Gastronomía


25 aza. 14

El pacharán navarro se reinventa

El pacharán es uno de los productos más ligados a la tierra y a las tradiciones de Navarra. Aunque este licor de color rojo intenso y sabor afrutado ya se bebía en la Edad Media como tónico medicinal, no fue hasta el siglo XX cuando consiguió llegar al gran público y convertirse en licor internacional. Ahora vuelve a renovarse en forma de cócteles y de sofisticados postres, como el que recientemente creó el chef navarro con una estrella Michelín, Koldo Rodero: un singular dulce con pacharán en forma de café, copa y puro. Si quiere darle un aire glamouroso a su cena de Navidad, no se pierda los últimos combinados con base de pacharán.



En Navarra, el pacharán es el rey de los licores. Se elabora de manera natural y tradicional, a base de anís y endrinas navarras, y sin emplear aditivos, aromatizantes ni colorantes. Las endrinas o arañones - pequeños frutos redondos, de color negro azulado y ásperos al gusto - se recogen del arbusto Prunus Spinosa, muy frecuente en la mayor parte de la geografía navarra. De hecho, desde hace dos décadas, la Comunidad Foral es la única zona de Europa donde, además de encontrar endrinas silvestres, también se cultivan.

En muchos hogares navarros se conserva la tradición de elaborarlo de manera casera pero, si quiere disfrutar de un buen licor, la mejor opción se encuentra en las marcas acogidas a la Denominación de Origen Pacharán Navarro. Hasta ahora, los modos de consumo más habituales eran tres: a temperatura ambiente y en vaso ancho o copa de balón, con cubitos de hielo, y muy frío y en chupito. Sin embargo, en los últimos tiempos los hábitos se han modernizado y, con el fin de conectar con un público más joven y exigente, el pacharán se ha convertido en el protagonista de nuevos cócteles y combinaciones.

Esta tendencia ya se ha empezado a notar en los mejores bares y coctelerías del país, que no han dudado en añadir a su carta de combinados un buen puñado de variaciones con este licor como base. Una de las propuestas que más ha calado entre el público femenino es la que combina pacharán con zumo de naranja y hielo picado. También la mezcla de pacharán con cava y un chorrito de sirope de mora gana cada día más adeptos, pero la estrella de los cócteles es el mojito de pacharán, un combinado nocturno, de colores llamativos y sabor suave, a base de hielo picado, pacharán, zumo de limón y una hoja de menta.

Un original postre para la sobremesa

Una de las últimas iniciativas que confirma que el pacharán está de moda llega de la alta cocina. El chef Koldo Rodero, con una estrella Michelín en su restaurante Rodero de Pamplona, ha creado, de la mano del pacharán Zoco, un singular postre como homenaje a la sobremesa.

Galardonado por el Basque Culinary Center con el premio extraordinario Cocinando lo Nuestro, el cocinero navarro ha recuperado el típico momento “café, copa y puro” con un dulce elaborado con pacharán. Su original creación está compuesta de un flan con esferificaciones de pacharán en copa de balón, mousse de café y habano de cacao relleno de esencia de este licor. Una interesante propuesta que reinventa una de las bebidas más tradicionales de Navarra.

Para obtener más información sobre turismo en Navarra acceda a su web www.turismo.navarra.es o llame al teléfono de información turística 848 420 420.