Saltar navegación e ir al contenido
Imágenes presentando Navarra

Organice su viaje

Reserva online o información de disponibilidad

  • Palacio Real de Olite

    Palacio Real de Olite

    Palacio Real de Olite


» Ver todas las fotos

Palacio Real de Olite


Palacios

Localidad: OLITE

Dirección: Plaza Carlos III El Noble

Zona: Zona Media

Web: www.guiartenavarra.com

Enlaces de Interés:

Consorcio Turístico Zona Media

Teléfono: 948741273 - 948740035

Email: info@guiartenavarra.com

Siglos de construcción: XIV

Estilo: Gótico

Monumento nacional

Visita guiada


El Palacio Real de Olite, corte de los Reyes navarros hasta la conquista de Navarra y su incorporación a la Corona de Castilla (1512), fue uno de los castillos medievales más lujosos de Europa. Así, un viajero alemán del siglo XV escribió en su diario, que hoy se conserva en el British Museum de Londres: "Seguro estoy que no hay rey que tenga palacio ni castillo más hermoso y de tantas habitaciones doradas".

Contemplando su majestuoso perfil y la elegancia de sus caprichosas torres, no resulta difícil trasladarse al medievo e imaginar cómo era la vida cortesana en un palacio que contaba con ricas decoraciones, exóticos jardines e incluso un zoológico. En él se celebraban justas y torneos, juegos de pelota e incluso corridas de toros. Olite rememora aquel pasado, en el que llegó a ser la sede de la Corte en tiempos de Carlos III el Noble, durante sus Fiestas Medievales.


El Palacio Real de Olite es la prueba del esplendor cortesano que durante la Edad Media vivió la ciudad de Olite, histórica localidad situada en la Zona Media de Navarra, a 42 kilómetros al sur de Pamplona. Declarado Monumento Nacional en el año 1925, ocupa un tercio del casco urbano medieval y está considerado como uno de los conjuntos civiles góticos más interesantes de Europa.

Emplazado sobre restos de una antigua fortaleza romana, durante los siglos XIII-XIV sufrió diversas transformaciones. Esta parte es la que se conoce como Palacio Viejo y la que actualmente acoge el Parador Nacional de Turismo "Príncipe de Viana". De ese antiguo edificio se conservan los muros exteriores y las torres. En su fachada destacan los ventanales góticos, la puerta principal renacentista y la torre de la Atalaya.

Pero su gran desarrollo fue impulsado desde principios del siglo XV por el rey Carlos III el Noble, que para tal fin atrajo a su corte a numerosos maestros peninsulares y europeos. El Palacio nuevo se edificó en estilo gótico civil francés. Y es que el Rey, nacido en Nantes, procedía de una importante dinastía de la nobleza francesa, cuya influencia le hizo desarrollar su imaginación y buen gusto en el Palacio de Olite, que convirtió en su palacio predilecto.

El palacio quedó parcialmente destruido en un pavoroso incendio provocado en 1813 por el general Espoz y Mina para evitar que los franceses, en su retirada, se hiciesen fuertes en el castillo. Su aspecto actual es fruto de una cuidadosa restauración acometida en 1937 que ha intentado devolverle el aspecto primitivo. Se caracteriza por grandes muros de piedra que describen un perímetro de entrantes y salientes, y torretas circulares con cubiertas de pizarra que se levantan en las esquinas.

Un amplio patio da acceso al interior del recinto, que puede visitar acompañado de un guía. Junto a este patio, antiguo jardín de los toronjales, se hallan otros dos llamados de la "Pajarera" y de la "Morera". En este último existe una morera de varios siglos declarada Monumento Natural.

Detrás encontrará el núcleo central del Palacio Nuevo, en cuyo piso noble se conservan las cámaras del Rey, con amplios ventanales abocinados, y de la Reina. Desde la primera cámara se accede a la Galería del Rey, mientras que la cámara de la Reina comunica con un pequeño patio llamado del "Naranjo" o "jardín de la Reina".

Sobre el núcleo central que alberga las cámaras se alza la silueta de las distintas torres almenadas. La más alta y espectacular es la torre del "Homenaje", mientras que la más caprichosa es la de las "Tres Coronas". Desde la torre de los "Cuatro Vientos" los reyes seguían los torneos. Ahora no podrá ver torneos, pero sí disfrutará de una bella panorámica.

En la zona más sombría del palacio encontrará el pozo del hielo, cuya tapadera recuerda a una enorme cáscara de huevo. En él se guardaban capas de nieve para conservar los alimentos, de ahí que se conozca como "la nevera".

Durante su visita no olvide el lujo que rodeaba a este palacio. Contaba con exóticos jardines, algunos suspendidos a casi 20 metros de altura y un pequeño parque zoológico con leonera que se hallaba en los desaparecidos Jardines o Huertos del Rey, al este del actual Palacio. Además sus paredes estaban ricamente decoradas con azulejos, yeserías y techos de madera tallada. Tras el incendio, sólo permanece la decoración de la conocida como Cámara de los Yesos.

Fue escenario de juegos como la pelota y la raqueta y, en ocasiones especiales, se celebraban justas y torneos, como los organizados durante la boda de la princesa borgoñona Agnes de Clèves y el Príncipe de Viana, hijo de Carlos III, y cuyo título lo ostenta hoy la Princesa de Asturias. Otra diversión muy arraigada fueron las corridas de toros.

Y además del Palacio...

En la plaza que sirve de antesala al castillo, a través de unas escaleras de caracol, accederemos a las galerías medievales en las que existe un exposición sobre la vida de la corte de Carlos III el Noble.

La visita al palacio puede completarse con la iglesia gótica de Santa María y la románica de San Pedro, dotada de claustro y airosa torre gótica rematada por aguja, que rivaliza con las que animan el perfil del Palacio. Asimismo podrá conocer el recinto amurallado romano más completo y mejor conservado de Navarra, si recorre sus murallas defensivas. Callejee sin prisa, recorra sus rúas y como colofón, disfrute en la mesa de las especialidades de la zona regadas por los afamados vinos de Olite, que ostentan la Denominación de Origen Navarra. No olvide visitar el Museo del Vino de Navarra, que tiene su sede en esta localidad.

Y si desea retroceder a la Edad Media en Olite, nada mejor que acercarse durante las Fiestas Medievales, que se celebran en el mes de agosto a lo largo de tres días. En la trasera del palacio tiene lugar también en el verano parte del programa del Festival de Teatro Clásico de Olite.

[<< volver ]


UBICACIÓN:

HORARIO:

De otoño 2016:

  • En septiembre: de lunes a viernes, de 10:00 a 19:00. Sábados y domingos, de 10:00 a  20:00.
  • Hasta el día 12 de octubre: de lunes a domingo, de 10:00 a 19:00.
  • A partir del día 13 de octubre: de lunes a viernes, de 10:00 a 18:00. Sábados y domingos, de 10:00 a 18:30.
  • En noviembre y diciembre: de lunes a domingo, de 10:00 a 18:00.
(*) Última entrada permitida media hora antes del cierre.

PRECIOS

Precio entrada: 3,50 €

Observaciones: 2€ reducida.

VISITA GUIADA

Precio visita: 4,90 € (3.50€ para mayores de 65 años, niños entre 6 y 13 años y carné joven). Venta de entradas en taquilla o a través de www.guiartenavarra.com

Horario - De otoño 2016: Consultar en www.guiartenavarra.com

Horarios, fechas y precios orientativos. Se aconseja confirmar con la entidad responsable.



www.turismo.navarra.es

+34 848 420 420

30-09-2016

Reyno de Navarra, Tierra de diversidad