Naturaleza


15 mars 16

Navarra aconseja extremar las precauciones a los peregrinos que realizan el Camino de Santiago en invierno

El Camino de Santiago es una de las rutas más utilizadas durante el verano y también en primavera y otoño. Aunque poco peregrinos se aventuran a realizar la Ruta Jacobea durante el invierno, en esta estación suelen registrarse algunos de los accidentes más graves, debido a las duras condiciones meteorológicas, tal y como ocurrió hace una semana entre Luzaide/Valcarlos y Orreaga/Roncesvalles, donde dos peregrinos de origen brasileño tuvieron que ser rescatados por bomberos, policía foral y guardia civil. El Gobierno de Navarra recuerda las medidas de restricción existentes en esta zona, realizadas para garantizar la seguridad de los peregrinos.



 
La peregrinación durante los meses de invierno puede ser una actividad arriesgada si no se siguen indicaciones y recomendaciones en lugares potencialmente peligrosos. La primera etapa del Camino de Santiago, que parte de la localidad de Donibane Garazi/Saint Jean Pied de Port, supone superar un desnivel de más de 1.200 metros hasta el puerto de Lepoeder, además de pequeños desniveles intermedios. Esta dura etapa requiere de una preparación física adecuada pero la presencia de nieve, como ocurre estos días, hace que se den situaciones especialmente graves en época invernal.

Por razones de seguridad, entre el 1 de noviembre y el 31 de marzo, es obligatorio realizar la primera etapa entre Saint Jean Pied de Port y Orreaga/Roncesvalles por la ruta Oeste, que pasa por Luzaide/Valcarlos y el puerto de Ibañeta hasta llegar a la Colegiata. Durante el invierno está prohibido realizar la ruta Este de esta etapa que une Saint Jean Pied de Port y el puerto de Lepoeder. En la zona se han realizado múltiples acciones de mejora en la señalización y en la cobertura mediante nuevas tecnologías pero siguen registrándose percances en los que es necesaria la acción de equipos de rescate por no tomarse en serio las duras condiciones meteorológicas de este escarpado rincón del Pirineo navarro.

Los peregrinos pueden encontrar información muy completa sobre todos los detalles para realizar el Camino de Santiago en el portal www.turismo.navarra.es.

La Ruta Jacobea sigue siendo uno de los mayores atractivos con los que cuenta Navarra. Muy transitado durante el final de la primavera, el verano y el inicio del otoño, cada año recibe más peregrinos de los orígenes más diversos. En el año 2015, 4.955 personas sellaron su credencial de peregrino en la Colegiata de Roncesvalles. La cifra es un 12,8% superior a la recogida en 2012, un 1,7% superior a la de 2013 y un -1,1% inferior a la del pasado año 2014. Mientras que los peregrinos internacionales siguen creciendo, los peregrinos nacionales descienden desde el inicio de la crisis. Casi el 70% del total de peregrinos procedía de países localizados por todo el globo. Los peregrinos residentes en España representaron el 31%.

La actividad se concentra en primavera y otoño, y es lógicamente inferior durante los fríos meses de invierno. Los peregrinos residentes en España concentran su actividad coincidiendo con periodos vacacionales (Semana Santa y agosto), mientras que el peregrino internacional prefiere los meses de mayo y el otoño.

Si analizamos los datos por nacionalidades, los españoles suponen el 31,3% del total de peregrinos, entre los que predominan residentes en Cataluña (26%), Comunidad Valenciana (13%), Comunidad de Madrid (12,3%) y País Vasco (10,8%). En cuanto a las procedencias internacionales, la variedad es muy amplia, con peregrinos llegados desde los cinco continentes. Los países desde donde llegan más peregrinos a Navarra, después de España, son Francia (11,4%), Italia (9,3%), EEUU (7,7%) y Alemania (6,8%).

El auge internacional de la Ruta Jacobea propició que llegaran hasta Compostela 262.515 caminantes, cifra muy cercana al récord alcanzado en el último Año Santo, en 2010, cuando llegaron a Santiago 272.412 peregrinos. Es de esperar que la apertura de la Puerta Santa de la Catedral de Santiago con motivo del Jubileo de la Misericordia lleve a 2016 a, esta vez sí, conseguir la cifra más alta de la historia del Camino.