Fiestas y tradiciones


03 juil. 17

Viaje en el tiempo para conocer la Navarra de otra época

El Baztandarren Biltzarra, en el valle de Baztan, y el día del Mundo Rural de Miranda de Arga permiten conocer los modos de vida de otra época, mientras que la Semana Medieval de Estella-Lizarra transporta al visitante a la Navarra del siglo XV.




El sonido de los txistus se escucha en todos los rincones de Elizondo el16 de julio. La capital del valle de Baztan celebra el Baztandarren Biltzarra, una gran fiesta de hermandad que, desde 1963, reúne a los 15 pueblos que integran el valle. La jornada comienza con un desfile por las calles que llega a la plaza del Ayuntamiento, donde tiene lugar un baile mutildantza al que se van uniendo los dantzaris conforme avanza la melodía.

A las dantzas y la música de los tradicionales txistus se une una feria de artesanía en la calle Pedro Axular con puestos de exposición y venta de productos tradicionales. Al finalizar la mañana se celebra una comida popular en la plaza del Mercado a la que siguen las actuaciones de distintos grupos musicales.

La localidad de Miranda de Arga, en la Zona Media, recupera el tercer domingo de julio (en esta ocasión el 16 de julio) los oficios y costumbres de antaño en el Día del Mundo Rural en una celebración que nació en el año 2000 y que hoy es ya una cita consolidada.

La fiesta pretende poner en valor los oficios antiguos que durante muchos años fueron la forma de vida de los habitantes de Miranda. Se recrean escenas antiguas, mercados, exhibiciones de labores antiguas como la que realizaban las trenzadoras de ajos, los esparteros, herradores, sogueros, heladeras y botilleras, además de animaciones callejeras, visitas guiadas. Es pues un homenaje a los quehaceres que hace medio siglo constituían la forma de vida de los campesinos mirandeses. Una ocasión excelente para conocer las labores de campo manuales.   
  
Esta celebración se completa además con exposiciones de maquinaria rural antigua, aperos de labranza y demostraciones de siega a mano. La nota musical la ponen los pasacalles, los gaiteros y los bailes de los gigantes.

Del mismo modo, el visitante viajará hasta el siglo XV en la Semana Medieval de Estella-Lizarra, que se celebra del 17 al 23 de julio. La ciudad del Ega regresa al medievo con un amplio programa de actos de todo tipo que van desde los más populares, como degustaciones de recetas medievales hasta los más académicos, con conferencias y charlas como las que se celebran la semana de Estudios Medievales. Los vecinos visten atuendos típicos de la Edad Media en una ciudad completamente decorada con antorchas, pendones y banderas.

El pregón de inauguración da inicio a un programa de actos muy variado: actuaciones de juglares, degustaciones de recetas medievales, luchas entre caballeros, habilidades artesanales, continuas representaciones callejeras, espectáculos de cetrería, conciertos, cenas medievales, mercados y mucho más.

En el barrio de San Juan y la rúa de los Oficios se sitúa un mercado de antaño que muestra los productos de aquella época. Objetos elaborados con cuero, cristal o madera se fabrican allí mismo de manera que el espectador puede aprender cómo era el oficio de la mano de expertos artesanos. Una cita ineludible para los amantes de los productos fabricados a mano.