Una naturaleza que emociona

Desde las nevadas cumbres del Pirineo hasta áridas Bardenas Reales, te animamos a descubrir la riqueza natural de una región que ha sabido respetarla y conservarla. La variedad climática de Navarra, sorprendente para una pequeña comunidad como la nuestra, nos ha regalado valles siempre verdes como Roncal o Baztan, hermosos y coloridos bosques como la impresionante Selva de Irati, Orgi o Quinto Real y gargantas de vértigo  talladas por el paso del agua como las foces de Lumbier o Arbayún.

Además podrás gozar de apacibles embalses como los de Leurtza, de embalses rodeados de bosque como los de Irabia o Eugi, de embalses activos como el de Alloz o de remansos para las aves como las Lagunas de Pitillas o las Cañas. Y también podrás adentrarte en cuevas de leyenda como las de Zugarramurdi o en grutas que esconden bellas formaciones como las de Mendukilo y Urdazubi/Urdax.  En Navarra existen muchos espacios protegidos, entre ellos, tres parques naturales: el PN de Bertiz, el PN de Urbasa-Andia y el PN de Bardenas Reales.

Si amas la naturaleza, aquí vas a disfrutar.


Razones para descubrir Navarra