Fiestas y tradiciones


01 mar 10

Tradiciones y tesoros artísticos brillan en la Semana Santa en Navarra

La Semana Santa en Navarra se presenta este año especialmente atractiva para quienes deseen compaginar turismo, tradiciones e historia. A los ancestrales ritos religiosos de “El Volatín” y “La Bajada del Ángel” en Tudela, y las multitudinarias procesiones de Corella y Pamplona se unen el placer de poder disfrutar de los primeros días de la primavera o descubrir joyas del patrimonio medieval en la Zona Media: templos y palacios en Sangüesa o Estella, el cerco de Artajona o el palacio real de Olite. Una escapada a Navarra le permitirá conocer las distintas vías del Camino de Santiago que la surcan y también los distintos actos que tendrán lugar en Zugarramurdi, localidad conocida por sus akelarres y su mítica cueva.



Penitentes en Corella

En Pamplona, los actos religiosos se suceden desde el viernes anterior al Domingo de Ramos (26 de marzo), con el traslado de la Dolorosa, imagen de la Virgen muy venerada en la capital navarra, desde la iglesia de San Lorenzo hasta la Catedral. El Jueves Santo (1 de abril) se celebra en la iglesia de San Agustín el Voto de las Cinco Llagas, una ceremonia en la que el Ayuntamiento renueva el voto que hizo en 1599 para librar de una peste a la ciudad. El acto más representativo del Viernes Santo es la Procesión del Santo Entierro, un acto silencioso  y austero en el que desfilan doce pasos.

La ciudad de Tudela acoge en Semana Santa dos Fiestas de Interés Turístico Nacional que se remontan al siglo XVI y que forman parte de la cultura local: el Volatín y la Bajada del Ángel. El Sábado Santo  (3 de abril), a las 10 de la mañana, un muñeco articulado de madera (El Volatín) aparece en el balcón de la Casa del Reloj de la Plaza de los Fueros. Cuando el puro que porta le estalla en la boca, la figura comienza a dar vueltas frenéticamente hasta que pierde sus vestimentas en una ceremonia sencilla y popular que recuerda la muerte desesperada de Judas Iscariote.

A las 9 de la mañana del domingo de Pascua de Resurrección (4 de abril) la misma plaza sirve de escenario para la Bajada del Ángel. El nombre del acto se debe a que un niño vestido de ángel desciende desde un templete que se coloca en la Casa del Reloj y que representa las puertas del cielo hasta la imagen de la Virgen, que tiene la cabeza cubierta con un velo en señal de duelo por la muerte de su Hijo. El Ángel le quita el velo, evocando con este gesto la alegría de la Resurrección de Cristo. Este año el templete ha sido reformado y ha incorporado dos nuevos lienzos que se encontraban deteriorados.                                                               

El Viernes Santo de Corella es otro de los momentos cumbres de la Semana Santa navarra. Al mediodía del día 2 de abril, se escenificará en la iglesia de Nuestra Señora del Rosario la Función de las Siete Palabras, una representación muy emotiva en la que se interpretan las últimas siete frases de Jesús antes de su muerte con el acompañamiento de coro y orquesta. Ya por la tarde, las calles de Corella se llenan de foráneos y vecinos que acuden  a presenciar el desfile de pasos barrocos, declarado Procesión de Interés Turístico Nacional.

Otra tradición de origen más reciente es el Vía Crucis Viviente de Andosilla, que escenifica en la mañana de Viernes Santo la pasión de Cristo por las calles de la localidad. El acto cuenta con la participación de una treintena de vecinos del municipio y uno de los momentos más esperados por el público es la Crucifixión, que tiene lugar en la plaza Lope del Val y que es interpretada con gran realismo.

Curiosa resulta también la tradición de la Persecución y captura de Judas, que tiene lugar en la localidad ribera de Cabanillas cada Domingo Santo (4 de abril).

Con aire más festivo y como parte de las celebraciones del Domingo de Resurrección (4 de abril), los Bolantes de Luzaide/Valcarlos interpretan en esa localidad pirenaica una de las danzas más llamativas y ancestrales de Navarra. La comitiva recorre el barrio de Pekotxeta, cruza la frontera, visita la vecina Arneguy y vuelve para interpretar en el frontón sus espectaculares bailes. Una excelente ocasión para acercarse a esta localidad y visitar la cercana Colegiata de Roncesvalles, inicio para muchos peregrinos del Camino de Santiago.


Zugarramurdi: 400 años del Auto de Fe

La localidad de Zugarramurdi ha estado ligada a la historia de la brujería desde que en 1610 se celebrara el Auto de Fe de Logroño, hace ahora 400 años. El Gobierno de Navarra ha organizado una serie de actividades en homenaje a las vecinas de la localidad que fallecieron por esta causa.

Los días 2 y 3 de abril se realizarán visitas teatralizadas a la famosa cueva de Zugarramurdi con un espectáculo titulado “Ilargi betea, sorginen Larrea” (Luna llena, el prado de las brujas). En él, dos brujas introducirán a los visitantes en el mundo de las plantas medicinales, escucharán leyendas, el sonido de la txalaparta y, una vez en la cueva, participarán en el akelarre. Las visitas teatralizadas se iniciarán a las 19:30 horas. Es imprescindible reservar con antelación en el teléfono 948 599 004.

Además de conocer estos y otros atractivos, los visitantes que pernocten en Navarra pueden acceder de manera gratuita a la mayor parte de sus centros y equipamientos culturales y turísticos. En el marco de la campaña Navarra te recibe gratis, los viajeros reciben tarjetas promocionales con entradas gratuitas para cincuenta espacios distintos, descuentos en actividades y otras ofertas de las que puede recibir información en las Oficinas de Turismo de Navarra.

Para ampliar cualquier información sobre turismo en Navarra o la campaña “Navarra te recibe gratis”, acceda a la web www.turismo.navarra.es o llame al teléfono de información turística 848 420 420.