Tierra de tradiciones

Navarra es una tierra rica en historia y leyendas, en tradiciones ancestrales, en fiestas populares que vive con emoción. En Navarra somos fieles a lo que fuimos y a lo que somos.

Tenemos carnavales con una gran riqueza etnográfica. En marzo se celebra la peregrinación con mayúsculas, la Javierada, y con la llegada de la primavera, Navarra se inunda de romerías. La Semana Santa se vive con especial fervor en Corella, Tudela y Pamplona. A principios de mayo se celebra el Día de la Almadía, y una vez llegado el verano y mientras en Pamplona se lanza el chupinazo anunciador de las universales Fiestas de San Fermín, en el Pirineo se rememoran akelarres y tratados medievales, se representan danzas ancestrales y se exhibe el deporte rural. En la Zona Media y la Ribera suena la jota, se sueltan las vacas bravas y se celebran multitud de animadas fiestas patronales.

Ya en otoño, los rebaños trashumantes roncaleses entran en las Bardenas y con la llegada de la temporada de caza de la paloma, Etxalar se llena de expectación. Y en invierno, los Reyes Magos de Oriente y el Olentzero bonachón, vienen cargados de regalos para los niños. El mejor broche para despedir el año.

Razones para descubrir Navarra