Organice su viaje

Palacio de Ongay-Vallesantoro

Castillos/Palacios

Multimedia

Palacio de Ongay-Vallesantoro

El tiempo

Palacio de Ongay-Vallesantoro
Una hermosa fachada churrigueresca del siglo XVII, un monumental alero de madera tallada y varios detalles ornamentales del arte colonial americano de Méjico y Perú son algunos de los elementos más significativos del Palacio de Ongay-Vallesantoro, actual Casa de Cultura de Sangüesa, localidad de la Zona Media de Navarra.

De estilo barroco, consta este noble edificio de tres plantas que conforman una fachada de gran sencillez con una portada de exquisita belleza. Dedíquele unos minutos y trate de localizar adornos de sirenas, palomillas y animales fantásticos. Si tiene tiempo, adéntrese en el palacio y recorra la escalera interior con rica balaustrada de madera sostenida sobre varias columnas.

Situado en la calle Alfonso el Batallador de Sangüesa, localidad de la Zona Media de Navarra, el Palacio de Ongay-Vallesantoro, antaño residencia de los Marqueses de Vallesantoro, es un edificio barroco de finales del siglo XVII.

Siguiendo las pautas constructivas del palacete sangüesino, fue edificado con piedra sillar en la planta baja, los pisos superiores con ladrillo, y en la parte más alta del edificio, un magnífico alero que evidenciaba el poder y la importancia de la familia. Esta manera de construir, dotando a la planta baja de una gran solidez, se extendieron a toda la localidad de Sangüesa, cuando tras las catastróficas inundaciones de 1787 que arrasaron la ciudad, se observó que las únicas viviendas que resistieron el embate fueron las que respondían a estas características.

El Palacio de Vallesantoro, de tres alturas, presenta una fachada churrigueresca de gran sencillez con una portada adintelada de exquisita belleza, con columnas salomónicas, capiteles corintios y adornos de soles y sirenas. En los dos pisos superiores dispone de dos balcones con barandillas abalaustradas sostenidas por palomillas. Observe con detenimiento el magnífico escudo de armas de la familia rematado con un frontón triangular que aparece tallado entre las columnas.

El edificio, que a su barroquismo une algunos elementos ornamentales del arte colonial de Méjico y Perú, corona su fachada con uno de los aleros de madera más espectaculares de Navarra. De la madera oscura brotan 13 perros o canes que representan animales fantásticos atrapando cabezas humanas, además de flores, frutas exóticas, indios y figuras grotescas que le causarán una gran impresión.

Si tiene tiempo, adéntrese en el palacio y recorra la escalera interior con rica balaustrada de madera sostenida sobre columnas acanaladas, entorchadas y salomónicas con capiteles dóricos y jónicos. Es posible que en su interior descubra alguna actividad cultural, pues como sede de la Casa Cultura, el palacio aprovecha sus instalaciones para desarrollar a lo largo del año parte de su programación. Además, es una de las sedes habituales del programa Cultur.
[+ info]

Ubicación

Horario

Otoño: de martes a sábados, de 09:30 a 14:00 y de 18:00 a 21:00. Domingos y festivos, de 12:00 a 14:00. Este horario puede variar en función de las actividades programadas.

PRECIOS

Observaciones:entrada gratuita.

Visita guiada

Descripción: consultar con Gesartur (622305052) y/o Sangüesa Tour (620110581).

Fechas, horarios y precios confirmados salvo modificaciones de última hora.

Información Práctica