Actividades y Experiencias

Corre el encierro de San Fermín

Tradición, promesas o retos son algunas de la razones que llevan a los corredores a lanzarse a tal hazaña.

Desde el 7 hasta el 14 de julio los encierros de los Sanfermines nos hacen vibrar cada mañana. Minutos antes de que el reloj marque las 8:00 los mozos entonan su canción implorando protección al santo y la tensión se palpa en el ambiente. Cuando suena el primer cohete anunciador, estallan los nervios y la emoción, y 6 toros acompañados por 4 cabestros, salen del corral y enfilan la cuesta de Santo Domingo.

Los mozos más aguerridos se posicionan delante de las astas, unos tropiezan, otros son volteados por los astados y la carrera sobre los adoquines del recorrido se vuelve irrefrenable. Enfilan por mercaderes hasta llegar a su peligrosa curva, y allí empieza la calle infinita, la Estafeta, al final de la cual se encuentra la curva de Telefónica y el peligroso callejón que desemboca en la plaza de Toros, donde 22.000 personas esperan ansiosas la llegada de animales y corredores, y rezan por un final feliz.

El ruedo está abarrotado y el peligro continúa hasta que, por fin, los toros entran en el corralillo. En ese momento resuena el último cohete, seguido del gran aplauso final del público que llena la plaza y que por fin respira tranquilo.

Ubicación

Razones para no perdértela

El mejor momento

Todos los días entre el 7 y el 14 de julio a las 08:00.

Cómo completar la jornada

Sigue disfrutando de los actos diurnos y nocturnos de la fiesta.
Observaciones Ponerse delante de un toro es una responsabilidad muy grande, hay que hacerlo muy consciente y con respeto.