Propuestas turísticas


29 mars 17

Semana Santa, una escapada perfecta para conocer los rincones de Navarra

Navarra se convierte en el destino ideal para disfrutar del rico patrimonio natural y cultural del territorio, degustar sus reconocidos productos gastronómicos o conocer sus actos religiosos.



La Semana Santa llega este año con la primavera ya adentrada, una oportunidad perfecta para conocer Navarra en todo su esplendor. Sin duda, el rico patrimonio cultural de la Comunidad Foral, su naturaleza y paisajes y la oferta gastronómica, son los reclamos más valorados por los turistas que quieren aprovechar estos días. Pero, además, las ancestrales tradiciones y actos religiosos que cada año atraen a cientos de espectadores se convierten en citas ineludibles para conocer la historia y costumbres del territorio.

Las vacaciones de Semana Santa son las fechas elegidas por muchos turistas para una escapada de pocos días que invitan a disfrutar de la naturaleza y la gastronomía. Navarra ofrece múltiples posibilidades para los amantes del senderismo con una selección de los 30 senderos imprescindibles y diferentes rutas que también pueden aprovechar los aficionados a la bicicleta.

Tampoco hay que olvidar la oferta de lugares emblemáticos como el Palacio Real de Olite, corte de los Reyes navarros hasta la conquista de Navarra, y  uno de los castillos medievales más lujosos de Europa; el castillo de Javier, una fortaleza medieval erigida a finales del siglo X sobre roca viva a 8 km de Sangüesa, una localidad fronteriza y jacobea, hospitalaria y monumental, mezcla de montaña y ribera; el Monasterio de Leyre, uno de los conjuntos monumentales más atractivos y entrañables de Navarra. Y Estella-Lizarra, una  ciudad románica que atesora palacios, casas señoriales, iglesias, conventos, puentes y hermosos edificios que le han valido el sobrenombre de ‘la Toledo del norte’; Puente la Reina, ‘cruce de caminos’, villa medieval en la que se funden las dos vías principales del Camino de Santiago; Orreaga/Roncesvalles, un bello paraje forestal ubicado en el Pirineo navarro y que es el punto mayoritariamente elegido por los peregrinos para iniciar el Camino de Santiago en España; o Tudela,  una de las ciudades de origen islámico más importantes de España y de Europa.

Además, el territorio navarro brilla también por la majestuosidad de los paisajes como Señorío de Bertiz, un rincón verde de gran belleza en el Pirineo occidental navarro; la Selva de Irati, ubicada en el Pirineo occidental, es el segundo hayedo-abetal más extenso y mejor conservado de Europa; el valle de Roncal, en pleno Pirineo, ofrece una acusada personalidad forjada a base de tradiciones ancestrales y una naturaleza en estado puro; y el Parque Natural de las Bardenas Reales, declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, un paisaje semidesértico de 42.500 hectáreas que impacta y sorprende con cada nueva visita.

Actos religiosos y tradiciones ancestrales

Entre los actos propios de la Semana Santa destacan las representaciones de la pasión, muerte y resurrección de Cristo que cuentan en Navarra con varias citas. El casco antiguo de Tudela se convierte el Miércoles Santo (12 de abril) en el escenario de la escenificación de la Pasión. En Pamplona, el acto más característico tiene lugar el Viernes Santo (14 de abril) con la procesión del Santo Entierro. El mismo día, Corella acoge la representación de la Función de las Siete Palabras y, posteriormente, la procesión de pasos barrocos. Mientras, en Andosilla se celebra un Vía Crucis viviente en el que participan más de 30 vecinos.

La Ribera también es escenario de las representaciones de Semana Santa. Tudela acoge dos de los actos más curiosos y populares: la quema del Volantín, que simboliza Judas Iscariote y que se celebra el Sábado Santo (15 de abril); y, al día siguiente, la Bajada del Ángel que esceni?ca la aparición del Arcángel San Gabriel a María. Ambas citas están declaradas Fiestas de Interés Turístico Nacional.

Otra cita lleva a los visitantes a la cercana localidad de Cabanillas donde el Domingo de Resurrección (16 de abril) se representa la Captura de Judas con personajes reales encarnados por los jóvenes del pueblo, una tradición que se mantiene desde el siglo XIX. Ese mismo día, en Luzaide/Valcarlos, son los Bolantes los protagonistas al hacer resonar sus cascabeles al ritmo de una de las danzas más llamativa y ancestral de Navarra.

Ocio en familia

Estos días de descanso son también perfectos para disfrutar en familia y aprovechar la completa oferta de ocio que brinda Navarra con un amplio abanico de parques de aventura en los que se combinan naturaleza y actividades adaptadas para grandes y pequeños. En el corazón de los Pirineos, Irrisarriland combina el esplendor de la naturaleza con actividades adaptadas para grandes y pequeños: la mayor tirolina de España, un puente tibetano de 140 metros, un espacio indoor de 1600 metros lleno de juegos para los pequeños, rutas de aventura, pistas de descenso, bike park…
Además, en la Ribera navarra, el Parque de Aventura y Diversión Sendaviva ofrece a los visitantes más de una treintena de atracciones dirigidas a todos los públicos, entre las que destaca la novedad de esta temporada, Valhalla, así como espectáculos como la Exhibición de Aves, o el Circo, y actividades con animales.

Naturaleza y aventura son también protagonistas en Baztan Abentura Park,  el Parque de Aventura Bertiz Abentura Park, el Parque Abentura Artamendia y el Parque Urbasa Abentura. En ellos, toda la familia puede disfrutar de multitud de atractivas actividades como tirolinas, péndulos, circuitos de cuerda en altura, aquapark…