Eventos culturales


12 aza. 10

La restauración de la catedral de Pamplona afronta su recta final

La catedral de Pamplona ya ha empezado a mostrar su nueva cara. En los próximos días el frontón superior quedará al descubierto y los visitantes que se acerquen hasta la seo de la capital navarra podrán observar el rosetón y los ángeles que coronan la fachada en todo su esplendor. Las labores de limpieza de la piedra ya han finalizado y actualmente se están retirando los 6.200 metros de andamiaje que cubren la portada. Si las previsiones se cumplen, la restauración concluirá a finales de marzo.



Claustro gótico. Catedral de Pamplona

Tan sólo quedan tres meses para que la fachada neoclásica de la catedral de Pamplona se desprenda de los más de 6.000 metros de malla metálica que la cubren desde hace un año. El rejuvenecimiento y limpieza a que ha sido sometida la piedra caliza de la seo ha concluido y en los próximos días el frontón superior quedará al descubierto y se podrán contemplar los recién restaurados ángeles que coronan la fachada y el rosetón. Además, también han finalizado los trabajos en el relieve de la Virgen de la Asunción, los capiteles del atrio y un gran número de flameros.

Actualmente los trabajos se centran en el frontón inferior de la fachada central, en la cubierta de plomo del atrio y en las protecciones de plomo de las cornisas. Los últimos meses se dedicarán a acometer la reparación de los elementos adyacentes a la propia fachada: se retirará el hormigón que cubre la solera del atrio, se restaurarán las baldosas en mal estado y se intervendrá en la verja metálica exterior. Los responsables de la restauración calculan que en enero se desmontarán todos los andamios y que las obras concluirán a finales de marzo, si las previsiones se cumplen. Asimismo, la Fundación Caja Madrid está ultimando el proyecto museográfico de la Casa del Campanero, de modo que su instalación y montaje coincida con el final de las obras e restauración.

Para llevar a cabo la restauración de la fachada de la catedral Santa María la Real de Pamplona se han aplicado tratamientos especializados. En concreto se ha utilizado láser en algunas zonas y proyección de microesferas de vidrio, en otras, con el objetivo de preservar la pátina histórica y la labra de la piedra. Gracias a estos métodos de limpieza, se ha eliminado la costra negra que presentaban muchos rincones de la fachada debido al paso del tiempo y a los efectos negativos del agua. Los expertos confían en que el nuevo aspecto se prolongue durante mucho tiempo.

Por otro lado, las piezas más deterioradas se han sustituido por otras nuevas con piedra caliza procedente de la zona de Olcoz y Artajona, del mismo lecho de cantera que sirvió para contruir la fachada neoclásica.

En cuanto a las campanas, la campana María, con más de 10.000 kilos de peso y la mayor de España en funcionamiento, está siendo restaurada en la propia torre por operarios del taller valenciano 2001 Técnica y Artesanía. El resto de las campanas, que se encuentran expuestas al público en el patio del Arcedianato de la catedral (en el acceso al museo) se colocarán cuando concluyan las obras, coincidiendo con la adecuación del museo, que descubrirá a los visitantes objetos singulares hallados en el que fue domicilio de los sucesivos campaneros: monedas de Isabel II, cartas de amor, pelotas, botellas antiguas, cajas de jósforo y los últimos elementos encontrados (una bala de cañón, probablemente de las Guerras Carlistas).

Si decide visitar la catedral, no se pierda su magnífico claustro, considerado como uno de los mejores ejemplos del gótico europeo, una combinación magistral de curvas y rectas dominada por las grandes arcadas ojivales y treboladas, rematadas por pináculos con maineles, decoraciones y tracerías de gran elegancia.

Los atractivos del casco antiguo de Pamplona

En en el entorno de la seo pamplonesa, podrá disfrutar del baluarte del Redín, un espectacular balcón sobre las murallas de Pamplona desde el que podrá contemplar el portal de Francia o de Zumalacárregui.

Puede aprovechar su estancia en el casco antiguo para acercarse hasta el Ayuntamiento y hacer el recorrido del encierro desde la cuesta de Santo Domingo hasta la plaza de toros, aunque también puede tomar la calle Estafeta y dirigirse a la plaza del Castillo para descansar en alguna de sus animadas terrazas o en el emblemático café Iruña. Si tiene tiempo, recorra el paseo de Sarasate y visite las iglesias de San Nicolás, San Lorenzo o San Cernin.

Pamplona es una de las ciudades españolas con mayor zona verde por habitante, por lo que conviene pasear y relajarse por alguno de sus atractivos parques: La Ciudadela, La TaconeraMedia Luna y Yamaguchi.

Para ampliar cualquier información turística sobre Navarra acceda a su web www.turismo.navarra.es o llame al teléfono de información turística 848 420 420.