Propuestas turísticas


21 Jul 06

Fiestas en Navarra: la alegría del verano



Fiestas de Tudela

Navarra se identifica con la fiesta en verano. Tras la celebración de los Sanfermines durante los primeros días de julio, ciudades, pueblos y villas de toda Navarra celebran sus respectivas festividades con un denominador común: la intensa participación, ligada en ocasiones a tradiciones seculares y en otras a la música, el folklore y la mejor gastronomía. Las fiestas de Tudela, Estella, Tafalla, Sangüesa, Alsasua a Corella son algunas de las más populares en Navarra pero también otras de localidades más pequeñas son conocidas fuera de la Comunidad gracias a sus tradiciones, actuaciones culturales o su singularidad.

La capital de la Ribera, Tudela, celebra las fiestas en honor a Santa Ana entre el 24 y el 30 de julio. Los días más relevantes son el 25, día de Santiago y el 26, día de la patrona de la ciudad, Santa Ana. Entre los actos de las fiestas de Tudela, destacan sus procesiones, los encierros y corridas de toros, la concentración de gigantes y el baile de ?la Revoltosa?, que tiene lugar por la noche alrededor del quiosco de la plaza de los Fueros.

     Estella celebra este año sus fiestas en honor de San Andrés y la Virgen del Puy entre el 4 y el 11 de agosto. Los eventos más conocidos dentro y fuera de la Ciudad del Ega son el viernes de gigantes, día de inicio de las fiestas; la procesión en la que participan grupos de danzas, rondallas, gaiteros, autoridades, etc; los encierros de vacas y corridas de toros; las "bajadicas" del Puy y el Baile de la Era.
     Si en la localidad de Leitza se celebran las fiestas entre el 10 y el 15 de agosto, precisamente ese día, festividad de la Virgen de la Asunción, marca uno de los puntos culminantes de las festividades estivales en Navarra. Decenas de localidades programan sus fiestas esos días, así que el turista tendrá oportunidad de conocer el buen ambiente y la hospitalidad navarra se encuentre donde se encuentre. Entre las más conocidas están las de Tafalla, que tienen lugar del 14 al 20 de agosto. Cuentan con encierros y corridas de toros, gigantes, festivales de danzas y un magnífico ambiente. Las de Tafalla coinciden en el tiempo con las fiestas de Falces (del 12 al 21), con el peculiar encierro del Pilón, en el que las vacas bajan del monte por un estrecho camino.

     Las fiestas se sucenden a lo largo de todo el verano, con las de Lumbier (del 30 al 4 de agosto) como nexo de unión de agosto y septiembre, mes en el que tienen lugar celebraciones en tres de las poblaciones más grandes de Navarra: Sangüesa (del 11 al 17), Alsasua (14) y Corella (23 al 30) en honor a San Miguel.
     En éstas y otras localidades de Navarra se puede disfrutar durante el verano de fiestas en calles, plazas, bares y restaurantes. Cada población aporta su particularidad pero, en todas, se vive el espíritu festivo que ha hecho internacionalmente famosa a la Comunidad que, no es de extrañar, se identifique, tantas veces, con la palabra ?fiesta?.