Nuevos servicios turísticos


16 sep 14

Navarra inaugura su primer complejo turístico con cabañas en árboles

Navarra cuenta con un nuevo alojamiento singular tras la reciente inauguración de Basoa Suites, el primer complejo turístico con cabañas en árboles de la Comunidad Foral. El establecimiento está situado en el robledal de Amati, un entorno natural de alto interés arbóreo y ornitológico que está ubicada en el concejo de Lizaso, en Ultzama.



Basoa Suites abrió sus puertas el pasado mes de agosto contando desde el inicio con cuatro cabañas de tamaño reducido situadas a cinco metros de altura y que ofrecen al visitante todo tipo de comodidades como calefacción, terraza, baño seco y amplios ventanales para disfrutar de las vistas y los sonidos del bosque. El proyecto está pensado para personas que quieren relajarse, disfrutar de la tranquilidad del bosque de Amati y tener un contacto íntegro con la naturaleza. De este modo, los clientes tienen como ambiente de fondo el sonido de los pájaros y las ramas de los árboles
Para la construcción del complejo se han seleccionado materiales y técnicas respetuosas con el medio ambiente, ya que el entorno fue declarado paisaje protegido y zona especial de conservación por tratarse de un robledal de humedal de llanura, un tipo de bosque muy escaso y de alto interés ecológico.

Las instalaciones de Basoa Suites se completan con un edificio de servicios, Casa Amati o Amatienea, equipado con baños, duchas, sala de estar, y comedor donde se sirven las cenas elaboradas con productos de la zona. Desde este edificio parte una pasarela de madera que adentra al visitante en el bosque y le conduce a las cuatro suites.

Suites únicas

Cada suite en el robledal de Amati és única y se accede a ellas mediante trampillas o escaleras laterales:

• Belea: con el tejado en forma de pagoda, ha sido construida con madera de abeto, castaño y roble. Cuenta con diez ventanas, una de ellas muy grande y con forma circular. La terraza, atravesada por el tronco de un gran roble, tiene una barandilla construida con ramas de roble que se entrelazan entre sí. Belea significa "cuervo" en euskera, ya que en uno de sus robles tiene un nido de cuervos.
 Beigorri: suite con forma alargada, con uno de sus muros extraplomado o tumbado, construida con madera de pino, abeto, chopo y castaño. Uno de sus ventanales es grande para poder disfrutar de una de las zonas más bonitas del bosque. La terraza, atravesada por el tronco de un gran roble, tiene una barandilla construida con madera y corteza de castaño. Beigorri es el nombre de un personaje mitológico que se dice que vigilaba y cuidaba la cueva de Mari.
 Okolin: suite puntiaguda, con forma triangular inspirada en las casas del pirineo. Construida con madera de pino, abeto, castaño, chopo y avellano. Cuenta con una velux y dos ventanales hacia un prado de ovejas. La terraza rodea tres de las cuatro caras de la casa, tiene un porche amplio, ideal para los días de lluvia y las noches de tormenta. Okolin es el nombre de un monte situado al lado del Saioa, que se ve en invierno desde la terraza, cuando ya han caído las hojas.
• Bedats: suite con forma hexagonal con una ventana amplia también hexagonal. Siete ventanas en todas las direcciones para disfrutar de la suite más inmersa en el bosque. Construida con madera de pino, abeto, castaño y avellano. La terraza, atravesada por el tronco de un gran roble, tiene una barandilla construida con maderas de abeto y avellano cosidas entre sí. Bedats significa primavera en euskera del país vasco francés.

Otros alojamientos singulares

Las suites colgantes de Amati no son los únicos alojamiento singulares en el Reyno. Destaca, por ejemplo, El Hotel Jakue de Puente la Reina, ubicado en pleno Camino de Santiago en su paso por Navarra, que construyó hace algunos años la primera habitación en la copa de un árbol y que fue bautizado con el nombre de Casa Maitenea, que significa “lugar del cariño”. Otra opción es retrotraerse al principio de los tiempos y alojarse en las cuevas turísticas de Valtierra. Dormir allí genera la sensación de volver a los orígenes de la tierra. Eso sí: con todas las comodidades del siglo XXI. Este complejo de apartamentos está situado en Valtierra, en la entrada del Parque Natural de Bardenas Reales, y a tan sólo cinco kilómetros del Parque de Atracciones Sendaviva. Una tercera opción muy atractiva para alojarse en un establecimiento fuera de lo común es dormir en una verdadera casa solariega del siglo XVIII. Esta posibilidad la ofrece el Hotel Rural de Uriz, un pequeño hotel rural con encanto erigido sobre una torre de 1785 que pertenecía a una familia noble de la localidad.

Para obtener más información sobre turismo en Navarra accede a su web www.turismo.navarra.es o llame al teléfono de información turística 848 420 420.