Actividades y Experiencias

El encanto de las vías verdes

Vía Verde Plazaola
Las vías verdes, senderos que recorren antiguos trazados ferroviarios, nos ofrecen una forma diferente de ver, sentir y disfrutar del paisaje y de la cultura de una región. Recorridos llenos de historia, encanto natural y sin apenas circulación, son una alternativa sana, fácil y segura para hacer ciclismo o senderismo. Descubre las cinco vías de este tipo repartidas por todas las zonas de Navarra:

PIRINEOS

  • Vía verde del Bidasoa (35 km, desde Legasa hasta Endarlatza): con el río Bidasoa como compañero de viaje, discurre entre paisajes de verdes prados salpicados de caseríos, pueblos típicos e incluso algún búnker olvidado. Fue conocido como tren Txikito por su ancho de vía (0,92m).
  • Vía Verde del Plazaola (54 km, 32 de ellos por Navarra, desde Lekunberri a Andoain): el tren a vapor que unía Pamplona con San Sebastián dejó de prestar sus servcios en 1958; desde la estación de Lekunberri, el tramo recuperado discurre por los hermosos paisajes del valle de Larraun o Leitzaran, entre bosques y prados.
  • Vía verde de la Foz de Lumbier (6,38 km, desde Lumbier a Liédena): barrancos calizos con paredes de vértigo, susurros de un río, aire cortado por las alas de buitres leonados y el eco del apagado traqueteo de un ferrocarril, el primer tren eléctrico de pasajeros de España. Fue el "Irati" a su paso por la Reserva Natural de la Foz de Lumbier

    ZONA MEDIA
  • Vía del Ferrocarril Vasco-navarro (27 km, de Murieta a Antoñana, en Álava) Aquellos que decidan seguir la huella dejada por el tren conocido también como "el cangrejero", surcarán numerosas barreras naturales. Colores suaves y tierras de cereal se despliegan en torno a esta ruta horadada entre montañas.

    RIBERA
  • Vía Verde del Tarazonica (22 km, de Tudela a Tarazona): Desde la monumental ciudad de Tudela, nos adentra en las huertas de la ribera del Ebro y nos lleva hasta el imponente Moncayo, ya en tierras aragonesas. La lentitud de su modesto ferrocarril le hizo ganarse el divertido apodo del "Escachamatas".

Razones para no perdértela

El mejor momento

Desde la primavera hasta el otoño.

Cómo completar la jornada

Tras la actividad física, no dejes de probar las delicias gastronómicas de cada una de las zonas.
Observaciones