Eventos culturales


29 urr. 12

Pamplona y su catedral viajan a los orígenes de Occidente

La nueva propuesta cultural de la catedral de Pamplona se llama Occidens y, como su nombre indica, nos invita a descubrir la historia de Occidente. No se trata de una exposición al uso sino de un viaje experimental a las distintas etapas de Occidente de la mano de las nuevas tecnologías. Vivir en primera persona la batalla de las Navas de Tolosa, humo incluido; escuchar las voces reales de los monjes de Leire cantando gregoriano; o ver cómo eran los poblados cuyos restos arqueológicos se muestran son algunos de los atractivos que ofrece Occidens. Más de 4.500 m2 distribuidos en doce salas situadas en el museo diocesano que redescubren la seo navarra y sus tesoros.



El punto de partida de Occidens deja claro que la estética de la exposición se aleja mucho de la imagen habitual que tenemos de un museo diocesano y de una catedral. Se accede desde la cillería de la catedral de Pamplona, uno de los pocos restos que quedan del edificio románico (siglo XI). En su interior, el visitante encuentra una pasarela de acero que recorre toda la exposición y desde la que puede contemplar hologramas, proyecciones 3 D y espejos que nos muestran ángulos ocultos.

Tras una breve introducción en la cillería, que incluye una maqueta del conjunto catedralicio, el itinerario continúa por el espléndido claustro gótico de la catedral y se dirige a las salas dedicadas a la Edad Antigua (312-712). En la denominada sala de arqueología, el visitante puede contemplar algunos de los restos arqueológicos hallados, mientras los arquéologos continúan trabajando en las excavaciones. Entre los materiales expuestos destacan los vestigios de un poblado vascón prerromano, cuya estructura original se reproduce en una pantalla mediante la técnica de la realidad aumentada, o el descubrimiento estrella de la muestra: los restos de un niño sietemesino que murió y fue enterrado en el siglo II a. C y que podría convertirse en el pamplonés más antiguo del que se tiene constancia.

La siguiente etapa de la muestra se centra en la Edad Medieval (712-1512) y aborda temas como la reforma gregoriana, el románico y el gótico. Uno de los atractivos de Occidens es que su contenido se presenta al público de manera real y auténtica. Por ejemplo, para explicar que el gregoriano era música para rezar y no para dar conciertos, se han instalado unos altavoces con el sonido real de los monjes del Monasterio de Leyre; y para sumergir al visitante en plena batalla de las Navas de Tolosa se proyecta un vídeo que le rodea de humo y le adentra en la dureza de los enfrentamientos. Tampoco faltan obras de arte y piezas religiosas que formaban parte de la colección del museo diocesano, como relicarios, cruces y tallas marianas, y alguna pieza nueva como una arqueta de marfil islámica que se guardaba en San Miguel de Aralar.

La exposición continúa con los logros y encrucijadas de la Edad Moderna (1512-1812) y concluye con los cambios experimentados en la Edad Contemporánea (1812 hasta la actualidad). Como broche final al recorrido se plantea una reflexión sobre los valores que se enumeran en Occidens (democracia, estado de derecho, libertad de las conciencias, la moral del amor, derechos humanos…) y la búsqueda de esos valores en cada uno de nosotros, o lo que es lo mismo, ¿qué somos y qué queremos ser?

La tecnología al servicio del saber

Uno de los principales tesoros de la catedral de Pamplona es su biblioteca y archivo. Reúnen todo el saber de Occidente en centenares de libros que tratan de todo tipo de temas: geometrías, filosofía, jardinería, etc. Por razones de seguridad tanto el archivo como la biblioteca tienen el acceso restringido a grupos pequeños, pero Occidens va a permitir ver un pedacito de todo ese saber gracias a las nuevas tecnologías. En la exposición se han instalado dos dispositivos, similares a una tableta electrónica pero de mayor tamaño, donde se pueden ver algunos de los documentos más antiguos del archivo catedralicio (siglo XI al XV), como la Biblia Hebrea o el Breviario de Pamplona, o bellísimos libros de mapas del siglo XVI.

Para dar a conocer todos los detalles de la exposición, se ha creado una completa página web (www.expo-occidens.es). Además, todos los que accedan con un smartphone podrán profundizar los contenidos de la muestra con el uso de los códigos QR, que les permitirán entrar a páginas web con información adicional: entrevista a un monje de Leyre o la obra de Philippe Nemo, el filósofo francés cuya editorial está detrás de la exposición.

Occidens se puede visitar en la Iglesia catedral de Santa María de Pamplona. El horario de invierno es, de lunes a sábado, de 10:30 a 17 horas. El precio para adultos es de 5 euros y para niños de 2,5 euros; grupos de más de 15 personas, 4 euros para los adultos.
 

 
DESCARGA LOS MATERIALES DE PRENSA
  
·         Nota de prensa Occidens en Word
·         Foto inauguración 1
·         Foto inauguración 2
·         Foto arqueología
·         Foto materiales 

Para obtener más información, solicitar imágenes o entrevistas, contacta con nosotros:
Dirección General de Turismo y Comercio del Gobierno de Navarra
Comunicación Turismo Reyno de Navarra
Teléfono: 848 424 738 / 932 419 313
comunicacionturismo@navarra.es
www.turismo.navarra.es
 

 CONDICIONES DE LA CESIÓN DE FOTOGRAFÍAS
· En el caso de utilización de estas imágenes, se ruega hacer constar en la zona de créditos: Fotografías cedidas por el Archivo de Turismo "Reyno de Navarra" (si el soporte es digital se ruega crear el enlace a www.turismo.navarra.es); así como el nombre del autor.
· Si existe pie de foto se indicará el recurso de que se trata y como mínimo la palabra "Navarra". Esta información puede obtenerse del nombre del archivo de la imagen.