Organice su viaje

Monasterio de Fitero

Monasterios

Multimedia

Plaza de los Absides.
Monasterio de Fitero - Sala Capitular
Interior
Ver todas las fotos

El tiempo

Plaza de los Absides.
¿Te gustaría conocer el primer monasterio que la Orden del Císter construyó en la Península Ibérica?; ¿perderte entre sus muros, levantados entre 1185 y 1247 y ampliados en los siglos XVI y XVII?; ¿y disfrutar de un lugar codiciado, durante siglos, por reyes, papas, obispos y señores?

Está en Fitero, un pequeño pueblo de la Ribera navarra que casi linda con La Rioja y es monumento nacional desde 1931. El cenobio, joya arquitectónica de la Edad Media, te sorprenderá por su grandiosidad.

Su iglesia abacial es una de las más importantes de la orden del Císter en Europa y en su interior conserva una importante colección de arquetas árabes, cofres medievales y un precioso relicario gótico de esmalte limosino.
 
El recién renovado claustro renacentista consta de dos pisos: el claustro bajo edificado en el S. XVI, aunque los muros perimetrales son anteriores, y el sobreclaustro cuya construcción finalizó en 1614 en estilo herreriano. La puerta que comunica el claustro con la iglesia posee un interesante crismón.

Pero, además, el monasterio es un buen punto de partida para realizar agradables y pintorescos paseos por su entorno natural o sumergirse en las aguas del balneario de Fitero, a 3 kilómetros del pueblo.

La villa de Fitero, en cuyo casco urbano se levanta el monasterio, se halla situada en el extremo sur-occidental de Navarra, en pleno valle del río Alhama, a 23 kilómetros de Tudela. Aunque inicialmente el pueblo estaba alejado del monasterio, fue en el siglo XV cuando se repobló la villa para aumentar la defensa del territorio y las nuevas casas se construyeron en torno a la abadía, convirtiendo al de Fitero en uno de los pocos monasterios cistercienses integrados en un pueblo.

El monasterio, declarado monumento nacional en 1931, se fundó en 1140 aunque fue en 1185 cuando se iniciaron las obras de las diferentes dependencias, algunas de las cuales tienen en la actualidad funciones no religiosas: la hospedería está ocupada por el Ayuntamiento, las celdas se reconvirtieron en residencia de ancianos, el refectorio es la actual Casa de Cultura y cine, y la biblioteca y la cocina se convirtieron en museo.

La visita te permitirá descubrir dependencias medievales (XII y XIII) como la iglesia abacial, de cruz latina, con tres naves y cabecera de girola con cinco capillas, lo que la convierte en un ejemplar único del Císter en España. Asimismo existen restos medievales en los muros de la biblioteca, vestigios de la antigua muralla y la sala capitular, construida en 1247. Te sorprenderá también el claustro renacentista de planta cuadrada y el sobreclaustro, construido siguiendo el estilo herreriano del siglo XVI.

Otras dependencias destacadas del monasterio son el dormitorio nuevo, del siglo XVI; el palacio abacial, manierista del siglo XVI y ampliado en el XVII y la biblioteca (1614).

Entre las piezas de orfebrería conservadas de Fitero destacan el brazo relicario de San Raimundo, fundador del monasterio; el relicario-ostensorio de San Andrés (XVIII), cálices del XVII, una alaveta de plata y concha (XVI), un copón de filigrana de plata (XVII), una arqueta de marfil del año 966, un píxide de esmalte de 1200, tres arquillas de chapa de marfil y de madera de los siglos XI, XII y XIII, y el retablo mayor pintado por Rolan Mois (XVI).

Fitero es también punto de partida de bonitos paseos, como el de la Cruz de Atalaya, de 7,7 kilómetros, que se inicia en lo alto del pueblo, junto al campo de fútbol; o el Circuito de Roscas, de 8,2 kilómetros, que parte del cruce de las carreteras que desde Fitero conducen a Cascante y Valverde. Este último pasa por las ruinas del castillo árabe de Tudején; y la nevera de los frailes -un enorme pozo de piedra en medio de un olivar que era utilizado por los monjes para almacenar nieve- y la cueva mora, en la que, según la leyenda narrada por Bécquer, todas las noches aparece el ánima de una princesa mora que busca agua para su amado cristiano.

También puedes visitar el balneario de Fitero y sumergirte en sus aguas termales para combatir el reuma, la artrosis y el asma; o acercarte al mojón de los Tres Reyes, en la carretera de Madrid a Irún, a 3 kilómetros de Valderde, que recuerda reuniones de los monarcas de los reinos de Navarra, Castilla y Aragón, en las que cada uno podía comer o discutir desde su propia tierra.
[+ info]

Ubicación

Horario

Todo el año: visita libre al claustro, sala capitular, cocina y refectorio:

  • Horario habitual: de martes a sábado, de 11:00 a 13:30 y de 17:00 a 19:00. Domingos y festivos, de 11:00 a 13:30. Lunes, cerrado.

Visita guiada

Descripción: existen dos tipos de visitas:

  1. Visita al claustro, sala capitular, cocina y refertorio. Duración aproximada: 20 minutos.
  2. Visita a la iglesia abacial. Duración aproximada: 45 minutos.

Precio visita:

  • 3€
  • Grupos (mínimo 15 personas), 2€.

Horario - Todo el año:

  1. Visita al claustro, sala capitular, cocina y refertorio: de martes a sábado, a las 11:30, 13:15 y 17:30. Domingos y festivos, a las 12:00. Lunes, cerrado. Del 13 al 18 de junio no hay visitas guiadas.
  2. Visita a la Iglesia Abacial: de lunes a sabado, a las 12:00. Domingo y festivos, a las 12:45.

Observaciones

Consulta la web www.fiterocisterciense.com para conocer con precisión todos los horarios de visita.

Fechas, horarios y precios confirmados salvo modificaciones de última hora.

Información Práctica

  • Localidad FITERO
  • Zona La Ribera
  • Dirección Plaza Plaza de la Iglesia 12
  • Web

    www.fiterocisterciense.com

  • Enlaces de Interés
  • Teléfono 948776600
  • Email turismo@fitero.es
  • Siglos de construcción XII, XII, XIV
  • Estilo Románico, Renacentista, Otros
  • Monumento nacional PM_MONUMENTONACIONAL_SN
  • Visita guiada Visita guiada
  • Aviso Del 13 al 18 de junio no se realizarán visitas guiadas al claustro, sala capitular, cocina y refectorio.