Acciones promocionales


25 aza. 15

Este puente de diciembre ponemos rumbo a Navarra

Despedir 2015 con un fin de semana largo de descanso y de propuestas atractivas es un plan irresistible, que puede convertirse en realidad si el destino elegido está cerca de casa y es asequible para todos los bolsillos. Navarra nos invita a pasar un puente de diciembre inolvidable y a dejarnos seducir por sus paisajes otoñales, sus actividades culturales, su sabrosa gastronomía y sus alojamientos más singulares, como una casa rural cueva, una cabaña en la copa de un árbol, o en una yurta (tienda de campaña mongola). ¿Todavía quieres quedarte en casa?



Selva de Irati

Navarra ofrece en el puente de diciembre planes para todos los gustos y bolsillos. Contar con una naturaleza privilegiada, salpicada de bosques centenarios, ríos caudalosos, panorámicas increíbles, y parajes lunares semidesérticos convierten a esta tierra en el destino ideal para los amantes de los paseos relajantes al aire libre. La Selva de Irati, el Señorío de Bertiz, el Parque Natural de Urbasa-Andía, los Embalses de Leurtza, el Parque Natural de las Bardenas Reales o el Bosque de Orgi son algunos de los lugares imprescindibles para descubrir las propuestas naturales de Navarra.

Pero tan importante como hacerse un buen programa de visitas es acertar en el alojamiento, y si de algo puede presumir Navarra es de ser pionera nacional en turismo rural. Su oferta ha ido creciendo en cantidad y calidad y las opciones son variadas, desde casas rurales que se pueden alquilar completas o por habitaciones, hasta hostales y hoteles rurales situados en idílicos parajes o en pintorescos pueblos. Además, existen alternativas muy originales.

Las últimas proposiciones nos invitan a subirnos a la copa de un árbol para disfrutar del sonido de los pájaros y de unas espectaculares vistas sin renunciar a las comodidades de cualquier establecimiento hostelero. Actualmente existen dos opciones para pasar una noche de ensueño encaramado a un árbol: alojarse en Basoa Suites, en el concejo de Lizaso, en Ultzama, o hacerlo en el Hotel Jakue de Puente la Reina en pleno Camino de Santiago. Igual de sorprendente resulta el plan de dormir en la típica vivienda familiar de los pastores nómadas de Mongolia, que nos propone el Hostal Campo de Reyes de Tafalla o retrotraerse al principio de los tiempos y alojarse en las cuevas turísticas de Valtierra.

Citas culturales

Los viajeros que se decanten por una visita a la capital navarra también pueden aprovechar su estancia para disfrutar de dos exposiciones culturales muy interesantes. La primera de ellas se encuentra en pleno casco viejo de Pamplona, en el Museo de Navarra, que hasta el 28 de febrero mostrará “Laca Namban. Brillo de Japón en Navarra”, una colección de 17 piezas lacadas de estilo Namban, elaboradas en Japón hace casi cinco siglos. Quienes deseen conocer más a fondo esta técnica y estilo pueden participar en las visitas guiadas previstas los días 6 y 8 de diciembre a las 12:30 horas a cargo de Aurora Patús. La entrada es libre hasta completar aforo.

La segunda exposición que bien merece una visita es la que se exhibe en el Paseo Sarasate: seis esculturas de Henry Moore. Esta muestra forma parte del programa “Arte en la calle”, organizado por la Fundación La Caixa, una iniciativa para convertir la ciudad en un museo a cielo abierto y mostrar obras de artistas de renombre en el panorama internacional. Además, el domingo 6 de diciembre el escultor Javier Muro ofrecerá a las 12:00 horas una visita guiada de una hora de duración. Las personas interesadas pueden apuntarse en el teléfono 948 42 01 00.

También pueden aprovechar su estancia en Pamplona para pasarse por la Feria de Navidad situada en la plaza de toros y adelantar la compra de los regalos navideños.

Propuestas gastronómicas

Otra forma de hacer que nuestra visita sea inolvidable es enriquecerla con una buena propuesta gastronómica. Hasta el próximo mes de febrero, 16 establecimientos, la mayoría de ellos de Tudela y La Ribera, ofrecerán menús a base de verduras de invierno. Se trata de una de las actividades organizadas en las IV Jornadas de Inverdura, una iniciativa para poner en valor el mejor momento de la huerta navarra, que también incluye concursos de cocina, degustaciones populares, cenas y otras muchas actividades.

Por otro lado, el 7 de diciembre en Mendigorría se celebrará el Día de la Zorra, una jornada en la que los lugareños organizan una degustación de chistorra, castañas y vino de la tierra, amenizada por la charanga del pueblo. El nombre de este día se debe a que antiguamente, y cuando estaban preparando los nuevos vinos de la temporada, los vecinos iban de casa en casa probando los caldos en cada una de ellas. De ahí que al cabo del día cogieran una “zorra” considerable.