Propuestas turísticas


22 Mar 16

Sendaviva, una de las principales atracciones turísticas de la Ribera navarra, inaugura temporada

Ubicado en la localidad de Arguedas, en la Ribera navarra, el parque de aventura y diversión Sendaviva ha inaugurado este fin de semana la temporada de 2016 con novedades. La nueva atracción “cine de pesadillas”, la incorporación de un buitre leonado a la exhibición de vuelo de rapaces y varios eventos, repartidos durante el año, se suman a la oferta de ocio y naturaleza ya existente que incluye espectáculos, más de treinta atracciones y ocho sendas donde es posible observar animales de todo el mundo.




Los jaguares, tigres, cebras, avestruces, cobos o emúes son los protagonistas de la “Senda de los Exóticos”, uno de los ocho recorridos naturales que tiene este parque en el que habitan unos 800 animales de 200 especies diferentes. Por su parte, la naturaleza se combina con el espectáculo en la exhibición de vuelo de rapaces. Sus demostraciones permiten contemplar de cerca el majestuoso cóndor andino y otras aves como el azor, el águila escudada, cernícalos o cuatro tipos de buitre.

En la zona del huerto, los más pequeños conocerán de cerca los productos agrícolas navarros y se familiarizarán con el trabajo del campo. Este huerto navarro es una de las más de treinta atracciones del parque, algunas de ellas de récord, como la tirolina de 650 metros, la más larga de Europa o el mayor tubing de España, un tobogán recto de 300 metros de longitud.

También aportan diversión los acróbatas y payasos del Circo de Sendaviva. Bajo su carpa, los visitantes disfrutarán de los malabarismos y equilibrios de artistas formados en el “El Circo del Sol”. Además, durante esta temporada, se podrá asistir a los espectáculos de magia del mes de mayo o vivir un Halloween de miedo.

En su apuesta por la naturaleza, Sendaviva colabora con diferentes programas de conservación de la fauna autóctona navarra orientados a proteger especies como la jaca navarra, las vacas betizus o el caballo de Burguete.

 En los alrededores

Sendaviva está ubicado en la Ribera de Navarra, a poca distancia de enclaves de gran valor natural, paisajístico y cultural tan diversos como el Parque Natural de las Bardenas Reales o Tudela, en plena huerta navarra. 

Las Bardenas Reales, declaradas reserva de la Biosfera por la UNESCO, se encuentran a unos 10 kilómetros. Este paraje de apariencia semidesértica ha sido creado por la erosión a lo largo de millones de años. Varias rutas recorren sus tres zonas: el Plano, la Bardena Blanca y la Bardena Negra y acercan a los visitantes a sus miradores. Además de paisajes, este lugar esconde historias y tradiciones: fue el escenario de las hazañas del bandolero Sanchicorrota y aún hoy, en septiembre, se celebra la Sanmiguelada, el momento en el que miles de ovejas se desplazan desde el Pirineo a la zona del Paso por la Cañada de los Roncaleses.

Tudela, la segunda población de Navarra, también se ubica a poca distancia. De origen islámico, durante cuatro siglos convivieron en ella musulmanes, judíos y cristianos. Todas estas culturas han dejado unas huellas que se reflejan en sus calles y en monumentos como la Catedral de Santa María, levantada sobre los restos de una mezquita.

En la Vía Verde del Tarazonica, los amantes del deporte en la naturaleza pueden recorrer a pie o en bicicleta los 22 kilómetros que separan Tudela y Tarazona, en Aragón.

Cualquiera de estos tres lugares son un buen complemento a una visita a Sendaviva, un parque que, con sus 120 hectáreas, es el más grande del país.