Gente auténtica y solidaria

Dicen que las navarras y los navarros somos así: amigos de nuestros amigos, solidarios, sinceros, algo testarudos, acogedores… gente maja. Y lo dicen quienes nos visitan, por ocio y por negocios, los que vinieron y se fueron o los se quedaron y aquí siguen.

Y eso que nuestros caracteres difieren de norte a sur, como lo hacen el clima, los paisajes o la gastronomía. Así, los cerrados valles del norte, han delineado el carácter noble y amable de las gentes del caserío, que disfrutan del recogimiento, de las conversaciones y de las leyendas en torno al fogón. En cambio, de camino al sur, las montañas dan paso a amplias llanuras tostadas por un sol que anima a vivir en la calle y que perfila el carácter extrovertido y abierto de sus gentes.

A ver qué dices tú…

Razones para descubrir Navarra