Gastronomía


29 may 14

Reyno de Navarra, donde los quesos también tienen Denominación de Origen

El “Reyno de Navarra” cuenta con dos variedades de quesos con Denominación de Origen. Tierra ligada al pastoreo desde hace siglos, el queso ha sido y es uno de los productos estrella de la despensa navarra. Dos de sus variedades, el queso Roncal y el queso Idiazabal, están reconocidas con la Denominación de Origen, un sello que exige que el producto cumpla con unos requisitos determinados de gusto, sabor y olfato, así como un método de elaboración concreto. En Navarra se pueden visitar el Museo del Queso de Uztárroz y hay visitas guiadas a las queserías de distintas localidades.



Queso Idiazabal

El queso es uno de los productos más conocidos de Navarra, y este año se están promocionando especialmente dentro de la Ruta “Navarra, el Reyno de la Buena Mesa”, iniciativa pensada para potenciar y reconocer los puntos clave de la gastronomía de Navarra, uno de los mayores atractivos del destino.

En la zona nororiental de la montaña navarra, en los siete municipios que conforman el Valle del Roncal nace y se elabora el queso que lleva el mismo nombre (Roncal), conocido como el hijo del Pirineo. La temporada de elaboración coincide con los meses de diciembre a julio, época de parto de las ovejas. Se caracteriza por ser un queso artesanal producido con leche cruda de oveja rasa y de oveja latxa, cuajo y sal. De forma cilíndrica con bordes vivos y corteza natural, dura y gruesa. Este delicioso queso fue el primero en recibir la Denominación de Origen de un queso en España en 1981 y defiende un producto de calidad y con nombre propio.
 
Por su parte, el queso Idiazábal obtuvo su D.O. en 1987.  Tanto la producción de la leche como la elaboración de este queso se desarrollan siempre dentro

del País Vasco y Navarra (excepto la zona del valle de Roncal, que tiene su propia denominación de origen). Está elaborado íntegramente con leche de oveja de las razas Latxa y Carranzana. Es un queso graso con una maduración mínima de sesenta días, de entre 1 y 3 kg por unidad, prensado y no cocido.

Fiestas del queso

Como buenos símbolos de la cocina navarra cuentan con sus respectivos días de celebración. El queso Idiazábal tiene un especial recordatorio durante el día de “Artzai Eguna” o Día de Pastor, considerado como Fiesta de Interés Turístico de Navarra. A lo largo de toda la jornada, se llevan a cabo múltiples actividades que congregan cada año a miles de visitantes y en las que se puede presenciar en directo la elaboración tradicional del queso de oveja.

El queso Roncal, por su parte, cuenta con su recordatorio durante las fiestas patronales del pueblo que le impone este nombre que reservan un día para ensalzar al queso y darle el valor que se merece. Este día sirve para recordar que fue el primer queso en conseguir una Denominación de Origen en España y mostrar cómo los productores del valle lo elaboran. Los visitantes también pueden degustar y saborear el preciado queso a la hora del almuerzo.


Una parada en el Museo del Queso

Todos los amantes del queso que visiten Navarra tienen una parada asegurada en Uztárroz, el pueblo más septentrional del Valle de Roncal, donde se encuentra el Museo del Queso y la Trashumancia. En este museo se pueden observar bellas fotografías antiguas y paneles ilustrativos sobre la elaboración del queso. La sala cuenta con una cuidada selección de los diferentes utensilios que se usaban desde tiempo inmemorial en la elaboración artesanal del queso en las bordas o "muideras", además de vestimentas de pastor, esquilas, hierros de marcar ganado y otras herramientas usadas.

Además, podrán completar esta visita gratuita al museo con la contemplación de los métodos actuales de elaboración del queso de Roncal en la quesería Kabila Enea.

En Navarra se ofrecen además visitas guiadas a las queserías de distintas localidades.

Maridajes

Para acompañar a estos deliciosos quesos podemos recurrir al vino con Denominación de Origen, otro gran producto de la tierra. Para el queso Idiazábal encontraremos un maridaje perfecto con un vino blanco fermentado en barrica ya que por su textura y grasa conseguiremos que se cree un equilibrio perfecto entre los dos productos. En cuanto al queso de Roncal lo podemos acompañar con un vino tinto con cuerpo de la tierra, que potenciará su sabor.

Para obtener más información sobre turismo en Navarra accede a su web www.turismo.navarra.es o llame al teléfono de información turística 848 420 420