Organice su viaje

GR 12 Sendero de Euskal Herria

Senderos

Multimedia

Baraibar y Malloas.
Baraibar y Malloas. El GR-12 o Sendero de Euskal Herria, es un espectacular recorrido que permite conocer, a lo largo de nueve etapas por territorio navarro, las montañas que dividen las cuencas cantábrica y mediterránea. La travesía de aguas de Euskal Herria enlaza desde el oeste con Guipúzcoa en el puerto de Etxegarate y finaliza en Larra.
 
Está considerada una ruta deportiva, por lo que muchas de las etapas no finalizan en lugares habitados. Por ello la configuración de las etapas mantiene un trazado montañero (aunque exento de dificultad técnica alguna) y hasta cierto punto exigente en su esfuerzo, si bien este se ve recompensado con creces por la belleza del medio natural por el que discurre y de sus impresionantes panorámicas.
La primera etapa, Etxegarate-Lizarrusti, de 14,39 kilómetros y 762 metros de desnivel acumulado, se inicia en Navarra en el puerto de Etxegarate, punto en el que el GR 12 cruza la muga entre Guipúzcoa y Navarra y acaba en Lizarrusti, entrada principal del parque natural de Aralar y el hayedo más grande de Gipuzkoa. Hayedos y monumentos megalíticos como dólmenes y cromlechs acompañan al caminante en su recorrido.
 
En la segunda etapa, Lizarrusti-Lekunberri, sus 23,85 kilómetros y 884 metros de desnivel acumulado nos llevarán a través de un idílico paisaje de tramos boscosos, prados y terrenos rocosos. Veremos, cercanas, las cimas de las Malloas y finalizaremos en Lekunberri. Localidad principal del valle de Larraun, animada localidad de tradición turística cuando adinerados veraneantes la visitaban buscando una mejora de la salud gracias al "aire" de Aralar.
 
Estamos en la tercera etapa, Lekunberri-Gorostieta, de 18,22 kilómetros y 1.012 metros de desnivel acumulado, en la que también predomina el hayedo y cuyo punto más elevado transcurre cerca de la rocosa cumbre de Iriber y que finalizará en el puerto de Gorostieta.
 
La cuarta etapa, Gorostieta-Belate, de 15,85 kilómetros y 595 metros de desnivel acumulado, transcurre al inicio por las crestas de la cadena, para seguir cruzando varias regatas y collados. Destacan las numerosas palomeras que dan fe de la gran afición a la caza del lugar y culmina en el alto de Belate, en la antigua carretera que une Pamplona con Irún, libre de tráfico desde que se construyeron los túneles que atraviesan el monte.
 
La quinta etapa, Belate-Aztakarri, de 25 kilómetros y 1.312 metros de desnivel acumulado, larga pero muy atractiva por la variedad de paisajes tanto en hayedo como en zonas elevadas y abiertas a vistas panorámicas como las de la zona de Urepel, paisaje casi siempre envuelto en nieblas. El recorrido nos permite observar además cromlechs, menhires y vestigios de <la línea P> que junto a las tronas de caza salpican la historia de estos montes pertenecientes al literario valle de Baztan. Finalmente llegaremos al collado de Aztakarri, lugar de confluencia de las pistas asfaltadas que ascienden de los valles de Alduides y Sorogain. Desde aquí se puede acceder en menos de una hora al albergue de Sorogain.
 
Los 22 kilómetros de la sexta etapa Aztakarri-Azpegi, de 22 kilómetros y 845 metros de desnivel acumulado recuperan la divisoria en su trazado y nos acercan hasta el alto de Ibañeta a 15 minutos en descenso de Orreaga-Roncesvalles, emblemático punto del Camino de Santiago. Desde Ibañeta se accede al collado de Lepoeder, a más de 1.400 metros; desde este punto hasta el collado de Bentartea es frecuente encontrarse con peregrinos en dirección contraria. Aquí el GR 12 se desvía hacia el collado de Azpegi, pasando antes bajo la cumbre de Urkulu, en la que se conservan las ruinas de una curiosa torre romana de vigilancia.
 
La séptima etapa, Azpegi-Iturzaeta, de 31,25 kilómetros y 1.985 metros de desnivel acumulado, es la etapa más deportiva del trazado tanto por su longitud como por su desnivel acumulado. Une dos de las estaciones megalíticas más importantes del Pirineo como son las de Azpegi y las de Okabe ya que pasa a escasa distancia de ésta. Discurre por los territorios intermedios de la impresionante Selva de Irati, navarra y francesa, para acabar en el puerto de Iturzaeta. Recorrido duro pero que esconde gratas sorpresas paisajísticas e impactantes panorámicas.
 
La octava etapa Iturzaeta-Belagua, de 16,59 kilómetros y 694 metros de desnivel acumulado discurre por la divisoria de aguas de los cordales entre el Pico de Ori (2019 metros) y Otsogorrigaina (1922 metros) y nos permite disfrutar de la parte del pirineo navarro de cimas más altas.
 
La novena etapa, Belagua-Belagua, de 22,39 kilómetros y 1.125 metros de desnivel acumulado y última de la aventura, es circular y transcurre íntegramente por la zona elevada del valle de Belagua, recorriendo las entrañas de Larra con sus peculiares zonas kársticas y vistas a las cumbres próximas de Añelarra (2.357 metros), Anie/Auñamendi (2.504 metros), Mesa de los tres reyes (2.444 metros), la más alta de las montañas navarras. El collado de Insole (2027 metros) bajo la mole de Añelarra, es el punto mas elevado de los GRs navarros.
 
[+ info]

Catalogación sendero: GR

Tipo de trazado: Carretera, Cemento, Empedrado, Gravilla, Tierra

Forma: Lineal

Fechas, horarios y precios confirmados salvo modificaciones de última hora.