Qué ver y hacer

Catedral de Santa María

Catedrales

Multimedia

Catedral de Santa María
Catedral de Santa María - Claustro
Catedral de Santa María - Claustro
Docudron Catedral de Pamplona (6 min.)
Ver todas las fotos

El tiempo

Catedral de Santa María
Ubicada sobre el promontorio del Casco Antiguo de Pamplona, en idéntico lugar en que se asentó la Pompaelo romana, se encuentra la Catedral de Santa María, obra culminación del gótico de los siglos XIV y XV. Este emblemático monumento es el que más reliquias histórico-artísticas atesora de la ciudad. En ella se coronaron los reyes, se reunieron las Cortes y durante tres siglos tuvo su sede la Diputación del Reino.

La sobriedad de su fachada neoclásica, obra de Ventura Rodríguez, contrasta con la estética gótica del interior del templo, cuya nave central, de 28 metros de altura, alberga el bello sepulcro de Carlos III de Navarra y su esposa Leonor de Castilla. Pero la verdadera joya de esta Catedral es su claustro, considerado como uno de los más exquisitos del gótico universal, y de obligada visita para cualquier visitante.

Desde la fundación romana de Pamplona el solar de la Catedral siempre ha sido elegido como sede del principal templo cristiano de la ciudad. Allí fue precisamente donde Carlos III El Noble ordenó construir el actual recinto al más puro estilo gótico, inspirándose en otras fabulosas catedrales como la de Bayona, en Francia. Su ubicación en pleno Camino de Santiago, hizo que el edificio presentara un ábside poligonal con deambulatorio, característico de las iglesias de peregrinación.

La catedral de Pamplona fue restaurada entre 1992 y 1994 en unas obras que rescataron parte de la rica policromía que en origen cubría muros, pilares y cubiertas, y que ocultaba un repinte de 1773 que imitaba el color de la piedra, y que acrecentaron la luminosidad del templo, con lámparas recubiertas en plata forjadas en talleres de Granada. Las obras de restauración confirmaron la existencia de templos anteriores de los siglos VI y X, además de permitir la aparición de una cripta románica bajo el ábside izquierdo del templo.

La fachada de la catedral, de factura neoclásica, es, sin duda, el elemento más polémico del conjunto; obra del arquitecto madrileño Ventura Rodríguez, el cabildo la mandó construir en 1783 para sustituir a la primitiva románica, muy deteriorada. Afortunadamente, hoy todavía podemos contemplar sus bellos capiteles en el Museo de Navarra. Su cuerpo principal es fiel reflejo del templo griego, con frontis y columnas, a cuyos extremos se erigen dos altas torres, una de las cuales alberga la Campana María, que con sus 12 toneladas es la segunda más pesada de España. Cuenta la tradición que el límite del territorio que denominamos "Cuenca de Pamplona" está marcado por aquellos lugares hasta donde llega el tañido de esta campana.

Ya en el interior, la planta de cruz latina cuenta con tres naves, capillas entre los contrafuertes y cabecera con capillas que forman la girola. El grandioso y austero templo está cubierto con bóvedas de crucería, ventanas de tracerías flamígeras y dos rosetones.

En la nave central se encuentra el Mausoleo a los Reyes de Navarra Carlos III el Noble y Leonor de Trastámara, obra de soberbio valor artístico realizada en alabastro por Johan Lome de Tournai. El conjunto escultórico se completa con 28 figuras plorantes de nobles y alto clero que rodean a los reyes yacentes, sobre una cripta que guarda restos de monarcas y príncipes enterrados.

Preside el templo la talla de madera revestida en plata de Santa María la Real. Ante esta virgen románica del siglo XII, la más antigua de las imágenes marianas conservadas en Navarra, se coronaban, bautizaban y bendecían los reyes navarros.

El retablo de Caparroso (1507), el lienzo de Fray Luis Ricci (1632), ambos en la girola, o el Santo Cristo crucificado, obra maestra de Juan de Anchieta (siglo XVI), que se encuentra nada más entrar a la izquierda, son las obras artísticas más sobresalientes del recinto religioso.

La Catedral es rica en ajuar y dependencias. De visita obligada es el claustro, uno de los mejores ejemplos del gótico universal; en esencia, una combinación magistral de curvas y rectas dominada por las grandes arcadas ojivales y treboladas, rematadas por pináculos con maineles, decoraciones y tracerías de gran elegancia. Sus columnas y paredes están decoradas con grafitos que han sobrevivido a los avatares del tiempo. Se trata de interesantes inscripciones y dibujos fechados entre los siglos XIV y XX, entre los que destaca un conjunto de dibujos de torres medievales, escudos, apellidos, o consignas de la Guerra de la Independencia. Todos ellos están siendo estudiados en la actualidad.

Al conjunto, que presenta cuatro corredores, se puede acceder a través de dos bellísimas puertas: la de la Preciosa, cuyo nombre deriva del salmo que los canónigos cantaban al pasar por ella para acceder al dormitorio: «Pretiosa in conspectu Domini, mors sanctorum eius», y la de Nuestra Señora del Amparo, cuyo tímpano destaca por el dramatismo que relejan sus personajes en la Dormición de la Virgen y en cuyo mainel central, observamos la imagen gótica de una sonriente virgen protegida bajo un decorativo dosel.

Durante el recorrido, merece la pena detenerse en el sepulcro de Leonel, hijo bastardo de Carlos II, y en la Capilla Barbazana, que guarda bajo bóveda estrellada el sepulcro del obispo Arnalt de Barbazán y que preside la Virgen del Consuelo, una excepcional imagen gótica realizada en piedra policromada.

Completan las dependencias catedralicias la Biblioteca, con más 14.000 volúmenes, la Sacristía rococó, y el Refectorio y la Cocina, con una gran chimenea de 27 metros de altura, en los que se ubica el Museo Diocesano. Este museo alberga una valiosa decoración de arte sacro, entre la que destaca una colección de tallas medievales de la Virgen.

Una magnífica y equilibrada panorámica del conjunto catedralicio se contempla, sin lugar a dudas, desde el mirador del Parque de la Media Luna. Aproveche su visita para conocer las murallas y el centro histórico de Pamplona.
[+ info]

No te lo pierdas

  • "Occidens" es el nombre de la exposición permanente instalada en el Museo de la Catedral de Pamplona. Gracias a una tecnología innovadora e interactiva (con holografías, montajes audiovisuales, sonidos y aromas de cada época) se recorren las distintas estancias de la seo invitando a reflexionar sobre las raíces, el sentido y el futuro de la civilización occidental.

 

  • Se ha inaugurado la exposición "Catedral Infantil" en la que 10 piezas de la catedral se empequeñecen para acercase a los niños.

 

  • Si hoy cumples años, no necesitas ticket. Te felicitamos invitándote.

¿Sabías qué...?

"Occidens" ha sido galardonada con los siguientes premios:

  • Premio Eruopeo AADIPA 2013
    Intervención en el patrimonio arquitectónico
  • Premios de Diseño CORE77 2013
    Interiores y exposiciones
  • Premio Internacional de Diseño Interior FX 2013
    Museos y exposiciones
  • Premio Museo Europeo del Año 2014

Ubicación

Servicios: la catedral ofrece sus instalaciones para la celebración de diversos eventos. Consulta la información aquí.

Horario

Otoño: acceso a través del "Museo Catedral Pamplona-Occidens":

  • Hasta la última semana de octubre: de lunes a sábado, de 10:30 a 19:00. Domingos, cerrado. Subida supervisada a la torre: de lunes a sábado, a las 11:15.
  • A partir del 30 de octubre: de lunes a sábado, de 10:30 a 17:00. Domingos, cerrado. Subida supervisada a la torre: de lunes a sábado, a las 11:15.
  • Puente de El Pilar (del 12 al 15 de octubre): horario sin cambios.
  • Día 1 de noviembre (festivo): cerrado.
  • Día 29 de noviembre (festivo): cerrado.
  • Puente de diciembre (del 2 al 10 de diciembre): horario sin cambios.

PRECIOS

Precio entrada: 5,00 €

Observaciones:

Visita guiada

Descripción: existe la posibilidad de realizar visita supervisada a la torre.

Precio visita: incluida en el precio de la entrada.

Observaciones

La dirección del museo está habilitada para anular cualquiera de las visitas sin comunicación previa.

A través de la tarjeta Fidelis la catedral ofrece a los residentes en Navarra la posibilidad de acceder las veces que se quiera durante un año a la exposición de Occidens y además invitar hasta a tres amigos. Dicha tarjeta vale 10€ y ya está disponible en la taquilla de la catedral.

Fechas, horarios y precios confirmados salvo modificaciones de última hora.

Información Práctica