Propuestas turísticas


03 févr. 14

Nieve virgen y naturaleza nos esperan en el invierno de Navarra

Febrero es uno de los meses ideales para disfrutar de la nieve en Navarra. Las pistas en las que se puede practicar esquí nórdico o los lugares señalizados para andar con raquetas de nieve se llenan de personas dispuestas a disfrutar de la nieve recién caída. Nada mejor que pisar nieve virgen en enclaves naturales de ensueño de los Pirineos.



Tras las últimas nevadas, las dos estaciones de esquí nórdico de Navarra reciben a los amantes del esquí de fondo o a las familias y grupos de amigos que se acercan a estos bellos parajes del Pirineo para pasear con raquetas o deslizarse en trineo.

El Centro de Montaña Valle de Roncal (Roncalia) y el Centro de Esquí Nórdico Abodi-Irati son los espacios más conocidos de Navarra y los mejor preparados para atender a los que desean disfrutar de un día en la nieve, aunque existen otros lugares a los que se puede acudir a contemplar paisajes transformados por el blanco invernal.

Rincones nevados

En el Valle de Belagua se encuentra Roncalia, con el Centro de Actividades de Montaña Roncal junto a las pistas de El Ferial. Las pistas tienen recorridos pensados para principiantes y otros para esquiadores expertos. Larra-Belagua cuenta con cuatro áreas: Mata de Haya, con una altura media de 1.000 metros y 12 kilómetros esquiables; Eskilzarra, a 1.400 metros y 6 kilómetros de diferentes niveles; El Ferial-Zampori, con una altura de 1.600 metros y 20 kilómetros esquiables; y La Contienda, de 5 kilómetros repartidos en dos pistas al pie del monte Arlás.

En muchas de las pistas se puede disfrutar estos días de espesores de más de un metro, con nieve polvo. Se organizan todo tipo de cursillos y actividades deportivas, como el Triatlón de Invierno Valle de Roncal que tendrá lugar el próximo 9 de marzo. En Roncalia se pueden adquirir también forfaits para la cercana estación francesa de Arette.

Desde el Centro de Montaña Valle de Roncal parten rutas balizadas para andar con raquetas. A lo largo de 5 kilómetros se puede pasear con la sensación de caminar abriendo huella en un paraje espectacular.

El Centro de Esquí Nórdico Abodi-Irati es otro de los lugares mágicos en los que practicar el esquí nórdico se convierte en una experiencia divertida y relajante. La estación está situada en el norte del Valle de Salazar, en el puerto de Larraun y sobre la selva de Irati, a una altura media de 1.400 metros. Cuenta con 20 kilómetros esquiables situados en torno a un mismo punto de partida. Es más que aconsejable realizar cualquiera de sus tres circuitos (Zamukaidoia, Cruz de Osaba o Cerillar) y deslizarse por el interior de un bosque o contemplar las cimas nevadas del Pirineo.

Los más expertos realizan también la modalidad del esquí de montaña o travesía en el entorno de ambas estaciones: las altas cumbres de Pirineo navarro más oriental o sobre la selva del Irati, donde tiene su arranque la Alta Ruta Atlántico-Mediterránea, que parte del collado de Burdinkurutxeta.

Muchas personas se acercan a pisar nieve en lugares como las sierras de Aralar y de Urbasa-Andía, o junto a la Real Colegiata de Orreaga/Roncesvalles, en las que belleza natural y patrimonio histórico se dan la mano en pleno invierno. Empresas especializadas organizan, además, salidas con raquetas de nieve para recorrer los hermosos paseos de las montañas de manera divertida.


Más información en www.turismo.navarra.es y en el teléfono de información turística 848 420 420.