Eventos culturales


18 mai. 08

El Museo de Navarra descubre los ritos y costumbres funerarias de Navarra

El Museo de Navarra nos invita a conocer los secretos del mundo funerario de Navarra a través de la exposición “La tierra te sea leve. Arqueología de la muerte en Navarra”, abierta al público hasta el 30 de abril. Más de 500 piezas acompañadas de enterramientos, paneles explicativos y recreaciones recogen la evolución de los ritos funerarios navarros desde el año 5.500 a.C. (periodo Mesolítico) hasta las postrimerías de la Edad Media. Una muestra filatélica y otra de pintura contemporánea completan la oferta expositiva de la capital navarra para esta primavera.



La exposición "La tierra te sea leve. Arqueología de la muerte" ofrece al visitante una visión global de la evolución de los ritos funerarios de Navarra desde la más remota presencia humana hasta el ocaso de la Edad Media. La muestra es fruto de los hallazgos arqueológicos realizados se en los últimos 25 años.

Para estudiar las manifestaciones funerarias, arqueólogos, antropólogos e historiadores basan su trabajo en textos escritos, tradiciones orales y enterramientos. Estos últimos resultan especialmente útiles para investigar las costumbres funerarias de la Antigüedad y de la Prehistoria, periodo en el que no existen testimonios escritos.

Cronológicamente, la exposición comprende un espacio de tiempo de unos 7.000 años que van desde el 5.500 a.C. (período Mesolítico), fecha en la que ha sido datado el enterramiento más antiguo encontrado en el territorio de la actual Navarra, hasta las tumbas bajomedievales y modernas descubiertas recientemente en la catedral de Tudela. La exposición muestra piezas procedentes de 55 yacimientos repartidos por toda la geografía de la Comunidad. Algunos de éstos ya eran conocidos desde hace tiempo, otros han sido descubiertos recientemente y sus hallazgos son inéditos. Con todo ello, la exposición recoge el estado actual de las investigaciones sobre el mundo funerario en Navarra, poniendo el énfasis en los hitos más destacados.

La muestra, que se desarrolla sobre una superficie de más de 600 m2, se nutre en su mayor parte de los fondos que se conservan en el depósito de arqueología de la Dirección General de Cultura del Gobierno de Navarra, así como de préstamos de particulares. La exposición acoge más de 500 piezas, que se acompañan de enterramientos, paneles explicativos, ambientaciones y recreaciones.

El discurso expositivo se articula en siete ámbitos temático-cronológicos:
1- Muerte ubicua. Estudiar los restos humanos. Por qué y para qué.
2- Las primeras huellas. El Paleolítico.
Primer enterramiento (5500 a.C), la pequeña mujer de Aizpea, en Aribe, enterrada bajo una acumulación de piedras junto a una pared rocosa en el propio hábitat.
3- Una morada para siempre. Mesolítico-Neolítico.
Con la sedentarización de la población se implanta la costumbre del enterramiento dentro de los poblados, formando necrópolis. Las tumbas constan de sencillas fosas circulares excavadas en el suelo y pueden ser individuales, dobles y raramente múltiples. Los testimonios más antiguos, en Los Cascajos (Los Arcos) y Paternanbidea (Paternáin), constituyen el mejor registro de este tipo en toda España, por su número y antigüedad. Reflejan además una notable homogeneidad del ritual (posición fetal, orientación de los cuerpos, tipos de ajuares, etc.).
4- En comunidad: Sepulcros colectivos. Calcolítico-Edad del Bronce.
Surgen los monumentos megalíticos y las cuevas sepulcrales. El tipo de construcción megalítica más extendido, el dolmen, es un panteón construido con grandes piedras enhiestas y cubierta monolítica. Es la tumba de la comunidad y como tal queda patente en el paisaje, señalando el dominio sobre un territorio.
5- Gentes nuevas, nuevas costumbres. Edad del Hierro.
A comienzos del 1º milenio a.C. una nueva costumbre funeraria, la incineración, refleja la renovación poblacional y cultural que supone la llegada allende del Pirineo de las costumbres de las gentes de la Edad del Hierro. Estos cementerios, ricos en hallazgos -excepcional en este sentido El Castillo de Castejón-, permiten comprender cómo con el tiempo surgen en estas comunidades las diferencias sociales, y determinados grupos o personas empiezan a desempeñar un papel dominante en la colectividad.
6- Del sincretismo al cristianismo. Época Romana.
La llegada de Roma supone, como en casi todos los aspectos, un nuevo orden social y económico que también tiene su reflejo en el mundo funerario. Aunque las fuentes son ricas en información y Navarra cuenta con abundantes asentamientos urbanos y rurales, las necrópolis excavadas son pocas. Los mejores ejemplos son las de Ateabalsa y Otegi en Aurizberri/Espinal. En ambas el ritual continúa siendo incinerador, por lo que se descubren sus urnas de cerámica o vidrio. Además en Santa Criz (Eslava), como corresponde a una pujante ciudad, se dan construcciones monumentales en forma de mausoleos. Estelas funerarias recuperadas en la C/ La Merced, de Pamplona.
7- La muerte entre nosotros. Edad Media.
En la tardoantigüedad las costumbres funerarias resultan fuertemente influidas por el aporte cultural de los pueblos germánicos invasores y de francos, vascones, visigodos y musulmanes, que convergen en esta tierra, dejando su huella en las costumbres funerarias. A partir del s. IX, la costumbre de inhumar junto a lugar sagrado propicia el nacimiento de las necrópolis parroquiales en los núcleos urbanos.

Pero el Museo de Navarra ofrece al visitante mucho más. Abierto desde el año 1956, el Museo fue reinaugurado por la Reina Doña Sofía en 1990 después de una remodelación total. Su colección permanente está compuesta por fondos arqueológicos pertenecientes a la prehistoria, protohistoria y romanización de Navarra. Entre sus piezas de importancia internacional destacan la Arqueta de Leire, singular obra hispanomusulmana realizada en marfil, los capiteles románicos del claustro de la primitiva catedral de Pamplona, o el retrato del Marqués de San Adrián, obra firmada por Goya en 1804.

Horarios
Martes a sábados, 9:30-14 y 17:-19 h.
Domingos y festivos, 11-14 h.
Cerrado: Los lunes y 2l de marzo.
Visitas guiadas: Sábados, a las 17:30 h.
Domingos a las 12:30 h.
Más información: www.cfnavarra.es/cultura/museo
Teléfono: 848 42 64 92


Sellos del reino y arte contemporáneo

Si dispone de tiempo, aproveche su paso por el Museo de Navarra para visitar el Archivo General de Navarra, un antiguo palacio medieval que fue rehabilitado por Rafael Moneo en 1999 y que está situado a escasos cien metros, en la antigua muralla de Pamplona.

Además de conocer este magnífico edificio, en su interior podrá contemplar una interesante exposición de documentos con sellos de cera que permanecerá abierta hasta el próximo 18 de mayo. La muestra "Sigilo, los sellos de los documentos" alberga una colección de 60 sellos pertenecientes a la Casa Real e instituciones del reino, la nobleza, la burguesía, concejos y comunidades civiles y el mundo eclesiástico. La exposición muestra la importancia y cometido de los sellos tanto como validación de los documentos como por ser la imagen del Reino.

Para los que prefieran conocer las últimas tendencias de los pintores españoles, el Palacio de Congresos y Auditorio Baluarte de Pamplona acoge hasta el 1 de junio la exposición La pintura española en los tiempos del Arte. Veinte pintores españoles para el siglo XXI.

La muestra está comisariada por Enrique Andrés Ruiz, y organizada por el Gobierno de Navarra a través del Departamento de Cultura y Turismo, dentro del programa "Punto de encuentro con el Arte Contemporáneo".

Enrique Andrés Ruiz, crítico de arte y escritor, ha seleccionado parte del trabajo artístico de un elenco de pintores españoles de las últimas generaciones que a través de sus trayectorias conforman una antología de la pintura figurativa en el arte español para el siglo XXI. En la exposición se pueden contemplar setenta y una obras, pintadas en su mayoría durante los primeros años del siglo XXI, especialmente el pasado 2007.

La representación de artistas navarros está formada por Alfonso Ascunce, Elena Goñi y Diego de Pablos. Además se exhiben obras de Fernando Babío, Juan Fernández, Miguel Galano, Carlos García Álix, Calo Carratalá, Joan Boy, Juan Carlos Lázaro, Sergio Sanz, Chema Peralta, Mariana Laín, Joseba Escubi, Miguel Oliver, María Buil, Alberto Pina, Sara Quintero, Chechu Álava y Fernando Martín Godoy.

Con motivo de la exposición se ha editado un catálogo razonado que incluye dos textos del comisario, uno sobre el arte actual, y otro sobre los pintores antes citados. Igualmente, se ha editado un folleto de sala acompañado de un tarjetón con el calendario de las actividades complementarias programadas a lo largo del mes de abril, como la conferencia "La pintura en los tiempos del Arte", el viernes 4 de abril, a las 19:30, en Baluarte, a cargo del comisario de la exposición, Enrique Andrés Ruiz. Además, tendrán lugar una serie de encuentros con los artistas en la Sala Muralla de Baluarte, a 19:30 horas.

El horario de la exposición es de martes a viernes, de 17 a 21 horas; sábados y festivos, de 11 a 14 horas y de 17 a 21 horas. El lunes está cerrado. La entrada es gratuita.


Torre Jauregia de Donamaría

Visitar la Torre Jauregia de Donamaría, situada en el término municipal de Donamaría, muy cerca de Doneztebe/Santesteban, es otra interesante propuesta turística para esta Semana Santa. El edificio, conocido popularmente como "casa tablas", fue rehabilitado entre los años 2000 y 2001 y consta de cuatro plantas: los pisos inferiores están construidos en piedra, mientras que la parte superior está cubierta de madera o cadalso. Su peculiar arquitectura la hacen única entre las construcciones propias del siglo XIV y XV.

Además de contemplar este palacio declarado bien de interés cultural, el visitante encontrará en el interior una exposición, con ilustraciones incluidas, sobre el proceso de restauración del palacio y sobre la historia de las casas-torre de Navarra.

Las visitas guiadas del 19 al 24 de marzo, ambos inclusive, se realizarán a las 12:00 y a las 17:00. El resto del año, el servicio tiene lugar los sábados a las 12:00 y a las 17:00 y los domingos a las 12:00. Los grupos pueden solicitar otros horarios. Para reservar una visita guiada es necesario llamar con antelación a los teléfonos 948 59 23 23 o 699 21 22 26.