Organice su viaje

Ruta del Románico en Navarra

Artística, Histórica, Temática

Multimedia

Santa María de Eunate
San Pedro de la Rua. Estella-Lizarra
Monasterio de Fitero
Santa María la Real. Sangüesa
Ver todas las fotos
Santa María de Eunate El Románico es un estilo artístico que se desarrolló principalmente en Europa durante los siglos XI, XII y principios del XIII, siendo Navarra uno de sus exponentes más destacados.

La importancia del antiguo Reyno de Navarra y su paso por esta región del Camino de Santiago, arteria espiritual, cultural y artística del medievo, han contribuido a que se cuente con un inmenso legado de iglesias, monasterios, catedrales y obras de arquitectura civil, para deleite de los apasionados por este estilo artístico.

Sus edificios se caracterizan por la robustez de sus muros y contrafuertes, así como por la escasa luz que se filtra a través de sus vanos, que invitan al recogimiento. Otras de las claves son el arco de medio punto, la bóveda de cañón y la sobriedad en la ornamentación centrada en capiteles y portadas, que en algunos casos se convierten en ingeniosos y divertidos retablos en piedra.

La Ruta del Románico en Navarra la conforman 54 monumentos, declarados Bien de Interés Cultural (BIC), que presentamos ordenados de norte a sur:


PIRINEOS
  1. Santuario de San Miguel in Excelsis (Uharte Arakil): levantado en la sierra de Aralar, y con una impresionante panorámica, alberga en su interior un retablo románico considerado obra cumbre de la esmaltería europea. San Miguel es uno de los centros de espiritualidad más conocidos de Navarra.
  2. Monasterio de Santa María de Zamarce (Uharte Arakil): cercano al anterior y ubicado en la vía romana que unía Astorga-Burdeos, sólo se conserva la iglesia, de la que destacan sus capiteles interiores y su monumental portada románica.
  3. Silo de Carlo Magno (Orreaga/Roncesvalles): también llamado Capilla del Santo Spiritus, es el edificio más antiguo de la Colegiata de Roncesvalles. Está asentado sobre una cripta con cubierta de cañón, donde según la leyenda, Roldán, derrotado, clavó su espada.
  4. Nuestra Señora de Muskilda (Ochagavía): rodeada de un soberbio paisaje a más de 1.000m de altitud y a tan sólo 4 Km. del pintoresco pueblo de Ochagavía, discreta y elegante, emerge esta ermita impregnada con los tintes característicos de la arquitectura pirenaica.
  5. Ermita de Santa María (Arce): junto al embalse de Itoiz y enclavada en medio del campo, coincide estéticamente con una serie de templos del románico rural navarro, como Echano, Artaiz o Gazólaz,
  6. Iglesia de San Martín (Artáiz): enclavada en el valle de Unciti atesora uno de los ejemplos más bellos del románico rural en Navarra. Su encanto reside en la rica y cuidada escultura en la que se perciben manos de diversos artífices.
  7. Basílica de Santa Fe (Urraul Alto): se trata de uno de los mejores exponentes de arquitectura tardo-románica de Navarra. Forma parte de un solitario y sorprendente conjunto arquitectónico formado por la basílica, el claustro, el hórreo y un acogedor hotel rural.
  8. Ermita de Santa María del Campo (Navascués): de influencia jaquesa, es una bonita muestra de románico rural. Destaca principalmente por su atrevida torre-campanario en medio de la nave y por la colección de canecillos esculpidos sobre temas profanos relacionados con los del Monasterio de Leyre.
  9. Iglesia San Martín de Guerguitiaín (despoblado de Guerguitiaín): al igual que la de Vesolla, es una sencilla iglesia de despoblado firmada en uno de sus capiteles con la inconfundible firme del maestro cantero Petrus "Petrus me fecit".
  10. Iglesia de Vesolla (despoblado de Vesolla): a la sombra de la Peña de Izaga se miran y cortejan Vesolla y Guerguitiaín. Destaca su portada profusamente decorada con motivos vegetales, rostros y aves, esculpida también por el maestro cantero Petrus.

CUENCA DE PAMPLONA

  1. Monasterio de Yarte (Lete de Iza): uno de los monasterios más desconocidos de Navarra que perteneció al Monasterio de Iratxe hasta la Desamortización. Desaparecidos los primitivos edificios, en la actualidad se conserva la ermita románica de Santa María de Yarte y varias edificaciones en ruinas.
  2. Iglesia de San Esteban (Eusa): aunque algo escondida, es una de las mejores iglesias porticadas de Navarra. Llamarán nuestra atención los tres canecillos de la portada principal del pórtico.
  3. Catedral de Santa María (Pamplona): en origen románica, tras su derrumbe fue sustituida por la actual catedral gótica de sobria fachada neoclásica. Hoy existen elementos románicos aún visibles, como la capilla de Jesucristo y la puerta de la cillería. Destacan una pareja de capiteles de gran calidad expuestos en el Museo de Navarra.
  4. Iglesia de San Nicolás (Pamplona): ubicada en el casco antiguo de la ciudad, es de las pocas iglesias de Pamplona que conserva algún resquicio románico; sus gruesos muros y verjas, así como la única de las tres torres de vigilancia que permanece en pie, delatan que nació principalmente para servir de bastión militar y defensivo a los vecinos de su burgo.
  5. Archivo Real y General de Navarra (Pamplona): fue residencia de reyes, virreyes y capitanes militares. Tras un proyecto de remodelación de Rafael Moneo, hoy acoge el Archivo de Navarra. Entre los vestigios románicos se conservan dos paredes del palacio y una sala de exposiciones abovedada de estilo tardo-románico.
  6. Puente de la Magdalena (Pamplona): es la puerta de entrada del Camino de Santiago a Pamplona y presenta el mismo estilo que el de Puente la Reina. Sus iniciales arcos de medio punto fueron sustituidos en el siglo XV por otros más apuntados. En uno de sus lados, un crucero con una imagen de Santiago recibe a los peregrinos.
  7. Puente de San Pedro (Pamplona): su origen podría ser romano, por eso se cree que es el puente más antiguo de la ciudad. Transformado en la época medieval, adquirió el aspecto que hoy conserva. Tiene tres ojos de medio punto y junto a él se puede observar un crucero idéntico al cercano puente de Santa Engracia.
  8. Iglesia de Santa María (Gazólaz): ubicada en pleno Camino de Santiago, destacan sobre el conjunto el atrio porticado de estilo románico tardío y sus capiteles profusamente decorados.
  9. Iglesia Sanjuanista (Cizur Menor): fue un antiguo monasterio y hospital de peregrinos de la Orden de San Juan de Jerusalén, conocida como Orden de Malta. Se construyó en estilo románico tardío. Es interesante su conjunto fortificado en el que predomina la portada con crismón en el tímpano.

ZONA MEDIA

  1. Monasterio de Santa María de Irantzu (Abárzuza): grandiosa abadía cisterciense construida entre los siglos XII y XIV, habitada en la actualidad por los padres teatinos. Su iglesia de Santa María, construida a finales del siglo XII, destaca por su sorprendente luminosidad.
  2. Iglesia de San Miguel (Estella-Lizarra): comenzó a construirse sobre un cerro con clara vocación de fortaleza a finales del siglo XII, pero posteriormente numerosas reformas y ampliaciones han hecho que hoy se presente como una amalgama de volúmenes y añadidos, entre los que se conservan la cabecera triabsidial y la soberbia portada norte, cuya riqueza escultórica puede decirse que eclipsa el resto de la obra.
  3. Iglesia de San Pedro de la Rúa (Estella-Lizarra): encaramada en un alto desde el que domina la ciudad, su claustro está considerado uno de los conjuntos de mayor riqueza escultórica del románico navarro. Posee también un bello pórtico del siglo XIII, una imponente torre, y un interior que alberga la sillería romanesca del coro así como diversas esculturas románicas y góticas.
  4. Palacio de los Reyes de Navarra (Estella-Lizarra): es el único edificio románico de carácter civil en Navarra. Se levantó en el último tercio del siglo XII y presenta una magnífica y delicada fachada de tres cuerpos enmarcada por dos columnas con hermosos capiteles historiados, uno de los cuales representa la lucha de Roldán y el gigante Ferragut. En la actualidad, alberga el Museo Gustavo de Maeztu.
  5. Iglesia Santa María Jus del Castillo (Estella- Lizarra): construida en el siglo XII esta ligada al pasado judío de la localidad. Tiene una nave única de tres tramos diferenciados y separados por pilastras románicas, cubiertos por bóvedas de crucería. Tras su rehabilitación, ha resurgido transformada en Centro de interpretación del Románico y del Camino de Santiago.
  6. Iglesia del Santo Sepulcro (Estella-Lizarra): comenzó a construirse en el siglo XII y aunque su fachada es una de las mejores muestras de la escultura gótica de Navarra, el ábside de la nave del Evangelio es románico, de finales del siglo XII.
  7. Monasterio de Iratxe (Ayegui): fue el primer hospital de peregrinos de Navarra que los benedictinos comenzaron a construir en la segunda mitad del siglo XI. A lo largo de la historia, ha sido universidad, hospital de guerra y colegio de religiosos. Su iglesia posee cabecera románica y cuerpo cisterciense. Románicas son también la portada principal y la de San Pedro.
  8. Iglesia del Santo Sepulcro (Torres del Río): construida en el siglo XII, sobria y armoniosa posee planta octogonal. Fue capilla funeraria y faro del Camino de Santiago. En su interior, su impresionante bóveda de nervios entrecruzados hace recordar el arte hispanomusulmán. Según algunos historiadores, podría haber sido obra de los caballeros del Temple.
  9. Iglesia de San Andrés de Learza (Etayo): hermoso templo de tono rojizo, encuadrado dentro del románico tardío, que preside la recoleta plaza del Señorío de Learza desde un cerro. Posee arcos ligeramente apuntados y alzados de estilo cisterciense y en su interior, destaca la pila bautismal románica.
  10. Torre de Arellano (Arellano): antigua torre-atalaya del siglo XII, construida en forma de prisma cerrado de planta cuadrada con saeteras. Su puerta de entrada, de medio punto y grandes dovelas, se sitúa a la altura de la primera planta.
  11. Iglesia de Santa María de Eguiarte (Lácar): cuenta con una sola nave con tres tramos, amplio crucero y cabecera recta, y posee pilares cuadrangulares con capiteles historiados. Destaca su precioso atrio con arcos de medio punto, vigas de madera y columnas rectangulares, y en el muro de la Epístola conserva una rica portada románica.
  12. Puente románico (Puente la Reina): construido en el siglo XI sobre el río Arga, fue uno de los puentes medievales más importantes de Europa. Tiene seis arcos de medio punto que se asientan sobre pilares prismáticos; el oriental hoy en día esta enterrado. En su origen contó con tres torres defensivas, en una de las cuales se encontraba la imagen renacentista de la Virgen del Puy, protagonista de la leyenda del Txori.
  13. Iglesia del Crucifijo (Puente la Reina): construcción de origen templario, al inicio de la Rúa Mayor, cuenta con dos naves, una románica y otra gótica. Su portada románica luce una rica ornamentación, siendo el motivo principal las conchas de peregrino.
  14. Iglesia de Santiago el Mayor (Puente la Reina): reconstruida en el XVI, del primitivo templo románico se conservan algunos muros exteriores y dos bellas portadas. Una de ellas, destaca por su influencia morisca.
  15. Iglesia de Santa María de Eunate (Muruzábal): una de las iglesias románicas más bonitas y sugerentes del Camino de Santiago. Solitaria, sencilla, original y misteriosa. Su planta octogonal y el claustro exento con 33 arcos que la circundan, la hacen diferente a cualquier otro templo románico. En la decoración de los capiteles, aunque muy erosionados, se pueden apreciar animales, cabezas y motivos vegetales.
  16. El Cerco de Artajona (Artajona): perfectamente adaptado al perfil del cerro sobre el que se asienta, esta fortificación popular medieval es la más importante de la Zona Media de Navarra. Un conjunto amurallado del siglo XI muestra hoy 9 de los 14 torreones almenados que tuvo en un principio, unidos por un camino de ronda.
  17. Iglesia San Pedro ad Víncula de Echano (Olóriz): construida a finales del siglo XII, se compone de una nave de tres tramos con bóveda de medio cañón apuntado. Tiene su portada orientada al norte, en lugar de al sur o al este, que era lo usual. La iconografía que en ella se representa es profana, hecho que la hace singular.
  18. Hórreo de Iracheta (Iracheta): fue construido durante el siglo XII o comienzos del XIII. De sillería y con planta rectangular de dos cuerpos, presenta en el inferior 10 arcos de medio punto que se asientan sobre recias pilastras. Su cubierta es a dos aguas y el tejado es de laja. Se utilizó para almacenar y cobrar el diezmo, impuesto de la iglesia.
  19. Iglesia Santo Cristo de Cataláin (Garinoain): se erigió a comienzos del siglo XIII. Fue hospital de peregrinos de la ruta jacobea y en ella se reflejó la gran influencia de Jaca. Su airosa espadaña de tres vanos es gemela de la de Echano. En el exterior destacan la cabecera del templo y el ábside que posee tres ventanales de medio punto con capiteles decorados. Su interior responde a la fábrica románica primitiva, y en este estilo se encuadra también su pila bautismal.
  20. Iglesia y cripta de San Martín (Orisoain): construida a mediados del XII y redescubierta en 1965, es una de las cuatro iglesias con cripta que hay en Navarra. Tiene forma semicircular y consta de 6 columnas con toscos capiteles profusamente decorados, y la cubre una bóveda de horno de medio cañón. La portada de la iglesia, magistralmente esculpida, consta de tres arcos de medio punto que descansan sobre arquivoltas decoradas con motivos vegetales y con ajedrezado jaqués.
  21. Iglesia de la Asunción (Olleta): bello ejemplo del románico rural de la segunda mitad del siglo XII, perteneció a la orden de los Caballeros de San Juan de Jerusalén. Con una sola nave y 3 ventanas abocinadas situadas en el ábside, destaca por el bello crismón del tímpano de la portada y el cimborrio que termina en una pequeña linterna de arcos rebajados.
  22. Iglesia de San Martín de Tours (San Martín de Unx): es un encantador ejemplo del románico rural navarro, además de un excelente mirador del paisaje del entorno. Llaman la atención la pila bautismal, la decoración de sus capiteles y la cripta románica.
  23. Iglesia de San Pedro (Olite): es la iglesia más antigua de la localidad. Data del siglo XII, con planta de tres naves y claustro de mediados del s. XIII con arcos de medio punto sobre dobles capiteles. La portada de medio punto, elegante y sobria, abocinada, es una mezcla de románico y gótico. Todavía se pueden observar restos de policromía que la cubrieron en otros tiempos.
  24. Iglesia San Adrián de Vadoluengo (Sangüesa): pequeño templo de propiedad privada, exponente del románico rural. De sencilla ornamentación, destacan el uso del ajedrezado jaqués y sus variados canecillos.
  25. Iglesia de Santa María la Real (Sangüesa): de línea esbelta, su estilo corresponde a la transición del románico al gótico. Su espectacular portada en la que se representa el Juicio Final, es un auténtico retablo en piedra; está considerada como una de las obras cumbre del románico en España. Románica es también la cabecera y las naves sostenidas por grandes pilares, además de otros detalles constructivos.
  26. Iglesia-fortaleza de Santa María de Ujué (Ujué): situada en la parte más elevada del pueblo, se alza elegante y contundente este templo fortificado de origen románico. Su rasgo más peculiar es su aspecto de fortaleza militar por sus torres almenadas, pasos de ronda y robustos contrafuertes. Hoy en día, solo podemos contemplar de época románica la cabecera de tres tramos, el triple ábside semicircular y la torre de la cabecera, además de la talla de la Virgen con el Niño.
  27. Iglesia de Santiago (Sangüesa): bello ejemplo de transición del románico al gótico donde la influencia de la Ruta Jacobea queda muy patente en los adornos del interior: bordones, vieiras y calabazas. La portada principal, abocinada y ligeramente apuntada y la decoración de los capiteles de la portada oeste marcan su origen románico.
  28. Monasterio de San Salvador de Leyre (Yesa): levantado entre los siglos XI y XIV sobre una primitiva iglesia prerrománica, en las estribaciones de la sierra del mismo nombre, destaca por los robustos capiteles de su bella y original cripta románica. Otro de los grandes tesoros del cenobio es la puerta Speciosa, un perfecto pórtico del siglo XII. Los ábsides exteriores de la cabecera, la torre el interior de la iglesia y la gran nave constituyen una de las primeras construcciones medievales de España.
LA RIBERA
  1. Monasterio de La Oliva (Carcastillo): su amplia iglesia románica es uno de los ejemplos más genuinos del arte cisterciense de España; destacan la sala capitular, una de las más armónicas del románico español, y el claustro gótico. En la fachada del siglo XIV, se reutilizaron algunos elementos de la anterior románica como el crismón del tímpano y los canecillos de la cornisa superior.
  2. Recinto Amurallado de Rada (Murillo el Cuende): estratégicamente emplazado en lo alto de un cabezo tuvo gran importancia defensiva en el Medievo. Alberga restos de un castillo del siglo XII, un lienzo de la muralla también del XII de unos 100 metros de longitud, un viejo torreón circular románico temprano, y la iglesia de San Nicolás, de finales del siglo XII.
  3. Monasterio de Fitero (Fitero): es el primer monasterio de la Orden del Císter en la Península Ibérica y uno de los pocos integrados en un pueblo. Sorprende su grandiosidad. La iglesia abacial con cabecera de girola con cinco capillas, la convierte en un ejemplar cisterciense único en España; conserva en su interior una importante colección de arquetas árabes, cofres medievales y un precioso relicario gótico de esmalte limosino.
  4. Iglesia de Santa María Magdalena (Tudela): su portada principal, a la que se adosa una esbelta torre de tres cuerpos, representa el estilo románico más puro que puede verse en Tudela. Parece ser que la construcción se levanta sobre una antigua iglesia mozárabe, de ahí que la cabecera quede un poco desplazada.
  5. Catedral de Santa María (Tudela): fue construida en el S. XII sobre la mezquita mayor de la villa. De planta románica, está dividida en tres naves y tiene tres puertas de acceso. La portada Sur o portada de la Virgen, es la más antigua y es románica, al igual que la portada Norte, llamada de Santa María. La tercera y más vistosa, la portada del Juicio Final, presenta una decoración espectacular. La catedral cuenta con un interesante claustro románico de grandes dimensiones que fue levantado a finales del S. XII.
  6. Monasterio de Tulebras (Tulebras): es el primer cenobio femenino que el Cister fundó en España. La iglesia, arquitectónicamente responde al estilo románico, visible principalmente en las portadas, nave y cabecera. Posee, además, una interesante colección de arte sacro en su museo.
  7. Iglesia San Juan de Jerusalén (Cabanillas): templo sencillo, de una sola nave y bella portada abocinada, que tras una total restauración, se volvió a colocar en su lugar original. Este templo fue testigo de la misión de los monjes hospitalarios que atendieron a los peregrinos.


[+ info]

Observaciones

Descárgate el libro publicado por el Gobierno de Navarra "El arte románico en Navarra".


Busca los tesoros guardados en la ruta.

Fechas, horarios y precios confirmados salvo modificaciones de última hora.