Propuestas turísticas


05 mar 13

Navarra apuesta por el slow tourism

Parajes con encanto, vías verdes, parques naturales… Navarra es el paraíso de los amantes de la naturaleza y el ecoturismo. Esta riqueza paisajística ha propiciado en Navarra el incremento de un tipo de turista que busca el relax, la desconexión, la tranquilidad y el contacto con la naturaleza.



Así lo demuestran las últimas encuestas realizadas por Turismo de Navarra, en las que se refleja que un 32% de los turistas acuden a la Comunidad Foral para descansar y un 24% para desconectar del día a día. Por este mismo motivo, Turismo de Navarra ha apostado por posicionarse como un destino referente de la filosofía slow tourism en España. Este movimiento no sólo pretende concienciar a la gente de lo importante que es vivir de una forma más pausada sino que también intenta que los turistas puedan conocer sus destinos de una forma más profunda adentrándose en su naturaleza, su gastronomía y en sus paisajes.

Casi el 50% del territorio navarro cuenta con algún tipo de catalogación natural: reservas naturales, zonas protegidas, jardines o vías verdes donde poder pasear o practicar deportes como el ciclismo. Esto convierte a Navarra en un lugar perfecto para todos aquellos turistas que les guste viajar sin prisas y quieran adentrarse en la filosofía del slow tourism. Así podrán familiarizarse con el paisaje, pero también con la cultura de esta comunidad a través de sus tradiciones, su gastronomía, sus fiestas…

Ruta de los Paisajes

En sintonía con este tipo de turismo, Navarra presentó este año en FITUR la Ruta de los Paisajes, un nuevo recorrido que se articula en torno a dos elementos: los miradores y el agua. La ruta, que estará señalizada en primavera, engloba una selección de hitos de especial interés paisajístico, plástico y escénico de Navarra, en los que el visitante puede sentir el poder y la belleza natural de los enclaves, además de participar como protagonista formando parte del entorno.

A lo largo de la ruta existen más de 15 hitos distribuidos por todo el territorio. En los Pirineos, por ejemplo, podemos encontrar desde la cascada de Xorroxin, en Baztán, el mirador de Ariztokia en el Valle de Aezkoa o el espectacular macizo de Larra y el Valle de Belagua. En la Comarca de Pamplona destaca el Paseo Fluvial del Arga, un extenso recorrido que supone el gran pulmón verde de la ciudad donde el visitante puede dejarse abrazar por la simbiosis de agua y vegetación y en la que encontrará hasta un Museo de Educación Medioambiental. En la Zona Media de Navarra el turista puede disfrutar del paisaje desde el Balcón de Pilatos, un mirador situado en la Sierra de Urbasa, en la parte superior de la reserva natural del Nacedero del Urederra, desde donde se puede divisar la panorámica de los hayedos del Valle de Améscoa. En la Ribera, destaca el Parque de las Bardenas Reales (mirador de Aguilares, mirador del Yugo y mirador desde Senda Viva) un extenso territorio semidesértico y despoblado que combina los paisajes lunares de la Bardena Blanca salina y escultórica y las espectaculares vistas de la Bardena Negra con su frondosa vegetación.

Turismo de naturaleza, clave del slow tourism

El turismo de naturaleza se ha consolidado en algunos destinos turísticos, como es el caso de Navarra. Para que este tipo de turismo sea posible es necesario que el destino tenga unas condiciones naturales concretas que permitan el desarrollo de ciertas actividades de una forma óptima.
En el caso de Navarra existen más de 750 alojamientos de calidad enclavados en entornos naturales, parques de aventura para los más intrépidos, circuitos de BTT para los amantes del cicloturismo y largos caminos donde poder pasear a caballo o en segway rodeados de un entorno inmejorable.

Otras opciones para el relax

Navarra es un espacio privilegiado para poder cuidar el cuerpo, relajar la mente y dejar atrás el estrés del día a día. La Comunidad Foral cuenta con varios balnearios como el de Elgorriaga o el de Fitero que disponen de una amplia oferta vínculada con la salud, la belleza y el descanso. También existen establecimientos donde el visitante puede sumergirse en piscinas hidrotermales, recibir masajes, envolverse en fangos o disfrutar de los baños de vapor para poder reposar tranquilamente.
Los más activos podrán decantarse por otras actividades complementarias como la natación, el tenis o ponerse un poco en forma en los gimnasios de estos centros termolúdicos que están presentes a lo largo del territorio.