Fiestas y tradiciones


05 Jul 18

Lesaka también honra a San Fermín con los tradicionales bailes de los ezpatadantzaris

La localidad celebra sus fiestas patronales del 6 al 10 de julio



Los Sanfermines no solo se celebran en Pamplona. La villa de Lesaka también honra a San Fermín con un variado programa de actos. Los lesakarras darán comienzo a sus fiestas mañana, a las 12 del mediodía, con el chupinazo desde el balcón consistorial, y vivirán su día grande el 7 de julio, cuando celebran una de las tradiciones más espectaculares de la localidad: los ezpatadantzaris, los danzantes lesakarras que solo bailan este día en honor a San Fermín.

Una vez finalizada la procesión, los vecinos y visitantes de Lesaka bajan a Eskol-ttiki, donde los ezpatadantzaris empiezan el baile. Un capitán dirige a la comitiva formada por un número par de jóvenes en dos filas, unidos entre sí por makilas (bastones que representan espadas). Van vestidos de blanco con escapularios y cintas de colores, alpargatas y cascabeles en las pantorrillas.

El Zubigainekoa , la danza símbolo de la paz

Entre otras danzas, destaca el Zubigainekoa , que traducido al castellano significa "encima del puente", ritual símbolo de la paz que se firmó en el siglo XV entre los barrios de Lesaka y que pone a prueba el equilibrio de los dantzaris que han de bailar encima de los petriles del río Onín. Acto seguido, la bandera de la villa, al son del Bandera-arbola, es ondeada sobre el puente. Los ezpatadantzaris, la comitiva y los visitantes la acompañan a la Plaza Zaharra, donde volverá a ser bailada por los ezpazadantzaris, que le formarán el arco de honor con sus makilas, antes de ser izada en el balcón consistorial.

Previamente al chupinazo, como novedad este año, la renovada Comparsa de Gigantes y Cabezudos saldrá en Kalejira hasta el Ayuntamiento, dónde se unirá al resto de vecinos en el comienzo de las fiestas. Una actuación de mariachis y otra kalejira de la Batzukada, el grupo de batukada de la localidad, son otras de las novedades que se unen al resto de actos programados, como las tamborradas, la suelta de vaquillas, los partidos de pelota a mano o el festival de bertsolaris.