todas las personas, tengan o no alguna discapacidad. Esto se explica por la voluntad del Gobierno de Navarra y del sector privado de fomentar un turismo inclusivo: turismo adaptado, accesible y sostenible para todos.



Sendero en el Bosque de Orgi

 Desde hace algunos años, las personas con discapacidades tanto físicas como psíquicas pueden disfrutar del turismo en Navarra, gracias a las adaptaciones realizadas en lugares públicos y privados. Se trata tanto de una apuesta de responsabilidad social como de una forma de atraer también al 10% de europeos que cuenta con algún tipo de discapacidad.
  
Naturaleza sin barreras

El Parque Natural del Señorío de Bertiz, el Rincón de Belagua, el embalse de Leurtza y el bosque de Orgi, en Los Pirineos; además de la Laguna de Pitillas, en la Zona Media, y la Vía Verde del Tarazonica, en La Ribera, son algunos de los espacios que cuentan con senderos adaptados que permiten a las personas con alguna discapacidad conocer los atractivos naturales navarros.

Turistas con problemas de movilidad, con visión reducida o invidentes pueden rodearse de paisajes idílicos y llenos de vegetación. Uno de los rincones más atractivos es el sendero sensorial de 450 metros que se ubica en el Parque Natural del Señorío de Bertiz. Diseñado para experimentar capacidades sensoriales, el itinerario, que se encuentra en el Jardín Histórico-Artístico, es especialmente recomendable para personas con dificultades visuales ya que dispone de una cuerda de seguimiento en un lateral del recorrido. Además, existen diversos elementos que acercan la naturaleza a personas con estas discapacidades, como trompetas auditivas que ayudan a escuchar los sonidos amplificados que ofrece la naturaleza; lanzaderas táctiles para tocar elementos de la naturaleza y otros senderos adaptados.

El embalse de Leurtza, situado en el noroeste navarro, también dispone de un sendero adaptado de dos kilómetros que recorre el perímetro del embalse interior. El camino está habilitado para el uso de sillas de ruedas y cuenta con un sistema de carril izquierdo dirigido a los invidentes. Asimismo, el recorrido cuenta con paneles informativos en Braille.

Para quienes prefieran la montaña, es muy recomendable el Rincón de Belagua a través de “El Sendero de los sentidos”, preparado para entrar en contacto con la naturaleza a través del olfato y el oído.

Cerca de Pamplona, en el Valle de Ultzama, el bosque de Orgi es otro de los rincones que ha eliminado sus barreras arquitectónicas. También lo ha hecho la Laguna de Pitillas, una reserva natural de 216 hectáreas, ubicada en la Zona Media, que cuenta con recorridos adaptados.

Finalmente, en La Ribera, la Vía Verde del Tarazonica es una forma diferente de sentir, ver y disfrutar del paisaje de la región, con recorridos perfectamente adaptados.

Rutas por Navarra, sin obstáculos

Navarra Adentro, empresa dedicada al diseño y comercialización de rutas por la Comunidad Foral, propone una ruta con todos los servicios totalmente adaptados para que las personas con discapacidad física, disfruten de los atractivos de Navarra en toda su plenitud.

Se organizan durante todo el año y van desde 150 euros por persona (ruta de fin de semana, 2 noches) y 290 euros por persona (ruta de 4 días y 3 noches). *Grupos a partir de 20 personas (menos consultar).
En estas rutas se puede disfrutar de actividades y experiencias como admirar el paisaje lunar del desierto de las Bardenas Reales de Navarra; realizar una sesión de equino-terapia en una finca de la Ribera; y pasear por Tudela, una de las ciudades de origen islámico más importantes de España. También este recorrido permite conocer la histórica ciudad de Pamplona y sus murallas, donde podremos realizar el recorrido del encierro con un auténtico corredor; respirar el aire puro de los verdes valles del Baztán, tanto en el Bosque de Orgui como en el Museo Santxotena; y, por supuesto, disfrutar de la exquisita gastronomía Navarra en los restaurantes adaptados a lo largo de la ruta.

Alojamientos para todos

Navarra, además, cuenta con una oferta de varios alojamientos preparados para los turistas con algún tipo de discapacidad. Asimismo, cada vez hay una mayor sensibilidad por la accesibilidad y son muchos los alojamientos que actualmente están trabajando para adaptar sus infraestructuras.

Destaca la propuesta del Hotel Ruralsuite de Cascante, complejo calificado como Alojamiento Accesible para Personas de Movilidad Reducida Motora, por el Departamento de Cultura, Turismo y Relaciones Institucionales del Gobierno de Navarra. Aquí han desarrollado el concepto de un espacio para todos. Todas las suites cuentan con un baño completo adaptado para personas con movilidad reducida. En todos los espacios del hotel, se han contemplado las necesidades de las personas con alguna discapacidad para ofrecerles una estancia completamente accesible.

Pamplona, reconocida como ciudad accesible

La capital navarra ha recibido una mención especial de los premios europeos de accesibilidad “Access City Award 2013”, que impulsa la Comisión Europea en colaboración con el Foro Europeo de la Discapacidad. La ciudad ha obtenido este reconocimiento por sus iniciativas en zonas edificadas y espacios públicos. Pamplona era una de las siete finalistas en unos premios en los que han participado 99 ciudades europeas de 20 países diferentes.

Pamplona ha obtenido, además de la distinción recibida en Bruselas, otros premios por su labor a favor de la accesibilidad, como el Premio Reina Sofía 2010 y la Bandera de los Pueblos y Ciudades para Todos, un distintivo que tiene en cuenta el compromiso de los ayuntamientos por la accesibilidad de los espacios públicos, instalaciones, transportes, edificios y servicios.

Deportes y actividades accesibles

El turismo inclusivo también está teniendo cada vez más adeptos en Navarra, dado que se promueve la organización de actividades y competiciones para las personas con alguna discapacidad. Así es posible que estas personas realicen piragüismo en el embalse de Leurtza, descenso de canoa por el Ebro o disfrutar de todas las atracciones y actividades que ofrece el Parque Senda Viva.

En este contexto, destaca la organización por parte de la Federación Española de Deportes para Personas con Discapacidad Intelectual (FEDDI), del Campeonato de España de Esquí Nórdico en el Valle del Roncal, que se desarrolla del 16 al 21 de diciembre.