Gastronomía


30 oct. 08

Apetitosos guisos a dos euros en la VII Semana de la Cazuelica y vino de Navarra

Si echa de menos los guisos de la abuela y los tradicionales sabores de la comida elaborada a fuego lento, acérquese a Navarra del 8 al 16 de noviembre y participe en la VII Semana de la Cazuelica y su maridaje con el vino de Navarra. Un total de 33 establecimientos hosteleros pondrán a su alcance sabrosos aperitivos de puchero servidos en cazuela de barro por tan sólo dos euros. Aproveche su estancia en Pamplona para recorrer las calles de su casco viejo y disfrutar de los rincones más emblemáticos de la capital navarra como la plaza del Castillo, la catedral o el baluarte del Redín.



Además de los atractivos turísticos propios de la capital navarra, el viajero que visite Pamplona del 8 al 16 de noviembre tendrá la oportunidad de conocer su cocina tradicional por el módico precio de dos euros. Durante una semana, 33 establecimientos hosteleros de Navarra ofrecerán al público deliciosas degustaciones de platos tan típicos como el ajoarriero, el cordero, el rabo de toro, o el cochinillo asado. Pero la comida no será el único aliciente de la VII Semana de la Cazuelica y su maridaje con el vino de Navarra. Al igual que en la edición pasada, cada guiso se maridará con un determinado vino de Navarra, de forma que el consumidor recibirá asesoramiento del caldo que debe beber para acompañar la cazuelica solicitada. Una oportunidad única para conocer las excelencias del vino navarro.

Una de las características de este evento gastronómico es que todos los bares inscritos concurren a un certamen que premia a la mejor cazuelica. Se trata de una iniciativa similar a la que se organiza durante la Semana del Pincho de Pamplona y cuyo objetivo es aumentar la competitividad entre los bares y conseguir que se esfuercen al máximo a la hora de preparar sus creaciones gastronómicas.

Para que los clientes puedan elaborar sus particulares rutas gastronómicas y decidir qué cazuelicas desean probar, se editarán 15.000 folletos con los platos, direcciones y horarios de los establecimientos participantes, que se podrán adquirir en los propios bares y en la oficina de turismo.

Organizada por la Asociación de Hostelería de Navarra, en colaboración con el Departamento de Cultura y Turismo del Gobierno de Navarra y con el patrocinio del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Navarra, la VII Semana de la cazuelica y su maridaje ha reunido este año a 27 establecimientos hosteleros de Pamplona y a 6 de Mutilva Alta, Orcoyen, Oricain, Viana, Larraga y Lácar, En esta edición, el bacalao es el producto base elegido por la mayoría de bares y entre las cazuelicas que se podrán degustar se encuentran guisos tan deliciosos como ajoarriero con huevo frito y crujiente de jamón, cordero de Navarra con cebolla, garbanzos y pasas caramelizadas sobre cama de cus-cus o morros sobre calabaza confitada con mostillo agridulce.


Pamplona y los encantos de su casco antiguo

Muchos de los establecimientos que participan en la Semana de la Cazuelica se encuentran en el casco viejo de Pamplona, por lo que el viajero puede aprovechar su cita gastronómica para visitar los principales rincones de la capital navarra.

Un paseo básico para conocer la ciudad comienza en la plaza del Ayuntamiento, que cada 6 de julio se tiñe de rojo y blanco para recibir las fiestas de San Fermín. Si sigue por la calle Mercaderes y asciende por la calle Curia se encontrará de frente con la catedral de Santa María y con la plazuela de San José, a mano izquierda. No se pierda el baluarte del Redín, un espectacular balcón sobre las murallas de Pamplona desde el que podrá contemplar el portal de Francia o de Zumalacárregui. Después de hacer una parada en el camino, puede descender por la calle Carmen hasta llegar a la plaza de Navarrería, donde se encuentra la fuente de Santa Cecilia (1788). De vuelta a la calle Mercaderes, una buena opción es tomar la calle Estafeta para acabar en la plaza de toros, siguiendo el recorrido del encierro. Otra opción igualmente interesante es dirigirse a la plaza del Castillo y descansar en alguna de sus animadas terrazas o en el emblemático café Iruña. Si tiene tiempo, recorra el paseo de Sarasate y visite las iglesias de San Nicolás, San Lorenzo o San Cernin.

Pamplona es una de las ciudades españolas con mayor zona verde por habitante, por lo que conviene pasear y relajarse por alguno de sus atractivos parques: La Ciudadela, La Taconera, Media Luna y Yamaguchi.

Más información en www.hostelerianavarra.com, www.turismonavarra.es y en el teléfono de información turística 848 420 420.