Gastronomía


10 urr. 08

La caza en Navarra, tradiciones ancestrales acompañadas de ricas recetas

¿Sabía que en la localidad navarra de Etxalar se sigue utilizando un sistema del siglo XV para cazar palomas? Se trata de la captura con red, una modalidad prohibida en el resto de la península que ha logrado sobrevivir en esta pequeña localidad del Pirineo Occidental, a unos 25 km del mar Cantábrico. Si quiere conocer los secretos de esta técnica ancestral, acérquese a Etxalar y apúntese a las visitas guiadas que se organizan durante los meses de octubre y noviembre. También puede aprovechar su estancia para degustar alguno de los menús de caza que ofrecen varios establecimientos hosteleros del Valle de Baztán-Bidasoa durante las XVI Jornadas Gastronómicas de la Caza, que se celebran del 31 de octubre al 30 de noviembre.



Paloma torcaz

Con la llegada del otoño, la localidad de Etxalar, situada en el Pirineo Occidental de Navarra, se convierte en la única villa de España que permite la captura de palomas con red. La temporada arranca el 1 de octubre y se prolonga hasta el 20 de noviembre, y durante dos meses decenas de cazadores de ambos lados de la frontera se dan cita en los montes de los alrededores de Etxalar para participar en este peculiar sistema de caza que forma parte del patrimonio cultural de la villa.

Una buena oportunidad para conocer los secretos de la caza con red es acercarse a Etxalar el próximo 19 de octubre, fecha en la que se celebra el Día de las Palomeras, una especie de jornada de puertas abiertas que permite a los visitantes acercarse hasta los puestos y contemplar el espectáculo. La fiesta comienza por la mañana con los tradicionales paseos por el monte Iarmendi, donde se encuentran las redes que se utilizan para apresar a las torcaces. Por la tarde, los juegos infantiles y diversas actuaciones musicales completan el programa festivo.

Si no puede acudir a Etxalar el Día de las Palomeras y está interesado en la caza de palomas con red, puede apuntarse a alguna de las visitas guiadas que se organizan durante los meses de octubre y noviembre y que informan sobre los métodos que se utilizan para dirigir a los bandos de torcaces y los orígenes e historia de esta modalidad de caza. También hay una proyección audiovisual sobre el tema y existe la opción de acceder al observatorio que se encuentra entre las redes, para ver de cerca cómo quedan atrapadas las palomas. La duración de la visita es de 45 minutos.

La caza de palomas con red se realiza desde las palomeras, unas torres altas situadas en el collado existente entre los montes Larun y Peña Plata, entre Etxalar y la localidad vascofrancesa de Sara, y en la ladera sur del monte Iarmendi. El proceso comienza en la parte baja del barranco, en territorio francés. Un palomero ocupa el puesto de vigía en una chabola. Cuando ve un bando de palomas avisa a sus compañeros con un toque de corneta para que estén atentos. Desde las distintas palomeras, los cazadores lanzan unas paletas blancas (parecidas a las que se usan en el juego de ping-pong) con las que simulan la presencia de halcones. Presas del pánico, las palomas descienden en vuelo rasante y se estrellan contra las redes verticales que se han dispuesto previamente. Las mallas se colocan en 6 calles y tienen unas dimensiones que van desde 10 a 15 metros de ancho por 15 metros de alto.

En la caza de palomas con red el viento cumple un papel muy importante. El día idóneo para practicar este ancestral sistema es un día despejado con viento del norte o noreste y el paisaje que se divisa desde Iarmendi es espléndido.


Jornadas gastronómicas de caza

Pero la caza no sólo tiene adeptos entre los aficionados a la práctica de esta actividad. También es uno de los principales reclamos para los amantes de la buena mesa. Por eso, cada vez son más numerosos los vecinos y visitantes de la comarca del Valle de Baztan-Bidasoa que participan en las Jornadas Gastronómicas de Caza que se desarrollan durante el mes de noviembre.

Del 31 de octubre al 30 de noviembre, cerca de diez restaurantes de Baztan-Bidasoa ofrecerán suculentos menús ligados a la caza. Guisos tradicionales a base de paloma, pichón, becada y malviz o actualizadas recetas de jabalí y ciervo son algunas de las especialidades que esperan a los comensales que en los próximos días se acerquen al norte de Navarra. Por un precio que puede oscilar entre los 25 o 35 euros, los aficionados a la gastronomía tendrán la oportunidad de elegir entre una gran variedad de platos ricos en productos de temporada. Entre las delicias ofertadas el pasado año se encuentran fritos de ciervo y paloma con variación de lechugas, ensalada templada de pechuga de paloma con manzana asada y castañas, alubias rojas con jabalí, rissoto de paloma y lascas de parmesano o pichón en salsa perdiz.

Organizadas por el Consorcio Turístico de Bertiz, estas Jornadas pretender dar a conocer al público el arraigo y las costumbres gastronómicas de la comarca.

Más información en www.turismonavarra.es, el teléfono de información turística de Navarra 848 420 420 y en www.consorciobertiz.org y en el teléfono 948 59 23 23. Para apuntarse a las visitas guiadas es necesario concertar cita previa en el teléfono 690 26 77 56.