Propuestas turísticas


21 Mai 13

Rutas para descubrir la cultura, deporte y tradición de Navarra

El incremento del interés de la sociedad por conocer sus raíces, su cultura e historia han convertido al turismo cultural en una pujante alternativa vacacional. Navarra apuesta por este tipo de turismo y lleva años invirtiendo en el diseño de atractivas propuestas y en la promoción de rutas culturales.



El rincón de Hemingway

Entre las rutas que propone Reyno de Navarra hay todo un abanico dedicado a recorrer sus tradiciones: las hay dedicadas a la brujería, al vino, a la pelota, la historia del Carlismo o al escritor Ernest Hemingway, que nos ayuda a recorrer los lugares preferidos del escritor enamorado de los Sanfermines.

Las rutas se convierten en hilo conductor de viajes y propuestas, de maneras diferentes de conocer los atractivos que ofrece Navarra al visitante. Paneles y carteles colocados en decenas de poblaciones indican por dónde pasa cada una de ellas e informan sobre acontecimientos históricos, curiosidades y eventos relacionados.

Las rutas culturales de Navarra

Hechicería, magia, pócimas y leyendas son algunos de los ingredientes que ofrece la Ruta de la Brujería Navarra a los amantes del misterio y la historia. Dividida en cuatro itinerarios, el visitante podrá conocer de primera mano la historia de la sociedad navarra de los siglos XVI y XVII caracterizada por los mitos y leyendas ancestrales de antaño.

Los circuitos proponen visitar Zugarramurdi, Urdazubi/Urdax, los valles de Roncal o Salazar, Leitzaran, poblaciones de la comarca de Sangüesa o Lumbier, Viana,  Bargota…. Este mapa dibuja un recorrido entre paisajes de gran belleza y poblaciones que esconden un halo de misterio y que permiten al turista disfrutar del sabor de las tradiciones gastronómicas únicas.

Para revivir los principales enfrentamientos y encuentros entre liberales y carlistas, todos aquellos curiosos por la historia española podrán seguir la Ruta del Carlismo. Muchas poblaciones de los Pirineos y de la Zona Media acogieron conspiraciones, negociaciones, disputas y entrenamientos militares que tuvieron lugar en el siglo XIX, momento de auge del movimiento Carlista.

Los principales espacios que fueron testigos de este movimiento y que tuvieron una gran presencia en el Reyno fueron la localidad de Estella-Lizarra, capital del Carlismo durante muchos años; Puente de la Reina, lugar de paso hacia la conquista de Pamplona; BeraZugarramurdi o Etxalar

En este itinerario, además de visitar los escenarios principales, nadie debe perderse el Museo del Carlismo, en Estella-Lizarra. Situado en el Palacio del Gobernador, en el casco histórico de la ciudad, alberga cuadros, uniformes, monedas, fotografías, documentos y material de gran valor histórico que explican a la perfección la trayectoria del Carlismo.
Para los amantes de la literatura también hay lugar en Navarra. La Ruta de Ernest Miller Hemingway recoge los puntos visitados por el novelista durante sus nueve estancias en Navarra. Enamorado de Pamplona y de su gente, Hemingway recorrió todas sus calles mientras disfrutaba de la gastronomía y los encierros de los Sanfermines. Su novela Thesunalso rises internacionalizó esta fiesta popular, ahora mundialmente conocida.

La Plaza del Castillo, el Paseo de Sarasate, la Calle Mercado o la Plaza de toros son algunos de los puntos que conforman esta ruta en la ciudad de Pamplona. Las localidades de Auritz/BurgueteAribeLekunberri también fueron visitadas por el escritor para buscar un momento más relajado y tranquilo además de disfrutar de su gran afición, la pesca.

La Ruta de la Pelota le otorga el toque lúdico al circuito cultural de la Comunidad Foral. La ruta recorre 39 localidades del Reyno, divididas en seis itinerarios diferenciados en los que se muestran las particularidades de un deporte que ha marcado durante siglos la personalidad de esta tierra. En sus frontones se juega a pala, a cesta punta, a remonte y a la reina de las modalidades, la pelota mano.

Municipios de gran tradición y afición a la pelota como Arraioz, Elbete, Elizondo, Leitza, Lesaka, Narbarte, Larraintzar, Olite,Sangüesa, Cabanillas, Huarte y, naturalmente, Pamplona albergan torneos y eventos dedicados a la pelota, un deporte extendido por toda la geografía navarra.