Propuestas turísticas


13 Dec 12

Navarra: paraíso del turismo rural

Navarra es un destino ideal para realizar una escapada, para regresar al tiempo tranquilo y disfrutar del descanso. Pasar unos días con los amigos o la familia en una casa rural o en un hotel rural va más allá de descansar en un entorno diferente; es sinónimo de encontrar un lugar en el que dormir y despertar con la sensación de estar en un nuevo mundo.



Ezcároz

 
El turismo rural nos brinda también la posibilidad de disfrutar de la nieve paseando con raquetas o practicando esquí nórdico; nos acerca a lo mejor de la gastronomía Navarra y también nos ofrece la posibilidad de descubrir secretos de la historia en exposiciones tan interesantes como Occidens o en la denominada Ruta de los Castillos.

Navarra invita al paseo en las últimas semanas del otoño y primeros meses del invierno. Son días para la excursión, la recogida y la charla o la degustación de sabrosas recetas en las que no faltarán las mejores verduras de invierno, las setas, las alubias rojas, los guisados con carne de caza, los vinos y licores típicamente navarros.

El turismo rural se identifica con Navarra desde hace décadas. Fue la pionera en su desarrollo y ha apostado por la calidad y la especialización. Hay oferta para todos los gustos y necesidades: 750 casas rurales que superan las 5.350 plazas; 31 apartamentos turísticos; 26 hoteles y 56 hostales rurales, varios de ellos con la Q de Calidad Turística.

Un buen ejemplo del desarrollo del Turismo Rural es el agroturismo. La Asociación de Agroturismos de Navarra Abelore agrupa a cerca de treinta alojamientos que combinan la recepción hotelera con la posibilidad de que el viajero participe en las actividades cotidianas de una explotación rural, que pueden ir de conocer cómo crían a sus animales a redescubrir la vida en el campo o elaborar productos caseros. El objetivo es dar a conocer el modo de vida, las costumbres y la cultura de las personas que viven en las localidades en las que se ubican estas casas rurales y sus alrededores.

Quienes se acerquen a Navarra en estos días descubrirán que el invierno se irá colando, poco a poco y, con él, la quietud y el silencio que nos acercan a la chimenea. Las primeras nevadas serán la excusa perfecta para redescubrir el paisaje, dar un paseo con raquetas en Los Pirineos o practicar el esquí nórdico en Larra-Belagua, al norte del Valle de Roncal o en Abodi, en la selva del Irati.

En la Zona Media y en la Ribera, las huellas de la historia le trasladarán a la Edad Media, al tiempo en el que las fronteras se marcaban con la construcción de castillos, atalayas y monasterios. Muchos de los hitos de la Ruta de los Castillos y Fortalezas se encuentran aquí: el Palacio Real de Olite, el cerco de Artajona, el conjunto amurallado de Viana, el castillo de Javier, el castillo de Marcilla o el de Cortes. Y en la propia capital de Navarra, que siempre merece una escapada, no hay que dejar de visitar la moderna exposición Occidens, situada en la Catedral de Pamplona y en la que se descubren los tesoros y la historia de la seo.

Rutas gastronómicas, visitas guiadas, parques de aventura, cuevas o antiguos molinos… siempre habrá algo para hacer mientras disfruta de los mejores alojamientos rurales de España. Navarra se encuentra entre las tres regiones con la nota de satisfacción más alta entre los visitantes, según un informe elaborado por el Instituto de Estudios Turísticos (IET). Por eso; el turista que visita Navarra, repite.

Para más información sobre turismo en Navarra, visite la página de Turismo Reyno de Navarra www.turismo.navarra.es y para reservar la estancia, lo puede hacer a través del servicio on line Navarra booking, una central de reservas que le pondrá en contacto directo con numerosos establecimientos.