Gastronomía


29 mar. 10

Variedad de sabores en la XII Semana del Pincho de Pamplona

¿Se puede comer turrón en primavera? Sí, si estamos en la Semana del Pincho de Pamplona. La cita con las tapas más elaboradas del año cumple su duodécima edición con nuevas y sugerentes propuestas gastronómicas que harán las delicias de los paladares más exigentes. Del 17 al 25 de abril, un total de 91 establecimientos participarán en este tradicional evento con una degustación de dos pinchos que este año mantendrá el coste de la edición anterior para sortear la crisis, es decir, 4,30 euros.



Si quiere sorprender a su paladar con un guirlache de liebre y aromáticos y un aroma de leñas y manzanas, tiene una cita del 17 al 25 de abril en Pamplona. La XII Semana del Pincho del Pincho llega este año con una sugerente oferta de 182 creaciones inéditas que permitirán a los visitantes conocer las últimas tendencias de la alta cocina en miniatura de Navarra.

Organizada por la Asociación de Hostelería de Navarra, patrocinado por Bodegas Marco Real y con la Cooperativa de Hostelería como proveedor oficial, la edición de este año se ha decantado por pinchos muy originales y pensados para un público cada vez más numeroso y exigente. En los últimos años, la Semana de Pincho se ha convertido en un acontecimiento con una gran respuesta social que atrae no sólo a vecinos de Navarra sino a los de las comunidades limítrofes y a los del sur de Francia.

Si bien la mayor parte de los establecimientos participantes son de la capital navarra, también se han sumado al evento algunos bares de las localidades de Berriozar, Zizur Mayor, Huarte, Tafalla, Larraga, Tudela, Cortes, Sangüesa y Sos del Rey Católico, localidad aragonesa cercana a Sangüesa.

Para facilitar a los clientes sus particulares rutas gastronómicas y ayudarles a decidir las tapas más sugerentes, se editarán 50.000 folletos con los ingredientes de los pinchos, direcciones y horarios de los establecimientos participantes, que se podrán adquirir en los propios bares y en la oficina de turismo.

Los 91 concursantes de esta feria del pincho, cuyo objetivo principal es promocionar y ofrecer una buena imagen de los bares, optan a conseguir el diploma de mejor pincho, lo que les lleva a esforzarse al máximo y no escatimar en imaginación y materias primas de alto nivel, como foie, hongos, solomillo, bacalao, pimientos, espárragos, alcachofas y cordero de Navarra. Cada uno de ellos preparará una degustación de dos especialidades que tendrán un precio cerrado de 4,30 euros.


Premio al joven cocinero revelación

Al igual que en la edición anterior, el público podrá elegir su pincho favorito a través del teléfono móvil. Tan sólo deberán enviar un mensaje con la palabra “pincho” seguida del código correspondiente de la tapa ofertada. El precio del mensaje no tendrá coste adicional. Además, este año el cliente podrá formar parte del jurado si participa a través de sus comentarios y fotos en la página que la Semana del Pincho ha creado en la red social Facebook (www.facebook.com/semanadelpincho). De entre todos los participantes se seleccionará a una persona para que se sume al jurado finalista.

También se otorgará un premio al “pincho más saludable” y este año y como novedad se ha creado un galardón que reconoce nuevos talentos “Premio al joven cocinero revelación”.

Si no puede visitar Navarra durante la Semana del Pincho y está interesado en probar estos deliciosos bocados, también puede hacerlo a lo largo del año. La Asociación de Hostelería de Navarra propone en su página web (www.hostelerianavarra.com) una ruta de pinchos con información sobre los principales establecimientos de la capital navarra, sus especialidades y un pequeño plano con la ubicación de los lugares ofertados.


Un recorrido turístico por la capital navarra

Muchos de los establecimientos que participan en la Semana del Pincho se encuentran en el casco viejo de Pamplona, por lo que el viajero puede aprovechar su cita gastronómica para visitar los principales rincones de la capital navarra.

Un paseo básico para conocer la ciudad comienza en la plaza del Ayuntamiento, epicentro de las fiestas de San Fermín. Si sigue por la calle Mercaderes y asciende por la calle Curia se encontrará de frente con la catedral de Santa María y con la plazuela de San José, a mano izquierda. No se pierda el baluarte del Redín, un espectacular balcón sobre las murallas de Pamplona desde el que podrá contemplar el portal de Francia o de Zumalacárregui. Otra opción igualmente interesante es acercarse a la plaza del Castillo y descansar en alguna de sus animadas terrazas o en el emblemático café Iruña. Si tiene tiempo, recorra el paseo de Sarasate y visite las iglesias de San Nicolás, San Lorenzo o San Cernin.

Pamplona es una de las ciudades españolas con mayor zona verde por habitante, por lo que conviene pasear y relajarse por alguno de sus atractivos parques: la primavera le espera en la Ciudadela, la Vuelta del Castillo, los parques la Taconera o la Media Luna, con sus vistas sobre el paseo del Arga o el parque de Yamaguchi.

Más información en www.hostelerianavarra.com, www.turismo.navarra.es y en el teléfono de información turística 848 420 420.