Propuestas turísticas


18 Aug 14

La Vuelta regresa a Navarra

Navarra acogerá, tal y como hiciera hace dos años, una etapa de la nueva edición de la Vuelta a España de ciclismo, que se celebrará del sábado 23 de agosto al domingo 14 de septiembre de 2014. La etapa comenzará en Pamplona el miércoles 3 de septiembre, para ascender al Santuario de San Miguel de Aralar desde Uharte-Arakil, final inédito en esta competición. Una buena oportunidad para visitar y conocer este rincón del norte de Navarra.



Santuario de San Miguel de Aralar

Será la undécima etapa de la Vuelta, que vendrá tras la contrarreloj de Zaragoza, y contará con una primera parte llana y una segunda más exigente. Antes de recorrer los últimos kilómetros, los ciclistas se deberán enfrentar al puerto de Lizarraga, de 2ª categoría, para más tarde recorrer la exigente subida de San Miguel de Aralar, que tiene rampas que alcanzan el 13% y que promete ser, con sus 11 kilómetros de distancia, 886 metros de desnivel y 1341 metros de altitud, uno de los puntos más decisivos de la etapa. El recorrido atravesará localidades navarras como Noáin, Tafalla, Estella, Etxarri-Aranaz y Lakuntza.

La 69ª edición de la Vuelta a España de ciclismo se caracteriza por tener un recorrido más equilibrado que otros años. Los finales en alto se ven reducidos a ocho, frente a los once que tuvo en 2013 y los diez de 2012. Además, la carrera acabará en Santiago de Compostela y no en Madrid, como suele ser habitual. Dará comienzo el día 23 de agosto con una contrarreloj por equipos en Jerez de la Frontera.

Quieres viajen a Navarra para presenciar la etapa, tendrán ocasión de disfrutar de las actividades culturales que ofrece la Comunidad Foral. Una buena opción, con motivo de la Vuelta, es realizar la ruta de cicloturismo que recorre la Vía Verde del Plazaola, una antigua vía de tren que unió por primera vez Pamplona con San Sebastián, que parte desde Lekunberri hasta Andoain (Gipuzkoa), un trayecto sin interrupciones de 38 kilómetros. La dificultad es baja y ofrece la posibilidad de ver bonitos paisajes como el valle de Larraun o Leitzaran.

Naturaleza e historia

La etapa finalizará en el Santuario de San Miguel de Aralar, situado en la cima del monte Artxueta y que se erigió hace más de un milenio. En su interior encontraremos un retablo románico, considerado obra cumbre de la esmaltería europea. El templo está situado en una zona estratégica, desde la que se puede disfrutar de una espectacular vista que abarca el corredor de Arakil, San Donato y las sierras de Urbasa y Andia.  

Próximas a la meta se encuentran localidades como Leitza, famosa por su gran tradición de deporte rural, que cuenta con un bello ayuntamiento, una iglesia porticada y los espectaculares bosques de Leitzalarrea, y que se ha hecho muy popular este año por el rodaje en sus calles de la película ‘Ocho apellidos vascos’.  También es una buena ocasión para visitar Lekunberri, tierra de caserones en la que se encuentra la iglesia gótica de San Juan Bautista.

Muy cerca de Lekunberri, en el valle de Larraun, tenemos la cueva de Mendukilo. Aunque durante años estuvo reservada a espeleólogos, en la actualidad está totalmente acondicionada para hacerla accesible a todo aquel que quiera conocer los secretos más profundos de la sierra de Aralar. El recorrido turístico nos lleva a través de una pasarela flotante hasta las tres salas que conforman el corazón de la cueva.

Quienes deseen conocer la cueva al desnudo, sin iluminación artificial ni otras infraestructuras, podrán hacerlo gracias al programa espeleoaventura, que permite conocer la Sala del Guerrero, una estancia situada bajo el recorrido turístico, a 70 metros de profundidad. Es necesario contar con una buena forma física, pero la oportunidad de conocer esta sala, conocida también como ‘La Catedral’ por su descomunal tamaño, bien merece el esfuerzo. 

La etapa navarra de la Vuelta pasará también por Olite, que durante la Edad Media fue sede real y alojó en su seno a reyes y princesas. Cada una de las partes de la localidad, desde las galerías medievales hasta las iglesias, destila historia, pero el Palacio Real de Olite destaca entre todas ellas. Declarado Monumento Nacional en 1925, fue uno de los castillos medievales más lujosos de Europa, y contaba con cuidadas decoraciones y exóticos jardines. Una auténtica inspiración que ayuda a sumergirse de lleno en otra época.

Para obtener más información sobre turismo en Navarra acceda a su web www.turismo.navarra.es o llame al teléfono de información turística 848 420 420.