Puerta de entrada del Camino de Santiago

Navarra es puerta del Camino de Santiago en la península y dos grandes vías la atraviesan: la que entra por el Pirineo pasando por la legendaria Roncesvalles y la que, procedente de Aragón, cruza Sangüesa. 200 kilómetros para disfrutar de un prolífico legado artístico y una diversidad natural, cultural y gastronómica, dentro del llamado Camino Francés, que el rey navarro Sancho III el Mayor promovió en el siglo XI como ruta oficial.

Podrás recorrerlo en coche, a pie, en bicicleta o a caballo y te sumergirás en este camino histórico sin parangón, que se nutrió del intercambio cultural y que hoy sigue siendo encuentro de caminantes, que se mueven por religiosidad, por cultura o por deporte, resultando en cualquier caso una experiencia personal inolvidable.

Nació y tuvo su apogeo en la Edad Media, pero el Camino está hoy más vivo que nunca.

Razones para descubrir Navarra