Nuevos servicios turísticos


22 Mar 07

Navarra inaugura el primer Museo de la Trufa de España

¿Sabía que los egipcios comían trufas negras rebozadas en grasa y cocidas en papillote, y que los griegos y los romanos atribuían a este producto un alto valor afrodisíaco?. Si quiere conocer más curiosidades sobre este preciado manjar, le proponemos una visita al primer Museo de la Trufa de España. Está situado en la villa navarra de Metauten, en la comarca de Tierra Estella, una zona en cuyas entrañas crece de forma natural el hongo más valorado por los cocineros: la trufa negra.



Museo de la trufa

El Museo de la Trufa-Centro de Interpretación de Metauten nace con el objetivo de promocionar entre el gran público la trufa negra, un recurso natural que encuentra en la comarca de Tierra Estella, al abrigo de la Sierra de Lóquiz, el lugar ideal para desarrollar todas sus propiedades.

A través de diferentes paneles informativos y material multimedia, el visitante tendrá la oportunidad de conocer las singularidades de este misterioso fruto al que el gastrónomo Brillat-Savarin bautizó como “diamante negro”. El Museo explica detalladamente todas las particularidades que rodean a este hongo, desde sus características, su biología y el entorno natural en el que se desarrollan hasta su localización en Europa y el papel que desempeñan en la cultura gastronómica actual. La información se completa con una proyección multimedia interactiva, que recoge los aspectos más relevantes de la trufa y de su ciclo biológico.

Una de las piezas estrella de la exposición es un árbol que informa sobre todo lo referente a la búsqueda y recolección de este tesoro. Hoy en día, la recogida de trufas se realiza con la ayuda de perros adiestrados que, gracias a su olfato, indican el lugar exacto en el que se encuentran las piezas. La época de la recolecta va desde diciembre hasta mediados de marzo.

Además, el museo dispone de una sala con una pantalla panorámica en la que se proyectan imágenes de la Sierra de Lóquiz y un vídeo, en el que han participado el restaurador navarro Koldo Rodero y el truficultor Serafín Nieva, que hace un recorrido a través del proceso de recolección de la trufa.
Como complemento a la exposición, el Centro de Interpretación de Metauten ofrece al visitante la posibilidad de adquirir productos trufados: foie de oca y de pato y trufas en su jugo. Durante la temporada de trufas, está previsto poner a la venta trufa fresca de la zona.

El Museo de la Trufa estará abierto al público los fines de semana del 16 de septiembre al 15 de junio, aunque se podrán concertar visitas guiadas entre semana. En la época estival, del 16 de junio al 15 de septiembre, abrirá de martes a domingo.

El proyecto, que ha sido cofinanciado por el Departamento de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Vivienda, el Departamento de Cultura y Turismo-Institución Príncipe de Viana y el Departamento de Agricultura, Ganadería y Alimentación del Gobierno de Navarra, el Ayuntamiento de Metauten, la Asociación de truficultores de Lóquiz y la Asociación de Desarrollo Rural Teder, ha contado con la colaboración de la Universidad de Navarra y del Instituto Técnico de Gestión Agrícola (ITGA).

La trufa negra en Navarra

En Navarra, la trufa negra crece en toda la Zona Media, desde el Valle de Aguilar pasando por los valles situados en las estribaciones de la sierra de Lóquiz, sierra de Alaiz e Izco hasta la parte más oriental en la sierra de Ayllón.

La producción varía cada año ya que está sujeta a unas condiciones meteorológicas concretas; para que este tipo de hongo crezca necesita veranos lluviosos. Este año los truficulturores navarros han recogido cerca de 200 kilos de trufa.

La trufa negra se ha convertido en el condimento por excelencia de las creaciones culinarias más vanguardistas. Su carne, de consistencia firme, está recorrida por finas venas blancas muy ramificadas y desprende un perfume intenso y delicado que varía según el estado de madurez. Se utiliza para condimentar todo tipo de platos, carnes y embutidos y un pequeño trozo es suficiente par dar sabor a un guiso. Mide de 3 a 7 cm y su peso oscila entre los 20 y los 200 gramos, aunque excepcionalmente pueden superar incluso los 600 gramos.

Más información en www.museodelatrufa.com