Naturaleza


28 feb 13

Invierno, una estación única para conocer la Navarra esencial

Navarra presenta una imagen blanca en las últimas semanas del invierno. Realizar una escapada mostrará al viajero una Comunidad diferente, desconocida, que cuenta con productos estrella que la identifican y diferencian, entre los que figuran los Pirineos y la naturaleza, el Camino de Santiago, la gastronomía y vinos navarros y su turismo rural.



La sensación de pisar nieve virgen es una de las mejores propuestas que esperan al visitante que decide conocer Navarra en invierno. Lo podrá hacer con raquetas de nieve o practicando el esquí nórdico en Larra-Belagua o en Abodi, dos estaciones que este invierno disfrutan de espectaculares espesores de nieve. Tanto en estos lugares como en otras zonas se recomienda hacer excursiones acompañados de guías y asesorados por las empresas de turismo activo y cultural de Navarra.

Los amantes del esquí de fondo tienen en Navarra la oportunidad de combinar deporte y turismo en pleno Pirineo, entre cumbres y bosques mágicos. El Centro de Montaña Valle de Roncal, en Larra-Belagua, cuenta con varias pistas y completos servicios. Aunque la mayoría de los esquiadores pasean por las pistas de El Ferial-Zampori, el invierno de 2013 ha sido tan generoso con la nieve que resulta irresistible esquiar también en Mata de Haya o en Bortuzko, sin olvidar tampoco la opción de hacerlo en La Contienda, la parte más alta de la estación.

El Centro de Montaña de Roncal se encuentra situado en la carretera Isaba-Francia, en el kilómetro 55. Las tres pistas de El Ferial alcanzan los 27 kilómetros (incluidas Eskilzarra y Bortuzko). Las pistas de La Contienda llegan a los 5 kilómetros y las de Mata de Haya los 2,5 kilómetros. El Centro cuenta con servicios como alquiler de material, bar-restaurante, spa y tienda.

Otra opción para practicar esquí nórdico es acudir al Centro de Esquí Nórdico Abodi-Irati, en el Valle de Salazar. La estación dispone de pistas señalizadas y pisadas que se adentran en un magnífico bosque de hayas y nos permiten disfrutar de la selva del Irati en plena estación invernal. El Centro de Abodi-Irati está situado en el kilómetro 13 de la carretera Ochagavía-Larrau. La pista de Zumakadoia es de 9 kilómetros, la del Cerrillar, de 5 kilómetros y la de Cruz de Osaba, de 8 kilómetros. Cuentan con servicios como alquiler de material y un bar que abre de 9 a 17 horas.

Si viaja a Navarra este invierno, no se pierda tampoco atractivos ligados a la naturaleza como la Selva de Irati, Bertiz, Urbasa-Andía o las Bardenas Reales. Y tampoco deje la ocasión de practicar el turismo cultural con visitas a la colegiata de Orreaga/Roncesvalles, el palacio Real de Olite, Estella-Lizarra, los monasterios de Leire e Iranzu, las catedrales de Tudela y Pamplona, (con su exposición Occidens) y de todas las joyas del Camino de Santiago a su paso por Navarra.

Ahora, como nunca, se disfruta de la buena mesa, con las verduras de invierno y las mejores carnes como grandes protagonistas, los vinos rosados o el pacharán, los deliciosos pinchos que se ofrecen en cientos de establecimientos y los restaurantes con estrella Michelín. El silencio, la tranquilidad y el sosiego se disfrutan en las casas rurales y hoteles rurales de Navarra, alojamientos en los que el invierno es sinónimo de chimenea caliente y hospitalidad.

Para ampliar la información de turismo en Navarra acceda a su web www.turismo.navarra.es o llame al teléfono de información turística 848 420 420.