Organice su viaje

Ruta de los Dólmenes de Aralar

Monumentos megalíticos

Multimedia

Dólmenes - Etxarri-Aranaz
Dólmenes - Etxarri-Aranaz

El tiempo

Dólmenes - Etxarri-Aranaz
Retroceder en la historia miles de años es posible en la Sierra de Aralar, donde existe uno de los conjuntos megalíticos más interesantes de la Península Ibérica. Un halo de misterio envuelve a los 44 dólmenes y un menhir que se esparcen en un paisaje de vertiginosos desniveles, zonas de roca desnuda, silenciosos hayedos y suaves prados en los que pacen las ovejas. Con su leche se elabora el queso denominación de origen Idiazabal, siguiendo técnicas ancestrales, en una región donde el pastoreo se remonta al neolítico. Existen varias rutas señalizadas para descubrir este legado prehistórico. Nosotros le proponemos tres de ellas.

Rutas desde el camping de Etxarri-Aranatz

Existen dos senderos de diferente duración, señalizados con flechas de madera y marcados con señales blancas y amarillas, que discurren entre robles y hayas. Ambos parten desde el camping de Etxarri-Aranatz. Esta localidad se encuentra al noroeste de Navarra, al pie de la sierra de Aralar en el valle de la Sakana.

El recorrido largo es una excursión recomendable para todo el día. Tiene una longitud de 15 kilómetros. La salida se realiza desde el aparcamiento del camping. Si toma la pista que discurre por la derecha, encontrará un cruce en el kilómetro 1,8. Continúe de frente. El primer tramo le ofrecerá bellos paisajes de robles y hayas y panorámicas de la sierra de Andía. Continúe ascendiendo y entre los kilómetros 4,7 y 9 hallará siete de los diez dólmenes que componen la ruta: Beitzeta, Iruiturrieta, Jentiltzulo, Benintxar, Irumugarrieta, Zalatamuno, Mintegitxuta y Txaradigorri. A partir de este punto, se inicia el itinerario de regreso con un pequeño descenso.

En el collado de Olano, kilómetro 9,6, verá las ruinas de un aprisco para el ganado. Ascienda por el bosque de hayas del monte Pagomendi y, tras abandonar el camino, suba un fuerte repecho situado a la derecha hasta alcanzar el dolmen Pagamendi. Aproveche las maravillosas vistas que le ofrece este enclave para hacer un alto en el camino y admirar el paisaje. En el kilómetro 11,5 se sitúa el último dolmen del recorrido, el Maitzgatu. Esta parte de la ruta hasta llegar al aparcamiento del camping, resulta muy agradable, ya que se trata de una bajada en zig-zag por un frondoso bosque de roble americano.

Si prefiere realizar una excursión de media jornada, escoja el recorrido corto de 9,7 kilómetros que incluye dos de los diez dólmenes de la ruta larga. Desde el aparcamiento del camping tome la pista que discurre a la derecha y en el primer cruce, coja el camino de la derecha. El recorrido asciende por un precioso robledal en una zona salpicada de "zotolas" o refugios para el ganado porcino. En el kilómetro 3,7 encontrará un cruce. Continúe de frente, pase un puente de hormigón y diríjase a la pista de la derecha. En el kilómetro 4,8 abandone el camino y siga por la derecha hasta ascender al monte Pagamendi. Desde aquí, el itinerario enlaza con el de largo recorrido.

Ruta desde la carretera de Lekunberri hacia Aralar

En el corazón de la sierra de Aralar existe una ruta muy completa que le permitirá contemplar 10 dólmenes y disfrutar al mismo tiempo de las cumbres rocosas y de los pastizales que conforman el paisaje. Para acceder a este recorrido debe tomar la carretera que lleva al Santuario de San Miguel desde Lekunberri. En el kilómetro 9,7 se coge una pista en dirección norte que nos conduce hasta los pastizales de Aralar, desde donde se inicia un recorrido de unos 12 kilómetros que entraña cierta dificultad.

La primera parte de la ruta es la más complicada, ya que los dólmenes se encuentran dispersos y fuera de la pista forestal. Si prefiere seguir el recorrido marcado, continúe hacia el oeste y alcanzará una balsa. Allí se hallan seis de los diez dólmenes que incluye la ruta, todos ellos a una altitud superior a los 1.100 metros. Desde este lugar obtendrá unas vistas excepcionales. Le recomendamos el descenso por otra pista forestal que conduce al aparcamiento de Pagomari y, unos kilómetros más abajo, a la casa forestal de Aralar. Entre estos dos puntos se sitúa el último dolmen de la ruta. Esta parte del trayecto es especialmente atractiva porque le permitirá adentrarse en los frondosos bosques de hayedos que se extienden por la zona. Una vez alcanzada la casa forestal, deberá descender por la carretera hasta llegar al punto de partida.

Si desea contemplar un dolmen sin realizar grandes trayectos a pie, coja la carretera que lleva al santuario de San Miguel de Aralar y deténgase en el kilómetro 12, en las campas de Albi, junto a un aparcamiento. En un pinar cercano está enclavado el dolmen de Albi, uno de los más conocidos de la sierra. Consta de un túmulo de unos 15 metros de diámetro por uno de alto, compuesto por tres losas laterales y una gran cubierta, sobre el recinto de la cámara. Existen además caminos que llevan a ver dólmenes en las cercanías de Madotz e Iribas y una ruta que parte de la carretera que une Uharte-Arakil y el Santuario de Aralar.

Tierra de pastoreo

El valle de la Sakana se caracteriza por su tradición pastoril, por lo que, tras la caminata y para reponer fuerzas, nada mejor que probar el queso denominación de Origen Idiazabal elaborado con leche de oveja "latxa".

[+ info]

Ubicación

PRECIOS

Observaciones:gratuito.

Visita guiada

Descripción: consultar en las Oficinas de Turismo de la zona

Fechas, horarios y precios confirmados salvo modificaciones de última hora.

Información Práctica