Propuestas turísticas


21 Dez 06

Invierno en Navarra, el placer de sentir la nieve

El invierno trae la nieve a las montañas de Navarra. Con la llegada de la estación más fría del año, la naturaleza se muestra en su estado más puro. Pisar nieve virgen, realizar una travesía con raquetas de nieve por los valles del Roncal y Salazar o practicar esquí de fondo en las estaciones de Larra-Belagua y Abodi son experiencias que nos acercan al silencio, a la tranquilidad, al sosiego.



Raquetas nieve en el Pirineo

Pisar nieve virgen

La sensación de caminar abriendo huella en un paraje inmaculado es una de las mejores propuestas que esperan al visitante que decide conocer Navarra en invierno. El contacto con la naturaleza se vuelve más íntimo y el paisaje ofrece postales idílicas. Aunque existen muchas formas de desplazarse sobre la nieve, una de las más simples y quizás menos conocidas es hacerlo con raquetas de nieve. Ideal para excursionistas que quieren disfrutar de la montaña en esta época del año o para esquiadores que quieren huir de las pistas concurridas, las raquetas garantizan un desplazamiento cómodo.

El Pirineo navarro alberga numerosas zonas idóneas para la práctica de esta actividad. El Valle del Roncal es el destino ideal para aquellos turistas que desean acceder a bellos parajes de alta montaña pero que no se atreven con la montaña nevada. La reserva natural de Larra y el Valle de Belagua cuentan con recorridos adaptados a todos los públicos, desde itinerarios con escasos desniveles dirigidos a personas mayores y familias, a paseos destinados a senderistas y montañeros o recorridos que incluyen ascensos a las míticas cumbres de la zona. Se recomienda hacer excursiones acompañados de guías y asesorados por las empresas de turismo activo y cultural de Navarra.

Esquí de fondo entre cumbres y bosques

Los amantes del esquí de fondo tienen en Navarra la oportunidad de combinar deporte y turismo. Los circuitos de esquí de fondo de la estación de Larra-Belagua permiten conocer uno de los rincones más atractivos del Pirineo navarro mientras se practica la modalidad más relajada de los deportes de invierno. La estación dispone de más de 25 km de pistas pisadas y balizadas y se divide en cuatro áreas: el área de El Rincón de Belagua o La Mata de Haya (10 km), el área de Eskilzarra (5,5 km), el área de El Ferial-Zampori (10,5 km) y el área de La Contienda, actualmente en obras por ampliación.

Las pistas más cercanas al pueblo de Isaba, concretamente a 12 km, son las de La Mata de Haya o Rincón de Belagua. Están a 1.000 metros de altura y discurren por prados y bosques, con una dificultad entre fácil y muy fácil que en conjunto suman 10 km de pistas. Siguiendo la carretera y a 6 km de las pistas de La Mata de Haya, se encuentran las pistas de Eskilzarra. Ubicadas en pleno puerto y a 1.400 m de altura, el circuito de Eskilzarra consta de pistas de todos los niveles. A 4 km se localiza la zona de El Ferial-Zampori. Su orientación norte le otorga unas condiciones óptimas para la práctica del esquí nórdico. Dispone de 10 km esquiables, que se pueden ampliar a 20 cuando la nieve enlaza este circuito con las pistas de Eskilzarra a través de la zona de Bortuzko. La última zona de la estación es La Contienda, un pequeño valle situado a 1.700 m que actualmente se encuentra en obras.                
                          
Otra opción para practicar esquí nórdico es acudir a la estación de Abodi, en el Valle de Salazar. Dispone de 31 km. de pistas señalizadas y pisadas que se adentran en un magnífico bosque de hayas. Las cinco pistas de Abodi son: Zamukadoia, con un tramo muy fácil de 9,2 km y un segundo tramo difícil de 8,4 km, Cruz de Osaba, con 7,6 km, Zerilla, con 4,5 km, Virgen de las Nieves y Rasos de Abodi, con recorridos que varían según la cantidad de nieve caída y por último, la unión entre pistas, que suman 3,5 km.


Para ampliar información sobre los Pirineos consulte nuestra web
Tfno. Oficina Turismo Roncal: 948 47 52 56
Tfno. Oficina Turismo Ochagavía: 948 89 06 41