Organice su viaje

Valle de Belagua

Valles

Multimedia

Belagua desde Yeguaceros
Valle de Belagua
Valle de Belagua
Vídeo Valle de Belagua en invierno
Ver todas las fotos

El tiempo

Belagua desde Yeguaceros
El Valle de Belagua es el ecosistema pirenaico más relevante del Valle de Roncal, con alturas que oscilan entre los 1.100 metros del denominado Rincón de Belagua y los 2.428 metros de la Mesa de los Tres Reyes, la cumbre más alta de Navarra.

Situado al norte del Valle de Roncal, en la muga de Navarra, Francia y Huesca, en su interior se encuentra la Reserva Natural de Larra, que acoge el más singular y representativo de los ecosistemas pirenaicos y constituye uno de los parajes morfológicos kársticos más impresionantes de Europa.

Al Valle de Belagua se accede desde Isaba por una carretera que conduce hasta la Piedra de San Martín, a más de 1.750 metros de altitud, y donde se celebra cada año el 13 de julio el tradicional Tributo de las Tres Vacas. En el camino quedan rincones, simas, reservas, montañas, pistas de esquí, barrancos, bosques, cascadas, flora, fauna: el frescor del Pirineo.


Las cumbres más altas y conocidas del Pirineo navarro -la Mesa de los Tres Reyes, Ukerdi, Budogia, Txamantxoia, Lakartxela,...- y otras próximas como el Anie, Petrechema o Acherito, presiden y realzan este amplio valle donde conviven en perfecta armonía desde hace siglos personas, animales y bosques.

Ovejas, vacas y yeguas ocupan los pastos comunales, mientras que los rincones más recónditos acogen a especies animales como el oso, el sarrio, la marmota, el armiño, la perdiz, el águila real, el pitonegro o el quebrantahuesos, algunas de ellas en peligro de extinción.

Algunos parajes de este amplio valle están protegidos por ley debido a su alto valor ecológico. Pruebe a pasear por las reservas naturales de Larra y Aztaparreta o por la reserva integral de Ukerdi y tendrá la oportunidad de disfrutar del vuelo de águilas, urogallos o quebrantahuesos, del ágil caminar de los sarrios o del descaro divertido de las marmotas. También disfrutará del contraste del pino negro entre las rocas de Larra, o de las sombras de los enormes abetos y hayas que rodean el barranco de Aztaparreta.

Los amantes de los deportes de naturaleza encuentran un paraíso en Belagua. Junto a la práctica del montañismo -es el lugar ideal para iniciarse en las ascensiones a cumbres que superan los 2.000 metros-, la oferta deportiva es tan variada como atractiva. Así, con la llegada del buen tiempo puede recorrer numerosas pistas en bicicleta de montaña, descender por barrancos o disfrutar de un paisaje único desde un parapente. Y para el invierno, Belagua cuenta con más de 22 kilómetros para la práctica del esquí de fondo repartidos en siete pistas pisadas y balizadas. También en esta época puede disfrutar de variados paseos en raquetas de nieve por idílicos bosques.

En Larra, hay que tener cuidado con las abundantes simas. La más conocida es la de la Piedra de San Martín, una de las más altas de Europa y con una caída vertical de más de 1.200 metros que le ha convertido en una de las preferidas por los amantes de la espeleología. Cuenta en su interior con una enorme y espectacular sala, la Sala de la Verna, a la que se accede desde territorio francés (Sainte-Engrâce) y donde se ofrecen visitas guiadas. Esta sala tiene 160 metros de ancho, alrededor de 200 de largo y, en algunos puntos, más de 160 de altura, además de contar con una gran cascada de más de 80 metros de altura en uno de sus extremos.

Tras visitar Belagua, no deje escapar la oportunidad de conocer poblaciones del Valle de Roncal como Isaba, Roncal, localidad natal de Julián Gayarre o Burgui, con su Museo de la Almadía. Podrá visitar queserías en Burgui, Vidángoz y Uztárroz, donde se encuentra la Casa Museo del Queso y la Trashumancia.

[+ info]

¿Sabías qué...?

El Mirador de Larra-Belagua, situado en la NA-137, kilómetro 17, es uno de los 35 recursos seleccionados en la Ruta de los Paisajes de Navarra. Agua y Miradores.

Ubicación

Fechas, horarios y precios confirmados salvo modificaciones de última hora.