Fiestas y tradiciones


21 api. 09

El arte de los bolillos se dará cita en Sangüesa el 25 de abril

¿Sabía que el término encaje surgió en el siglo XV para denominar las labores tramadas que se hacían por separado y que luego se “encajaban” en la tela? Durante siglos adornaron la indumentaria de nobles, reinas y sacerdotes, pero con el tiempo su uso se extendió a un público más amplio y su confección, a la aguja o al bolillo, se transmitió de generación en generación. Hoy en día, el encaje de bolillos es una tradición que cuenta con miles de seguidores y prueba de ello son los numerosos encuentros que se organizan para preservar este arte. La próxima cita será en la localidad navarra de Sangüesa, donde se concentrarán alrededor de 600 encajeras de bolillos.



Encaje de bolillos en Sangüesa

En los últimos años, los aficionados al encaje de bolillos han conseguido recuperar este oficio artesanal. En Navarra y especialmente en la localidad de Sangüesa, la tradición de los bolillos cuenta con numerosos adeptos. La Asociación de Amas de Casa de Sangüesa y el Ayuntamiento, en colaboración con el Instituto de la Igualdad y la Asociación de Comerciantes, lleva años organizando encuentros de encajeras de bolillos de distintos municipios españoles. Estas concentraciones, de carácter nacional, tienen lugar cada dos años y además de promocionar el encaje de bolillos, permiten intercambiar conocimientos sobre esta labor de más de 500 años de antigüedad.

Este año, el Encuentro de Encajeras de Bolillos de Sangüesa cumplirá su séptima edición y está prevista la asistencia de cerca de 600 participantes procedentes de distintos puntos de España, entre los que se encuentran Cantabria, Aragón, País Vasco y La Rioja.

La reunión se celebrará el sábado 25 de abril en el frontón del colegio Luis Gil, situado en la plaza San Salvador. Dará comienzo a las diez de la mañana y se prolongará hasta la hora del almuerzo. Durante la jornada también se pondrán a la venta artículos de bolillos, tanto dibujos como hilos especiales y se expondrán diferentes labores artesanales en la Casa de Cultura de Sangüesa. Al término del evento, los asistentes recibirán un pequeño obsequio de recuerdo junto con un dibujo de una puntilla y participarán en el sorteo de varias labores elaboradas con bolillos.


¿Qué es el encaje de bolillos?

Aunque las antiguas civilizaciones de Oriente ya utilizaban adornos elaborados con hilos y cordones, el origen del encaje propiamente dicho se sitúa en la Edad Media en Europa. Lo que no está tan claro es dónde nacieron los primeros encajes. España, Italia y Flandes mantienen una larga disputa por adjudicarse su invención. Sin embargo, nadie puede aportar pruebas fidedignas que confirmen su procedencia originaria.

Los primeros encajes que se realizaron en España se trabajaron a la aguja, pero en la primera mitad del siglo XVI la técnica más extendida fue la de los bolillos.

El encaje de bolillos es un textil fino y de gran belleza que se forma entrelazando hilos que van enrollados en palos, palillos o bolillos. A base de cruces y giros de los bolillos se va creando la trama y la urdimbre del tejido al mismo tiempo. Los motivos suelen estar trabajados con un tejido más tupido, mientras que los fondos suelen tener un punto más calado. Otra característica típica de esta labor es que se trabaja sobre una almohadilla, en la que se coloca un patrón que nos indica el dibujo a seguir. En los puntos estratégicos en los que se cruzan los hilos, se coloca un alfiler para sujetarlos en su sitio. Según se avanza la labor, se van retirando los alfileres.


La Sangüesa monumental

Los encajes de bolillos no serán los únicos tesoros que descubran quienes se acerquen el 25 de abril a Sangüesa. La ciudad más importante de la Navarra media oriental es conocida por el Camino de Santiago y por una de sus joyas arquitectónicas: la portada de la iglesia de Santa María, cumbre del románico y monumento nacional.

Recorrer las viejas rúas de Sangüesa, deteniéndose en cada uno de sus espléndidos edificios civiles, iglesias y conventos es una de las mejores formas de conocer esta villa jacobea. Aproveche su estancia en la localidad para probar sus famosas pochas y otros platos típicos como la menestra, el cordero al chilindrón y sus excelentes vinos y postres.

Para ampliar cualquier información sobre turismo en Navarra acceda a la Web www.turismo.navarra.es o llame al teléfono de información turística 848 42 04 20.