Acciones promocionales


19 avr. 11

El Gobierno de Navarra ofrece una entrada conjunta para visitar el Castillo de Olite y los yacimientos de Arellano, Andelos y Rada

El Departamento de Cultura y Turismo del Gobierno de Navarra en colaboración con Guiarte, empresa gestora de los equipamientos, ha puesto en marcha una entrada conjunta que permite visitar por cinco euros el Castillo de Olite y los yacimientos de la Villa de las Musas (Arellano), Andelos (Mendigorría) y Rada (Murillo el Cuende).



Castillo de Olite
Castillo de Olite

El bono, que sirve para visitar los cuatro centros en uno o varios días, se puede adquirir en la taquilla de cualquiera de los equipamientos. Este ticket tiene una duración vigente de un año y está adherido a la campaña “Navarra te recibe gratis”. Para más información se puede llamar al teléfono de información 948 74 12 73.

El objetivo de esta iniciativa es aumentar la afluencia de visitantes y, secundariamente, propiciar que los turistas que conozcan el Castillo de Olite, el monumento más visitado de Navarra con 152.061 personas en 2010, se desplacen a los yacimientos.


Red de centros turísticos del Gobierno de Navarra

El Castillo de Olite y los yacimientos de Arellano, Andelos y Rada pertenecen a la red de centros turísticos del Gobierno de Navarra que otorgó la concesión de la gestión a la empresa de Servicios Turísticos Guiarte en diciembre de 2010.

Declarado monumento nacional en 1925, el  Castillo de Olite, constituye el ejemplo más importante del gótico civil de Navarra y uno de los más notables de Europa. Emplazado sobre restos de una antigua fortaleza romana, durante los siglos XIII-XIV sufrió diversas transformaciones. Esta parte es la que se conoce como Palacio Viejo y la que actualmente acoge el Parador Nacional de Turismo "Príncipe de Viana". De ese antiguo edificio se conservan los muros exteriores y las torres. En su fachada destacan los ventanales góticos, la puerta principal renacentista y la torre de la Atalaya.
Pero su gran desarrollo fue impulsado desde principios del siglo XV por el rey Carlos III el Noble. El Palacio nuevo se edificó en estilo gótico civil francés.
El palacio quedó parcialmente destruido en un incendio provocado en 1813 por el general Espoz y Mina para evitar que los franceses, en su retirada, se hiciesen fuertes en el castillo. Su aspecto actual es fruto de una cuidadosa restauración acometida en 1937 que ha intentado devolverle el aspecto primitivo.

La ciudad romana de Andelos se localiza en el término municipal de Mendigorría, en la Navarra Media. En sus 15.800 metros cuadrados se exhiben los restos del urbanismo romano con su estructura octogonal de calles y diversas casas, entre las que destacan las llamadas del peristilo, del mosaico de Baco y del impluvium. Hay también restos de un recinto termal. Ofrece asimismo parte del entramado urbano medieval. El elemento más notable de la ciudad romana es su sistema de captación de aguas, que comprende dos presas, un depósito regulador con capacidad para 7.350 metros cúbicos y un castellum aquae o cisterna para distribución de agua dentro de la ciudad. El acceso al yacimiento se realiza a través del Museo Arqueológico de Andelos, inaugurado en 2003.

La Villa romana de Arellano, conocida como “La Villa de las Musas”, abrió sus puertas en marzo de 2008. Los restos arqueológicos encontrados indican que esta villa fue construida entre los siglos I y V d.C. Las excavaciones han permitido diferenciar construcciones que corresponden a los dos grandes momentos de vida en la villa: por un lado, estructuras de los siglos I-III d.C., constituidas por una serie de dependencias vinculadas a la producción del vino, que ocupan todo el lado Norte y Este del edificio, y, por otro, estructuras de los siglos IV-V d.C., que ocupan parcialmente el espacio de las edificaciones anteriores y se amplían más hacia el Sur y el Oeste. En esa época la elaboración del vino cesó y la actividad principal de la villa se convirtió en una lujosa residencia de campo vinculada a los cultos a Attis y Cibeles, religión mistérica de tipo oriental.

Respecto al Despoblado de Rada, se trata de un recinto amurallado de gran importancia defensiva en el Medievo que alberga restos de un castillo del siglo XII, un viejo torreón, y la iglesia de San Nicolás, de finales del siglo XII. En el lugar se conserva un lienzo de la muralla (XII) de unos 100 metros de longitud con restos de dos torres de carácter defensivo y las ruinas del castillo de la estirpe nobiliaria de los Rada (XII-XIII). El recinto también cuenta con un torreón circular perteneciente a un románico temprano; el aljibe, que recogía el agua de lluvia; la necrópolis, en la ladera del cerro, con estelas discoideas y lajas verticales; y la iglesia de San Nicolás, lo único que se respetó cuando se arrasó el poblado.