Propuestas turísticas


23 Jul 13

24 horas nadando junto a las enfermedades raras en el embalse de Alloz

El próximo sábado 27 de julio el nadador Carlos Peña intentará nadar de forma continuada durante 24 horas en el embalse de Alloz, con el fin de colaborar con los afectados en Navarra por alguna de las llamadas enfermedades raras o poco frecuentes. Peña iniciará su aventura a las 12:00 horas del día 27 y la culminará a la misma hora del domingo 28 de julio.



El embalse de Alloz acogerá este evento solidario que pretende sensibilizar a la población acerca de las necesidades de las familias y personas con enfermedades raras o poco frecuentes, con una actividad de gran esfuerzo, de riesgo y atractiva.

Serán dos días de ocio participativo, en un acto pensado para difundir las enfermedades raras entre la ciudadanía y recaudar fondos para ayudar a los afectados y sus familias. Se podrá participar patrocinando minutos del esfuerzo de Carlos Peña, con aportaciones de un euro por minuto o nadando en relevos solidarios de 2 euros por cada cinco minutos. También se puede ayudar asistiendo a las muchas actividades que se han organizado en el embalse de Alloz, junto al camping de Aritzaleku: habrá talleres de pinta caras, papiroflexia, cuentacuentos, torito de agua, conciertos, batucada, bailes populares, pinchos y bebidas, venta de merchandising, sorteos, etc.

El domingo 28, cuando Carlos Peña finalice sus 24 horas de natación junto a las enfermedades raras, se realizará un acto final con un obsequio al propio Carlos Peña y entrega de premios a los padrinos.

Las inscripciones pueden hacerse a través de los teléfonos 948203322 y 618977589, de la web www.enfermedadespocofrecuentes.org y del correo electrónico enfermedadesrarasnavarra@hotmail.com.

Embalse de Alloz y Bahía de Lerate

El Embalse de Alloz es un mar de agua alimentado por el río Salado y rodeado de quejigales, pastizales, matorral y pinos. Se trata del segundo embalse en importancia de Navarra, después de Yesa, y es un espacio ideal para disfrutar de los deportes náuticos, la pesca o, simplemente, para relajarse. 

A sólo quince minutos de Estella-Lizarra, en dirección noreste, entre los municipios de Yerri y Guesálaz, este escenario de aguas turquesas es elegido por turistas y vecinos para realizar alguna de las múltiples actividades que pueden desarrollarse en él y sus alrededores.

Cada estación enseña al visitante una cara nueva del embalse de Alloz. En primavera y verano, se convierte en un lugar muy apropiado para estrenarse en la vela recibiendo un "bautizo" o practicar este deporte si ya se tiene experiencia alquilando distintas embarcaciones, como piraguas, tablas de windsurf y pequeños barcos de vela. El camping Aritzaleku, en Lerate, es el punto de referencia para llevar a cabo estas y otras actividades. 

Otro de los deportes tradicionales es el surf. Y es que el embalse de Alloz es punto de concentración de los surfistas, ya que aquí son muy habituales los vientos de fuerza tres y cuatro apropiados para la práctica del surf y el windsurf. Además, este enclave natural es elegido por los aficionados a la pesca que suelen acudir a la cola del pantano donde se captura, fundamentalmente, trucha, barbo y carpa.

Según datos aportados por la Asociación Turística Tierras de Iranzu-ko Lurrak, a lo largo de 2012 se acercaron hasta el embalse 54.000 personas, lo que supuso un incremento del 20% con respecto al año anterior.