Actividades y Experiencias

De pinchos por Pamplona

Si visitas Pamplona, no puedes irte sin haber compartido con los pamploneses una de las costumbres más típicas y atractivas de la ciudad: irse de pinchos. Podrás degustar los pinchos tradicionales pero también auténticas obras de arte en miniatura dignas de los paladares más exigentes. Pregunta a los lugareños y ¡seguro que aciertas! 

Alrededor de las 11 de la mañana y hacia las 6 de la tarde las barras de los bares comienzan a vibrar con el desfile de los coloridos pinchos y sus originales presentaciones. ¿Las calles más típicas? San Nicolás y Estafeta, pero también la Plaza del Castillo y la zona circundante.

Si no te apetece comer sentado los pinchos pueden ser una apetecible alternativa a la comida o cena tradicional.

Ubicación

Razones para no perdértela

El mejor momento

Para fortuna de los mortales, esta opción está siempre disponible...

Cómo completar la jornada

Recorre las murallas, descubre las iglesias-fortaleza, callejea, admira el claustro gótico de la catedral o descansa en los hermosos parques que existen en la ciudad +info
Observaciones

Aunque la zona de pinchos por excelencia es el casco antiguo de la ciudad, también encontrarás interesantes opciones en los barrios aledaños del Ensanche, San Juan o Iturrama.