Organice su viaje

Iglesia de San Nicolás

Iglesias y ermitas

Multimedia

Iglesia San Nicolás

El tiempo

Iglesia San Nicolás
La parroquia de San Nicolás, que data del siglo XII, no nació sólo para atender oficios religiosos sino, sobre todo, para servir de bastión militar y defensivo de los vecinos de su burgo, del mismo nombre, siempre enfrentado con los otros dos burgos de la ciudad (Navarrería y San Saturnino).

Fue en 1222, en alguno de estos ataques vecinales, cuando un incendio arrasó la primitiva iglesia-fortaleza románica y hubo que construir una nueva, consagrada en 1231. Ubicada en el Casco Antiguo, entre la Plaza de San Nicolás, la calle San Miguel y el Paseo de Sarasate, sus gruesos muros y verjas, así como la única de las tres torres de vigilancia que permanece en pie, dan cuenta de su conflictivo pasado.

No olvide entrar en el templo, de bellísimo calado gótico, que contiene un gran órgano barroco, el más importante de Pamplona. A la salida, se sentirá en el corazón de la vieja ciudad medieval, en una confluencia de calles muy ambientadas, llenas de comercios tradicionales, artesanos, gran densidad de bares y, en invierno, rodeada al calor de los castañeros.

San Nicolás es la única iglesia de Pamplona que conserva algún resquicio románico. En el exterior del edificio religioso, el gótico predominante del interior sólo es visible en dos de sus puertas, el ábside y algunas zonas del muro alto. La mayor parte está escondida tras añadidos realizados por Ángel Goicoechea en el siglo XIX.

Inicialmente, la iglesia contaba sólo con la entrada que da a la plaza de San Nicolás. Posteriormente, la ciudad fue creciendo en dirección opuesta, lo que obligó a la urbanización del paseo de Sarasate y a la creación de otra fachada (1888) en esta zona cada vez más transitada. Al mismo tiempo, se creó la casa parroquial y el pórtico neogótico que rodea el edificio por el norte y el oeste. Como construcción bélica tuvo varias torres pero la que hoy existe, con campanario y almenas, es obra de José Martínez de Ubago, de 1924, fecha en la que el templo volvió a ser restaurado.

Accediendo al interior, se descubre el planteamiento más usual de la arquitectura religiosa medieval, con un templo según planta de cruz latina, tres naves de coro alto y un ábside en la cabecera, aunque su alzado es producto de varias fases dentro de un mismo estilo gótico.

El trazado, las cubiertas de cañón apuntado de las naves laterales y parte del muro central son protogóticas. Al siglo XIV pertenecen las cubiertas de crucerías de la nave central, el crucero y el presbiterio con su crucifijo y sus muros rasgados por vidrieras. Todos los retablos de desmontaron tras la restauración de 1982, año en que aparecieron restos de pinturas medievales.

No olvide antes de salir al exterior dirigir su vista hacia el coro del templo. En ese punto encontrará un gran órgano barroco construido en 1769. Está considerado como el más importante de la ciudad. Cada año, el 1 de noviembre se celebra un concierto-homenaje al músico pamplonés Pablo Sarasate.

Para esta iglesia hay además una fecha clave en el calendario: el 3 de febrero, festividad de San Blas, abogado protector de la garganta. En Pamplona la tradición popular de llevar alimentos a los templos para ser bendecidos se localiza exclusivamente en este recinto religioso, donde se encuentra la cofradía de clérigos de San Blas, fundada de 1339.

Cada año en este día se celebra una pequeña procesión por el atrio con la imagen del Santo y se bendicen en el interior los alimentos. En la plaza se coloca durante todo el día el mercadillo de roscos y dulces típicos, como los piperropiles y caramelos. Todos están bendecidos. Si usted padece mal de garganta, éste desaparecerá tras su ingestión...

Por la tarde y noche, la zona se llena de estudiantes que transitan a ambos lados de la plaza, entre las calles San Nicolás y San Gregorio, las de mayor densidad en bares de la ciudad.
[+ info]

Ubicación

Horario

Verano:

  • Horario habitual: de lunes a sábado, de 9:30 a 12:30 y de 18:00 a 20:30. Domingos y festivos, de 9:30 a 13:30 y de 18:30 a 20:30.
  • San Fermín (del 6 al 14 de julio): día 6, de 9:30 a 11:00; día 7, de 9:30 a 14:00; día 8, de 9:30 a 12:30 y de 19:30 a 20:30; día 9, de 9:30 a 13:30 y de 19:30 a 20:30; días del 10 al 14, de 9:30 a 12:30.
  • Puente de Santiago (del 22 al 25 de julio): horario sin cambios, salvo el día 25, de 9:30 a 13:30 y de 19:30 a 20:30.
  • Puente de agosto (del 12 al 15 de agosto): horario sin cambios, salvo el día 15, de 9:30 a 13:30 y de 19:30 a 20:30.

PRECIOS

Observaciones:entrada gratuita.

Fechas, horarios y precios confirmados salvo modificaciones de última hora.

Información Práctica