Qué ver y hacer

Ruta de los Crómlech

Monumentos megalíticos

Multimedia

El tiempo


La Navarra atlántica se caracteriza por sus paisajes siempre verdes y por sus abundantes restos megalíticos. Por esta razón, no sorprende que en Goizueta se haya acondicionado una ruta con el fin de proteger su valiosa herencia milenaria. El recorrido de ésta muestra al visitante cerca de 90 monumentos megalíticos, la mayoría en buen estado de conservación.

En la localidad hay más conjuntos de megalitos diseminados, aunque no se han incluido en el itinerario por estar peor conservados o tener un acceso más complicado. Esta gran cantidad de monumentos prehistóricos pone de manifiesto la alta densidad de población que existía en la zona hace miles de años.

En el pirineo navarro, en los montes de la pequeña localidad de Goizueta, las estirpes que los poblaron hace más de dos mil años plasmaron su huella imborrable. Eligieron parajes llenos de tranquilidad para que sus muertos descansaran en paz. Y así, erigieron en esta zona numerosos sepulcros para honrar a sus difuntos. Resulta impactante el brillo del cuarzo blanco de estos vetustos vestigios que reposan sobre un apacible manto verde.

La ruta de los crómlech está señalizada. El panel explicativo se encuentra en Goizueta y todos los monumentos se han identificado con monolitos de piedra. El trayecto exhibe hasta un total de noventa ejemplares de la Edad del Bronce y del Hierro. La mayoría de los restos son crómlech, espacios circulares definidos con piedras que guardaban en su interior las cenizas de un individuo previamente incinerado, bien en vasijas, bien rodeados con losas pequeñas.

Es habitual encontrar mineral de hierro en las cercanías de los crómlech ya que en la época era el material principal para la fabricación de herramientas, útiles de oficio y armas. La calidad del hierro de la zona minera de Peñas de Aia alcanzó gran prestigio en el ámbito europeo entre los siglos XII y XVIII. En la actualidad ofrece su perfil escarpado a los montañeros.

Esta senda ofrece dos alternativas, por dos de las zonas con mayor valor natural de Goizueta: Alkasoaldea de 8,7 kilómetros que suma 55 monumentos funerarios y Aitasemegi de 7,7 kilómetros, que reúne 33. En el recorrido destacan lugares como el collado de Urgarata en el que existe un crómlech de nueve metros de diámetro aproximadamente. Otro de los hitos a subrayar es el dolmen de Añonea, construido en la Edad de Bronce, hace 5.000 años.
[+ info]

Ubicación

Fechas, horarios y precios confirmados salvo modificaciones de última hora.